Avance en el llenado de las presas de agua de Marruecos

Las autoridades marroquíes han endurecido las medidas para frenar el desabastecimiento de agua - PHOTO/FILE
photo_camera Las autoridades marroquíes han endurecido las medidas para frenar el desabastecimiento de agua - PHOTO/FILE
Crece el nivel de los embalses marroquíes, pero a un ritmo desigual entre cuencas de diferentes zonas del Reino

El Ministerio de Equipamiento y Agua de Marruecos publicó los datos sobre llenado de presas de agua del país norteafricano y este se ubica en el 30,7% de una capacidad total de 4.940 millones de metros cúbicos. 

  1. Estado desigual
  2. Últimas lluvias y política de gestión del agua

Los datos son de principios de abril y muestran una foto realista del estado actual de los embalses marroquíes.

Estado desigual

El estado de las diversas cuencas es desigual porque el crecimiento ha sido más grande en unas presas que en otras, según la ubicación en el mapa marroquí. Un crecimiento del llenado de agua de estos embalses que ha llegado gracias a las últimas precipitaciones y a una importante política de gestión de los recursos hídricos por parte del Estado marroquí. 

Cabe destacar que hay varios embalses de agua marroquíes que están al 100% de su capacidad. Varias presas están a su capacidad máxima, como la de El Nahla, Chefchaouen, Cherif Al Idrissi, Oued Zaa, Bouhouda y Sidi Idriss. 

Además, otras cinco presas han superado el 90% de su capacidad total, como la de Dkhila, Ait Messaoud, Allal Al Fassi, Moulay Hassan Ben Mehdi y M'Siroum.

Las cuencas de Yaacoub Al Mansour, Abou Al Abbas Al Sebti y Sidi Saeed Maachou tienen unas tasas del 86,2, 78 y 66%, respectivamente.

Mientras, otras presas están a la mitad de su capacidad, como Sidi El Shahid, Bab Louta, Michelifen, Timinoutine y Sidi Mohamed Ben Slimane Jazouli, cada una al 50%. 

Los datos ministeriales desglosan además las tasas de llenado por cuencas, revelando variaciones entre regiones. La cuenca de Loukkos lidera con una tasa de llenado del 60,5%, seguida de Tensift con un 56,7%. Sin embargo, otras cuencas presentan tasas más bajas, como Moulouya (24,7%), Sebou (46,7%) y Oued Rheraïa-Chaouia (27,7%).

Algunas cuencas presentan tasas bajas, como Oum Er-Rbia, Souss-Massa, Draa-Wad Noun y Ksob-Ziz-Guerriss.

Presa de agua en Marruecos - PHOTO/FILE
Presa de agua en Marruecos - PHOTO/FILE

Últimas lluvias y política de gestión del agua

Las últimas lluvias en el norte de Marruecos han dado un respiro y han propiciado que los embalses de zonas como Tánger o Chefchaouen hayan crecido exponencialmente. El sur del reino marroquí tuvo menos precipitaciones y eso ha influido en la mayor desigualdad actual de reservas nacionales de agua. 

También ha ayudado la política de gestión del agua del Gobierno de Marruecos, que, ante las carencias de los últimos tiempos por los efectos del cambio climático y la ausencia de precipitaciones, había mostrado su preocupación por la falta del líquido elemento para el día a día ciudadano y para la actividad agrícola, un sector con un importante peso en el Producto Interior Bruto (PIB) de Marruecos. 

El Gobierno de Marruecos también ha venido implementando en los últimos meses una política de gestión del agua más intensa para aprovechar al máximo los recursos hídricos, tirando también de iniciativas orientadas a tener mayores reservas.

Presa de agua en Marruecos - PHOTO/FILE
Presa de agua en Marruecos - PHOTO/FILE

Una de esas iniciativas es un mayor auge en el sector de las desaladoras para aprovechar el agua del mar. Cabe recordar aquí que una planta desaladora o planta desalinizadora es una instalación que convierte el agua salada del mar (o salobre) en agua apta para el consumo humano, así como para usos industriales y de regadío, lo que permite aprovechar el agua del mar también como recurso hídrico.

Otra importante iniciativa es la de las autopistas del agua, que permiten unir diversas cuencas para favorecer a aquellas que tienen un porcentaje menor de llenado de cara a ayudar a un mejor suministro de agua en las zonas con menos recursos, como puede ser el sur del territorio marroquí.