No obstante, el ministro israelí de Defensa y el jefe de Inteligencia de las FDI han advertido que el conflicto con Hamás durará “varios meses”

Estados Unidos presiona a Israel para que termine pronto la guerra en Gaza

biden-israel-netanyahu
PHOTO/FILE - El presidente de EE.UU., Joe Biden, y el primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu

Comienzan los primeros desacuerdos entre Israel y Estados Unidos respecto a la operación militar en la Franja de Gaza. Después de que el presidente estadounidense, Joe Biden, reconociese que Israel estaba perdiendo apoyo por su bombardeo “indiscriminado" sobre el enclave palestino -indicando en este sentido que Netanyahu debería cambiar su estrategia-, su asesor principal, Jake Sullivan, ha instado a los líderes israelíes a reducir las operaciones militares contra Hamás en las próximas semanas.

Durante su visita a Tel Aviv, Sullivan indicó que la administración Biden quiere que las Fuerzas de Defensa de Israel concluyan la fase actual de combates de “alta intensidad” en Gaza en unas semanas, tal y como reveló un funcionario israelí a The Times of Israel.

Por otro lado, de acuerdo con altos cargos estadounidenses consultados por The Wall Street Journal, el asesor de seguridad nacional también presionó a los líderes israelíes para que pasaran de ataques aéreos y terrestres en Gaza a operaciones militares selectivas, advirtiendo que un conflicto prolongado haría que el territorio palestino fuera más difícil de gobernar después de la guerra.

También The New York Times ha informado que Washington está presionando a Israel para que ponga fin a los combates a gran escala antes de fin de año. Según el periódico estadounidense, la Administración Biden quiere que la siguiente etapa de la guerra se base en operaciones llevadas a cabo por grupos más pequeños de tropas israelíes de élite en áreas pobladas de Gaza para desarrollar misiones específicas, como localizar y matar a los líderes de Hamás, rescatar a rehenes y desmantelar túneles de Hamás.

“Quiero que se concentren en cómo salvar vidas civiles, no que dejen de perseguir a Hamás, sino que tengan más cuidado”, declaró por su parte Biden, pidiendo una vez más proteger a los civiles gazatíes. Según el Ministerio de Sanidad de Gaza -controlado por Hamas- han muerto más de 18.000 personas durante la guerra. 

AFP/MAHMUD HAMS - Miles de personas, tanto israelíes como palestinas han muerto desde el 7 de octubre de 2023, después de que militantes palestinos de Hamás con base en la Franja de Gaza entraran en el sur de Israel en un ataque sorpresa que llevó a Israel a declarar la guerra a Hamás en Gaza el 8 de octubre
AFP/MAHMUD HAMS - Según el Ministerio de Sanidad de Gaza -controlado por Hamas- han muerto más de 18.000 personas durante la guerra

La operación en Gaza también está teniendo un alto precio para Israel. Desde el comienzo de la invasión terrestre, más de 115 soldados han perdido la vida y cientos más han resultado heridos, algunos de ellos de gravedad. No obstante, durante la operación se cree que se han eliminado a unos 7.000 terroristas de Hamás. Igualmente, con la entrada de las tropas israelíes en Gaza se han podido recuperar los cuerpos de rehenes asesinados por el grupo terrorista y devolverlos a Israel. 

A pesar de la presión estadounidense, desde Israel han reiterado que las FDI seguirían adelante con la ofensiva militar en Gaza hasta la derrota total del grupo terrorista. Y esto podría ocurrir dentro de “varios meses”, según admitió el jefe de Inteligencia de las FDI, Aharon Haliva, durante una visita a las tropas en Gaza. Por ello, Haliva ha instado a los soldados a “continuar presionando al enemigo”.

Estos comentarios del jefe de la inteligencia del Ejército israelí coinciden con unas recientes declaraciones del ministro de Defensa, Yoav Gallant, durante su reunión con Sullivan. Gallant ha advertido que la guerra con Hamás durará “más de varios meses”, ya que Hamas es una organización terrorista que “se construyó a sí misma durante una década para luchar contra Israel, y construyeron infraestructuras bajo tierra y sobre tierra y no es fácil destruirlas”.

Tal y como afirmado el titular de Defensa, la guerra “requerirá un periodo de tiempo, durará más de varios meses”. “Pero venceremos y los destruiremos”, aseguró Gallant. Durante los últimos días, cientos de terroristas se han rendido a las FDI en varios puntos del enclave palestino

Durante su encuentro con Sullivan y otros altos cargos israelíes se abordó la operación en Gaza y la lucha contra Hamás.  En este sentido, un alto funcionario estadounidense subrayó que los días del líder de la organización islamista en Gaza, Yahya Sinwar, están “contados”. Se cree que Sinwar, por quien Israel ofrece 400.000 dólares de recompensa, huyó del norte de Gaza al comienzo de la guerra escondiéndose en un convoy humanitario que se dirigía hacia el sur. 

La mayoría de líderes políticos israelíes rechazan la solución de dos Estados 

La presión estadounidense parece importar poco a los líderes israelíes, especialmente al primer ministro, Benjamin Netanyahu, quien ha vuelto a recalcar que Israel continuará con su operación “hasta la victoria”. También el jefe de la diplomacia hebrea, Eli Cohen, ha subrayado que la guerra seguirá adelante “con o sin el apoyo internacional”

A pesar de ello, desde Jerusalén admiten cierta discordia entre Israel y Estados Unidos, no solo respecto a la actual operación, sino sobre cómo se gobernará la Franja de Gaza tras la guerra

Washington defiende la solución de dos Estados, algo que rechazan varios líderes políticos israelíes, no solo Netanyahu y otros miembros del gabinete de guerra, incluido Benny Gantz, sino también el líder de la oposición, Yair Lapid -quien si llegó apoyar la idea-, según indica The Times of Israel basándose en cuatro funcionarios israelíes y estadounidenses.

PHOTO/FILE - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu
PHOTO/FILE - El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu

“Una solución de dos Estados después de lo ocurrido el 7 de octubre es una recompensa para Hamás”, afirmó una de las fuentes, haciendo referencia al ataque del grupo terrorista que dejó 1.200 asesinados y unos 240 secuestrados. “Netanyahu es quien lo dice en voz alta y sin rodeos, pero en este momento realmente no hay ningún entusiasmo en todo el espectro político israelí sobre la idea de dos Estados”, añadió. 

Por este motivo, los líderes israelíes han pedido en privado a la administración Biden que se abstenga de hablar públicamente sobre esta iniciativa. 

En este sentido, el presidente de Israel, Isaac Herzog, también ha destacado que ahora no es el momento de abordar la solución de los dos Estados durante una entrevista concedida a Associated Press. “¿Por qué? Porque tenemos un capítulo emocional que hay que abordar. Mi nación está de luto. Mi nación está traumatizada”, lamenta Herzog, quien matiza que hay que “lidiar con el trauma emocional” y lograr una “sensación de seguridad para todas las personas”.