Desde Israel no descartan actuar ante los “avances negativos” de Teherán

Irán construye un profundo complejo nuclear cerca de Natanz

natanz-iran
PHOTO/Atomic Energy Organisation of Iran via AP - The Atomic Energy Organisation of Iran displays centrifuge machines at the Natanz uranium enrichment facility in central Iran

Irán está construyendo una profunda instalación nuclear en un terreno montañoso cerca de la planta nuclear de Natanz, según revelan imágenes satelitales proporcionadas por Planet Labs. De acuerdo con expertos consultados por Associated Press, la profundidad del complejo -de entre 80 y 100 metros- hace que sea difícil alcanzarlo mediante ataques aéreos estadounidenses empleando armas convencionales.

Tal y como muestran las fotos recogidas por la agencia de noticias, la instalación tiene una extensión de unos 2,7 kilómetros cuadrados y está protegida por defensas antiaéreas, vallas y miembros de la Guardia Revolucionaria de Irán. La delegación iraní ante Naciones Unidas ha recalcado a AP que sus actividades nucleares son “pacíficas, transparentes y están bajo el monitoreo de la Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA)”. Lo cierto es que, desde hace años, Irán ha limitado el acceso de los inspectores de la agencia y ha llegado a desconectar cámaras de vigilancia de sus centrales, elevando las preocupaciones acerca de sus avances nucleares.

La construcción de esta instalación choca con los esfuerzos de Occidente para evitar que la República Islámica de Irán se haga con un arma nuclear. Según datos de OIEA, el pasado mes de febrero se detectaron partículas de uranio enriquecido por encima del 80% -un nivel muy próximo al necesario para fabricar un arma nuclear- en la central iraní de Fordow. Igualmente, los inspectores de la organización dependiente de la ONU calcularon que las reservas de Irán eran más de 10 veces superiores a las que poseía durante el acuerdo que mantenía con la Administración de Barack Obama.

Después de que el expresidente Donald Trump anunciase la retirada de Estados Unidos del acuerdo nuclear en 2018 e impusiera nuevas sanciones contra el régimen de Teherán, Irán ha desarrollado avances significativos en su programa nuclear, generando preocupaciones a nivel regional e internacional. Por este motivo, desde Occidente han impulsado conversaciones con las autoridades iraníes para tratar de recuperar el acuerdo nuclear. No obstante, las negociaciones llevan meses estancadas debido a las exigencias de Teherán y a la nueva alianza ruso-iraní en medio de la guerra en Ucrania.

iran-nuclear
PHOTO/WANA - Vista del reactor nuclear de agua en Arak, Irán

Tal y como advierte a AP Kelsey Davenport, miembro de la Asociación de Control de Armas, si Teherán finaliza esta instalación dará lugar a “un escenario de pesadilla que corre el riesgo de iniciar una nueva espiral de escalada”. Davenport recuerda que, debido a lo cerca que está Irán de obtener una bomba nuclear, existe “muy poco margen” para que Teherán aumente y desarrolle su programa nuclear sin sobrepasar las líneas rojas de sus principales enemigos, Estados Unidos e Israel. “En este punto, cualquier escalada adicional aumenta el riesgo de conflicto”, destaca.

Tanto Washington como Jerusalén no descartan “ninguna opción” ante el creciente desarrollo del programa nuclear iraní. “La diplomacia es la mejor manera de lograr los objetivos, pero no vamos a quitar ninguna opción de la mesa”, señaló la Casa Blanca. Ambos países han sido acusados por Teherán de lanzar ciberataques contra centrales como la de Natanz. Igualmente, el régimen iraní ha señalado a Israel como responsable de la muerte de varios científicos nucleares, como Mohsen Fakhrizadeh -considerado el padre del programa nuclear de Irán- asesinado en 2020 en la provincia de Teherán.

iran-programa-nuclear
PHOTO/FILE - Mohsen Fakhrizadeh, considerado el padre del programa nuclear de Irán

Respecto a las acciones llevadas a cabo por los estadounidenses y los israelíes, Davenport asegura que “el sabotaje puede hacer retroceder el programa nuclear de Irán a corto plazo, pero no es una estrategia viable a largo plazo para protegerse contra un Irán con armas nucleares”.

Jefe de las FDI: “Tenemos la capacidad de golpear a Irán”

Las informaciones sobre esta nueva instalación nuclear subterránea iraní coinciden con unos comentarios recientes del jefe de las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI), Herzi Halevi, quien ha advertido que “avances negativos” en materia nuclear podrían causar una “acción” por parte del Ejército israelí. Halevi ha señalado que desde Israel siguen “de cerca” el desarrollo nuclear iraní, destacando que la República Islámica “ha logrado más progresos que nunca” respecto al enriquecimiento de ucranio. No obstante, Halevi ha afirmado que su país tiene “la capacidad de golpear a Irán”, según recoge The Jerusalem Post.

Las autoridades iraníes no han tardado en responder al jefe del Ejército israelí, avisando que un ataque contra sus instalaciones supondría el inicio de “una guerra a gran escala de la que Israel será responsable”. Un alto funcionario iraní citado por Al Jazeera tachó las declaraciones de Halevi de “terrorismo”, afirmando que reflejaban “la profundidad de los problemas internos israelíes”, haciendo referencia a las multitudinarias protestas que se están llevando a cabo desde hace semanas contra la reforma judicial impulsada por el Gobierno de Benjamin Netanyahu y que desde Teherán se perciben como un símbolo de debilidad del Ejecutivo. 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato