El excongresista estadounidense, Pedro Pierluisi, a las puertas del Gobierno puertorriqueño

Maixa Rote

Pie de foto: Foto de archivo. Pedro R. Pierluisi, entonces Comisionado Residente de Puerto Rico, durante el segundo día de la Convención Nacional Demócrata en el Time Warner Cable Arena el 5 de septiembre de 2012 en Charlotte, Carolina del Norte. (Foto de Alex Wong/Getty Images)

El Gobierno de Ricardo Rosselló en Puerto Rico ya tiene fecha de caducidad y los vientos que soplaban en torno a la incógnita de quién ocuparía su lugar parecen haber amainado. Para ambientar los acontecimientos, cabe mencionar que fue el polémico caso del Telegramgate lo que encendió la indignación de la sociedad civil y llevó al dirigente a resignarse ante la realidad: el pueblo exigía justicia. Ello sirvió especialmente para explotar la burbuja que iba creciendo, puesto que el descontento de los ciudadanos lleva gestándose desde mucho antes de los escándalos. La deuda acumulada, el estatus de la isla en el marco político estadounidense, los engaños de las altas esferas… Todo ello ha contribuido a la ebullición de la cólera entre los boricuas. Así pues, primero anunció que no se presentaría a la reelección pero, ante la persistencia de las manifestaciones populares en toda la isla, finalmente aceptó la derrota y anunció que abandonaría el cargo efectivo el 2 de agosto

De acuerdo con la Constitución puertorriqueña, el mando debería ser ejercido en su lugar por el secretario de Estado, pero al no contar con dicho representante (puesto que abandonó el cargo tras el escándalo de los chats), nombró a la actual secretaria de Defensa, Wanda Vázquez, para que le sustituyera. Sin embargo, ella aseguró en su cuenta de Twitter no estar interesada en tal ocupación y esperaba que Rosselló “identifique y someta un candidato para el puesto de secretario/a de Estado”. En esta línea, el día 29 de julio se congregó una multitud frente al Departamento de Justicia que manifestaba su negativa ante a la idea de que Vázquez asumiera la gobernación de Puerto Rico. No en vano, la secretaria está rodeada de rumores por corrupción y se tilda el veredicto de amiguismo. 

Pie de foto: © REUTERS / Gabriella N. Baez

Ante tal disyuntiva, Rosselló  ha anunciado este martes en la misma red social que será el excongresista estadounidensePedro Pierluisi Urrutia, quien asumirá la responsabilidad. “Luego de mucho análisis y tomando en cuenta los mejores intereses del nuestro Pueblo, he seleccionado al Lcdo Pedro Pierluisi Urrutia para llenar la vacante de Secretario de Estado. Para atender el asunto, estaré convocando una extraordinaria para mañana”, sentenciaba. A través de un comunicado, también agregó que había considerado diversas opciones antes de tomar la decisión y que, finalmente, se inclinó por el excongresista debido a su experiencia como comisionado residente de Puerto Rico en Washington y como secretario de Justicia durante la dirección del predecesor de Rosselló, según The New York Times. “Su aspiración es completar este término, de manera que los logros alcanzados no desvanezcan y [para] realizar los ajustes que faltan”, ha mantenido el gobernador. Tras el anuncio, Pierluisi ha manifestado que “siempre he visto el servicio público como una responsabilidad y hoy quiero dar un paso al frente por el bienestar de mi patria”.

La noticia también ha sido transmitida por el diputado del Partido Nuevo Progresista (PNP), José “Quiquito” Meléndez, según el diario puertorriqueño El Nuevo Día. Pese a ello, el nombramiento todavía tiene que ser aprobado por la Cámara de Representantes y el Senado; y Pierluisi no cuenta aún con la ratificación parlamentaria. De igual modo, existe una variable influyente en el marco de actuación de los acontecimientos, y es la posible aspiración política del presidente del Senado, Thomas Rivera Schatz, según múltiples conjeturas populares. Sin embargo, Schatz, que ha estado últimamente en boca de los ciudadanos de la isla, ha expresado su desacuerdo respecto al nombramiento del estadounidense y ha aseverado que Pierluisi no va a tener suficientes votos como para ser confirmado por la Cámara Alta. 

Pie de foto: Thomas Rivera Schatz, presidente del Senado. (Nahira Montcourt/NotiCel)

Ahora solo queda oficializar el nombramiento de Pedro Pierluisi, que tendrá lugar durante una sesión legislativa extraordinaria este jueves y durará, según lo esperado, hasta el 2020 bajo el cargo, es decir, el tiempo restante del mandato original de su antecesor. Finalmente, se presentará la dimisión efectiva de Ricardo Rosselló el 2 de agosto a las cinco de la tarde, hora local; y, si el excongresista estadounidense no fuera confirmado este día, le sucederá automáticamente Wanda Vázquez. 

Más en Política
El ministro francés de Europa y Asuntos Exteriores, Stéphane Sejourne – PHOTO/JUAN MABROMATA/AFP
España y Francia han venido a expresar su apoyo al plan de autonomía de Rabat para los cónclaves del sur del territorio cherifiano. Argel, partidario inquebrantable del Polisario, que disputa a Marruecos la soberanía sobre estos cónclaves, se muestra impasible

Después de Madrid, París irrita a Argel