Al menos 30 muertos en un atentado suicida en Suruç, al sureste de Turquía

Natalia González Velázquez

PIE DE FOTO: El atentado en Suruç ha dejado al menos 30 muertos y 100 heridos

Al menos 30 personas han muerto y unas 100 han resultado heridas en un atentado suicida con bomba en la ciudad de Suruç, en el sureste de Turquía y cercana a la frontera de Siria, según ha confirmado el gobernador de la provincia de Sanliurfa, Izzettin Küçük. El atentado iba dirigido contra un grupo de activistas turcos, en su mayoría jóvenes, que estaban reunidos en el jardín del Centro Cultural Amara, donde estalló la bomba. Los activistas se disponían a cruzar la frontera con el fin de prestar ayuda a la población de la ciudad siria de Kobani, muy castigada por la guerra en el país vecino.

El centro cultural Amara, sede de la Federación de Asociaciones de Juventudes Socialistas, se encargaba de coordinar el viaje de los jóvenes y de realizar una campaña para ayudar a la reconstrucción de la ciudad, gravemente dañada tras el asedio del grupo yihadista Daesh el invierno pasado.

El Gobierno atribuye al Daesh el atentado

El primer ministro turco, Ahmet Davutoglu, señaló al grupo terrorista como autor del atentado en la ciudad de Suruç, a 10 kilómetros de la frontera con Siria.

“El Daesh es una organización no solo contraria al pueblo sirio sino que también supone un peligro para Turquía. Hay que tomar medidas contra ellos. Hago un llamamiento a quienes acusan a nuestro Gobierno de apoyar a este grupo terrorista: Turquía ha sido el primer país que ha advertido contra esta organización”, afirmo Davutoglu.

Con estas palabras, el primer ministro turco respondía a un comunicado del pro kurdo Partido Democrático de los Pueblos (HDP) en el que acusa a “los dirigentes de Ankara” de dar “palmaditas en la espalda” al Daesh en su lucha contra las milicias kurdas de Siria.

Suruç, un nudo de comunicaciones

“El municipio de Suruç, en la provincia de Sanliurfa, ha sufrido un atentado terrorista. En los hospitales de la zona hay unos 100 heridos bajo tratamiento”, informó el Ministerio del Interior en un comunicado, en el que expresó el temor de que el número de víctimas aumentara. Además, prometió detener cuanto antes a los autores del ataque y “llevarlos ante la justicia”.

Suruç es el principal punto de comunicación entre Turquía y la ciudad sirio-kurda de Kobani, a unos 10 kilómetros de distancia. “Esta mañana vinieron unas 400 personas para cruzar a Kobani”, explicó el vicealcalde de Suruç, Ismail Kaplan. Muchos de los activistas turcos, que habían llegado a la frontera desde varios puntos del país, llevaban juguetes o productos de primera necesidad para los habitantes de Kobani.

Posible relación con el atentado anterior

“Creo que el atentado es obra del Daesh”, dijo Kaplan, quién lo relacionó con otro ataque suicida que tuvo lugar ese mismo día en Kobani. Al menos tres miembros de las fuerzas de seguridad kurdosirias murieron en ese ataque, informó el viceministro de Asuntos Exteriores del Gobierno autónomo kurdo de Siria, Idris Nuaman, que explicó que los yihadistas detonaron un coche bomba contra un puesto de control de las fuerzas del Interior.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos confirmó ese ataque, aunque informó de la muerte de dos personas, que eran combatientes de las Unidades de Protección del Pueblo, las milicias kurdosirias.

Más en Política
El ministro francés de Europa y Asuntos Exteriores, Stéphane Sejourne – PHOTO/JUAN MABROMATA/AFP
España y Francia han venido a expresar su apoyo al plan de autonomía de Rabat para los cónclaves del sur del territorio cherifiano. Argel, partidario inquebrantable del Polisario, que disputa a Marruecos la soberanía sobre estos cónclaves, se muestra impasible

Después de Madrid, París irrita a Argel