Se espera que la decisión final de inversión en el gasoducto Nigeria-Marruecos, de 25.000 millones de dólares, se tome a finales de 2024

El gasoducto Nigeria-Marruecos asentará el camino del desarrollo de África

El consejero delegado de la Nigerian National Petroleum Corporation, Mele Kyari (d), habla durante la cumbre petrolera CERAWeek en Houston, Texas, el 19 de marzo de 2024 - Foto de Mark Felix / AFP
photo_camera El consejero delegado de la Nigerian National Petroleum Corporation, Mele Kyari (d), habla durante la cumbre petrolera CERAWeek en Houston, Texas, el 19 de marzo de 2024 - Foto de Mark Felix / AFP

A medida que la demanda mundial para la transición a combustibles de energía limpia continúa creciendo, el director ejecutivo del grupo Nigerian National Petroleum Company (NNPC), Mele Kyari, ha pedido un enfoque diferenciado para la transición energética de África en comparación con la del resto del mundo. 

  1. Origen y desarrollo del NMGP 
  2. ¿Cómo beneficia a la región atlántica de África el desarrollo del NMGP? 

Nigeria, como país rico en gas, debe utilizar sus abundantes recursos de gas para proporcionar combustibles alternativos muy necesarios.  Kyari señaló que la Decisión Final de Inversión (FID) sobre el Proyecto del Gasoducto Nigeria-Marruecos (NMGP) se tomará en diciembre de 2024.

PHOTO/REUTERS/LAZLO BALOGH - Terminal de gas natural
Terminal de gas natural - PHOTO/REUTERS/LAZLO BALOGH

África está preparada para desempeñar un papel clave en un mundo de creciente consumo de gas. La capacidad de las reservas de gas de África ronda los 75 millones de toneladas al año. Según una investigación de S&P Global LNG, se cree que las reservas alcancen los 130 millones de toneladas en 2040. 

La transición energética es una cuestión complicada para los países de África subsahariana, en especial, por los condicionantes geográficos. Los países africanos, en su mayoría, están interesados ​​en la disponibilidad de energía más que en la conversión. 

Origen y desarrollo del NMGP 

Diseñado por primera vez en 2016, el gasoducto es uno de los proyectos energéticos más grandes del mundo. Una vez operativo, será el segundo gasoducto más largo del mundo, después del Gasoducto Oeste-Este de China. El NMGP tiene 5.600 km de longitud y atraviesa 13 países africanos, satisfaciendo las necesidades energéticas de aproximadamente 400 millones de personas a lo largo de la costa de África occidental. 

Según informaciones del NNPC y de la Comunidad Económica de los Estados de África Occidental (CEDEAO), el oleoducto de Nigeria a Marruecos pasará por Benín, Togo, Ghana, Costa de Marfil, Liberia, Sierra Leona, Guinea, Guinea-Bissau, Gambia, Senegal y Mauritania. 

El proyecto ha cobrado impulso en los últimos años. En diciembre de 2021, Marruecos y Nigeria firmaron un acuerdo de financiación para el estudio de viabilidad, tras la aprobación del proyecto por el Banco Islámico de Desarrollo (BID). En abril de 2022, el proyecto recibió una importante financiación de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). 

AFP/PHILIP OJISUA - Fotografía de archivo, el presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, estrecha la mano del rey de Marruecos, Mohamed VI
El presidente nigeriano, Muhammadu Buhari, estrecha la mano del rey de Marruecos, Mohamed VI - AFP/PHILIP OJISUA

¿Cómo beneficia a la región atlántica de África el desarrollo del NMGP? 

En la mayor parte del África subsahariana, el 70% de la población no tiene acceso a combustibles limpios para tareas del día a día como cocinar. Por tanto, hay que priorizar la producción de gas para el uso local, es decir, cerrar la brecha con el uso de energía de los europeos. 

El proyecto apoyará el desarrollo socioeconómico del continente. El oleoducto es un proyecto que creará muchos puestos de trabajo y atraerá un gran número de inversiones a la región. El gasoducto tiene como objetivo transportar gas desde Nigeria a Europa para satisfacer las necesidades energéticas de los países a lo largo de la ruta. 

En cuanto a la seguridad energética, “el mundo ha visto todos los desafíos generados por los recientes acontecimientos geopolíticos. Está claro que los países primero deben lograr su propia seguridad energética antes de pasarse a la energía. No se puede hablar de seguridad energética si no existe”, dijo Kyari. 

“Si insistimos en completar el reemplazo a corto plazo, tendremos problemas de entrega. Para nosotros la transición debe ser diferenciadora. Incluso si África decide eliminar gradualmente los combustibles fósiles, sólo afectaría en torno al 3% de las emisiones globales”, dijo Kyari. 

El objetivo del NNPC es aumentar su capacidad de suministro de gas a los mercados nacionales y extranjeros. “Entendemos el fundamento de la transición energética, pero la forma más barata de hacerlo es a través del gas. Vemos oportunidades reales en la producción de gas”, dijo Kyari.