Francia, Egipto y Jordania pretenden buscar una solución conjunta que dé salida a un proceso de paz en Israel

Macron y Al-Sisi se reúnen para discutir el alto al fuego en Israel

photo_camera AFP/ SARAH MEYSSONNIER - El presidente francés Emanuel Macron (R) y el presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi asisten a una videoconferencia con el rey de Jordania Abdullah II ibn Al Hussein

Emmanuel Macron y su homólogo egipcio, Abdel Fattah-al Sisi, han mantenido conversaciones dirigidas a liderar un proceso de paz que dé el alto al fuego al conflicto palestino-israelí y ponga “fin a las hostilidades”. Según ha anunciado Macron, Francia y Egipto buscarían ahora contar con el apoyo de Jordania para comenzar a trazar los primeros pasos hacia la pacificación.

De acuerdo con Macron, el acuerdo entre palestinos e israelíes sería “uno de los elementos que permitiría acompañar a un alto el fuego, clave para permitir la reunificación de los componentes palestinos y garantizar el no recurso a la violencia". Estas reuniones se han mantenido en un contexto de enfrentamiento civil directo entre palestinos e israelíes que se han cobrado ya la vida de al menos 198 palestinos y otros 10 muertos en Israel. Las tensiones y enfrentamientos vividos entre ambas partes siguen aumentando en una escalada de tensión que parece estar lejos de alcanzar la paz.

En este sentido y con el objetivo de sentar las bases para llegar a un alto al fuego, Macron ha recalcado que en los próximos días pretende reunirse con el rey de Jordania para “hacer una propuesta concreta en este camino”. Además, fuentes diplomáticas de la ONU son partidarias de comenzar un proceso de desescalada con la ayuda de Qatar y Egipto. 

Atalayar_Francia Egipto

Por otra parte, el apoyo por parte de Francia a la diplomacia con Egipto es claro. El portavoz del Gobierno francés, Gabriel Attal, declaró en la radio RTL que existe “una ofensiva diplomática en los últimos días que continuará en las próximas horas. Apoyamos la idea de una mediación egipcia porque tanto los egipcios como los jordanos hablan con todos en la región".

Sin embargo, Israel continúa defendiendo “su derecho a defenderse” y se muestra reacio a buscar soluciones en pactos que integren formaciones palestinas, sobre todo con Hamás. Según la embajadora de Israel en España, Rodica Radian-Gordon “con Hamás no se puede negociar. Ni siquiera reconoce la legitimidad de Israel”.

En este aspecto, Gordon ha instado al pueblo palestino a que en los próximos procesos políticos opten por apoyar otras fuerzas políticas que se alejen del yihadismo de Hamás y “le empujen a un alto al fuego”.

Atalayar_Francia Egipto

Apenas medio año después de la firma de los acuerdos de Abraham, desde Israel aseguran que el conflicto no tiene por qué afectar a las partes que forman parte del acuerdo. Sin embargo, sí que esperan una reacción internacional que muestre su rechazo hacia Hamás y que defienda los movimientos de Israel destinados a “actuar en defensa” en respuesta a los ataques de Hamás.

Por otra parte, desde los acuerdos de Camp David firmados entre Egipto e Israel, el país egipcio siempre ha tratado de mediar de forma regular en el conflicto entre Palestina e Israel. En estos acuerdos, Israel devolvió la plena soberanía de la península del Sinaí a Egipto y a cambio este reconoció oficialmente el Estado de Israel, convirtiéndose así en el único país árabe que ha reconocido su legitimidad.

Por otro lado, Benjamin Netanyahu sigue estando decidido en completar los ataques dirigidos hacia “los objetivos terroristas”, tildando de “moral y justa” la operación sobre Gaza y ha advertido que “quien actúe como un terrorista será castigado como terrorista”. Así, los enfrentamientos entre palestinos e israelíes continúan aconteciéndose en una escalada sin precedentes desde el 2014.