La oficina del primer ministro israelí tachó de “exigencias ridículas” las recientes demandas de la organización terrorista

Hamás pide la liberación de 1.000 prisioneros palestinos a cambio de rehenes israelíes

Un combatiente de Hamás hace guardia mientras un vehículo de la Cruz Roja transporta a rehenes recién liberados en Rafah, en el sur de la Franja de Gaza, el 28 de noviembre de 2023 - AFP
photo_camera Un vehículo de la Cruz Roja transporta a rehenes recién liberados durante la tregua de noviembre - AFP

Hamás ha presentado una propuesta de alto el fuego en Gaza a los mediadores que incluye una primera etapa de liberación de mujeres, niños, ancianos y enfermos israelíes secuestrados desde el 7 de octubre a cambio de la liberación de entre 700 y 1.000 prisioneros palestinos, según informa Reuters.

  1. Qatar amenaza con expulsar a Hamás si no logra un acuerdo
  2. Hamás advierte de una posible escalada de violencia durante el Ramadán

Dentro de los prisioneros palestinos, el grupo terrorista exige la liberación de 100 que cumplen cadena perpetua en prisiones israelíes, a cambio de la liberación de “reclutas” israelíes.

De acuerdo con un diplomático árabe citado por The Times of Israel, la etapa inicial del acuerdo -que duraría seis semanas- supondría la liberación de mujeres, ancianos y rehenes heridos. Los soldados y todos los demás rehenes varones serían liberados durante una segunda fase, mientras que en la tercera fase se devolverían los cadáveres de los rehenes que han muerto en cautiverio. 

Hamás también ha subrayado que, tras el intercambio inicial de rehenes y prisioneros, se acordaría una fecha para un alto el fuego permanente y para la retirada de tropas israelíes de Gaza, un punto rechazado en varias ocasiones por Jerusalén, que ha prometido continuar la ofensiva hasta terminar con Hamás y liberar a todos los rehenes

Antes de una reunión del gabinete de guerra de Israel para examinar la oferta de Hamás, la oficina del primer ministro Benjamín Netanyahu tachó de “exigencias ridículas” las recientes demandas de la organización terrorista. 

Por su parte, la asociación que engloba a los familiares de los rehenes ha pedido al Gobierno que acepte el acuerdo y salven a las 134 “hijas e hijos que fueron secuestrados cruelmente, únicamente por ser israelíes”. “Por primera vez podemos imaginarnos abrazarlos de nuevo, por favor concédannos este derecho”, indicaron los familiares de los rehenes en un comunicado.

Qatar, Egipto y Estados Unidos han redoblado los esfuerzos diplomáticos para alcanzar un acuerdo entre Israel y Hamás que conduzca a una tregua de varias semanas en los combates en Gaza y la liberación de los más de 130 rehenes, así como la devolución de docenas de cuerpos retenidos en el enclave palestino.

Qatar amenaza con expulsar a Hamás si no logra un acuerdo

Respecto a los mediadores, destaca el papel de Qatar, país que alberga la esfera política de Hamás -incluido su líder Ismail Haniyeh- que se ha convertido en un actor fundamental en las negociaciones. 

No obstante, a pesar de la buena relación con los líderes de Hamás, Doha habría amenazado con expulsarlos del país si no logran un acuerdo, según indica The Wall Street Journal citando a funcionarios anónimos de Hamás y Egipto. 

El medio estadounidense habla de un “ultimatum” por parte de Doha a los líderes del grupo terrorista sino alcanzan un pacto pronto.

El emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad al-Thani - PHOTO/REUTERS
El emir de Qatar, el jeque Tamim bin Hamad al-Thani - PHOTO/REUTERS

En este sentido, el primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, ha destacado que “la presión sobre Qatar está empezando a funcionar” a representantes de las familias de los rehenes israelíes. 

Tal y como afirmó Netanyahu, Qatar ha cambiado de táctica y ahora está presionando a Hamás para que aceptara un acuerdo de rehenes, de lo contrario, los expulsarán y le retendrán el dinero. 

Hamás advierte de una posible escalada de violencia durante el Ramadán

Sin embargo, Husam Badran, un alto funcionario de Hamás en Doha, desmintió las supuestas amenazas de expulsión por parte de Doha, resaltando que las negociaciones continúan adelante. Badran puso de manifiesto el compromiso de Hamás de poner fin al conflicto y advirtió de una posible escalada de violencia durante el Ramadán si no se alcanza una tregua.

El comienzo del Ramadán ha puesto en alerta a la sociedad israelí debido a las amenazas de Hamás y sus llamamientos a los musulmanes a atacar israelíes durante este mes sagrado. Por el momento, esta semana ya ha habido varios atentados que han dejado varios heridos y un muerto. 

En los últimos días, un adolescente palestino apuñaló a dos personas en un puesto de control cerca de Jerusalén, mientras que un hombre que se mudó a Israel desde la Franja de Gaza recientemente mató a un policía de 51 años y dejó a varias personas heridas en el sur de Israel.

Por otro lado, las fuerzas de seguridad israelíes han desplegado miles de agentes en la Ciudad Vieja de Jerusalén con motivo de las primeras oraciones del viernes del Ramadán en la mezquita Al-Aqsa, el tercer lugar más sagrado para los musulmanes.

“Haremos todo lo posible para que este Ramadán sea tranquilo”, prometió un portavoz de la policía israel durante una rueda de prensa, aunque también ha reconocido que “no es ningún secreto que extremistas y organizaciones terroristas como Hamás y la Yihad Islámica están tratando de inflamar la región”