El vuelo ha sido desviado por órdenes del presidente, Alexandr Lukashenko, tras simular una amenaza de bomba con el fin de detener al periodista Roman Protasevich

El presidente de Bielorrusia desvía un vuelo para detener a un periodista crítico con el régimen

photo_camera PHOTO/AFP - Una foto tomada en Minsk el 25 de marzo de 2012 muestra al ex editor del canal opositor bielorruso de Telegram @nexta_tv, Roman Protassevitch, durante la manifestación del "Día de la Libertad".

Las autoridades de Bielorrusia han detenido al periodista Roman Protasevich de 26 años tras desviar al aeropuerto de Minsk un vuelo comercial de Ryanair que volaba de Atenas a Vilna. La tripulación del vuelo fue avisada de “una potencial amenaza de seguridad a bordo y fue instruida a desviar el avión hacia el aeropuerto más cercano”. Según el ministro de Transporte de Bielorrusia, Artem Sikorsi, este amago se relaciona supuestamente con una amenaza de bomba por parte de Hamas. Además, las autoridades dieron instrucciones para que un caza custodiara el vuelo y a los pasajeros.

Sin embargo, una vez el avión aterrizó en Minsk, no se halló ningún artefacto explosivo en el avión. Tras obligar a los pasajeros a someterse a un nuevo control de seguridad, el periodista y activista opositor bielorruso, Roman Protasevich fue detenido, según ha confirmado el Ministerio de Interior del país.

Protasevich ha fundado uno de los canales de Nexta y Nexta Live de Telegram con sede en Polonia y con 1.2 millones de seguidores. Este medio ha sido uno de los principales en difundir información sobre las protestas gubernamentales realizadas las primeras semanas de agosto del 2020 tras la celebración de las elecciones presidenciales, acusadas de ser “fraudulentas”. Tras informar acerca de estos hechos, Protasevich se encontraba exiliado en Lituania y estaba bajo busca y captura por el país bielorruso.

Atalayar_vuelo bielorrusia

Las elecciones del 9 agosto de 2020 daban la victoria a Lukashenko, posicionado en el poder desde 1994. En estos nuevos comicios, Lukashenko habría conseguido el 80.01 por ciento de los votos frente a la opositora Tijanovskaya, con un 10.1 por ciento, según el escrutinio final. Tras exigir la celebración de unas nuevas elecciones, el presidente electo se negó por completo y desmintió las acusaciones vertidas sobre la fraudulencia de las elecciones. Sin embargo, países como Estados Unidos, Reino Unido y Ucrania nunca han reconocido la celebración de dichos comicios.

Desde Nexta, se organizaban las protestas masivas contra el presidente bielorruso, Alexandr Lukashenko, tras ser reelegido en agosto del año pasado. El canal ha sido tildado de “extremista” por las autoridades bielorrusas y ha sido acusado de “instigar al odio social”. Además, la Agencia de Seguridad de Bielorrusia acusa al periodista de “terrorista”, por lo que podría ser condenado a 15 años de prisión o a pena de muerte.

Atalayar_vuelo bielorrusia

La líder opositora en el exilio, Svetlana Tijanóvskaya, que también viajaba en el mismo avión junto con Roman y su novia, Sofia Sapega, también detenida, ha afirmado que "El régimen obligó a un avión a aterrizar para detener a Roman Protasevich” y que este afrontaría “la pena de muerte en Bielorrusia”. Junto a esto, de acuerdo con el opositor y ex ministro de Cultura, Pável Latushko, dos bielorrusos y cuatro rusos no continuaron el viaje, destinado a aterrizar en Vilna. 

La detención de Protasevich ha causado la indignación internacional. La OTAN junto con varias capitales europeas, además de la oposición, han exigido una respuesta tajante por parte de los socios europeos. En este sentido se ha manifestado el presidente de Lituania, Gitanas Nauseda, quien ha exigido su liberación inmediata. Junto a esto, el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, ha anunciado que esto es un acontecimiento “sin precedentes” y que será discutido en la cumbre europea extraordinaria ya que “no se quedará sin consecuencias”.

Atalayar_vuelo bielorrusia

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyden, también se ha posicionado tuiteando que “cualquier violación de las normas internacionales del transporte aéreo debe tener consecuencias” y ha recalcado que el incidente es “absolutamente inaceptable”. Por otra parte, el secretario de Estado estadounidense, Antony Blinken, ha exigido “la liberación inmediata” del periodista y ha condenado “rotundamente” el desvío forzoso de la aerolínea. 

En este sentido, la Unión Europea ha convocado al embajador de Bielorrusia. Según Borrell esta petición se produce para a "condenar el paso inadmisible de las autoridades bielorrusas". Antes de esta convocatoria, el ministro de Asuntos Exteriores checo había convocado al embajador para trasladar "su fuerte propuesta" por la detención.  

Este ataque contra la libertad de expresión en Bielorrusia se suma a los múltiples ataques ejercidos en el país contra periodistas tanto locales como internacionales. Según Amnistía Internacional, “se está atacando a periodistas por revelar los crímenes cometidos por las autoridades bielorrusas contra su propia población, en lo que constituye una flagrante violación del derecho a la libertad de expresión. El gobierno incluso ha desactivado Internet para impedir que la gente comparta información”.

En este sentido, la directora de Amnistía Internacional para Europa Oriental y Asia Central, Marie Struthers, ha recalcado que “es aterrador ver hasta dónde está dispuesto a llegar el gobierno para reprimir esta información: atacar a periodistas con porras y balas de goma, destruir sus equipos y encarcelar a decenas de profesionales del periodismo”. En esta línea, la Asociación Bielorrusa de Periodistas ha notificado la detención de al menos 55 periodistas, además de la detención de miles de manifestantes. 

Atalayar_vuelo bielorrusia

Según el barómetro del año 2021 publicado por Reporteros sin Fronteras ya son 322 periodistas los que se encuentran encarcelados a nivel mundial, además de 101 internautas encarcelados junto con 13 colaboradores. Además, el asesinato reciente de los periodistas David Beriain y Roberto Fraile han aumentado en ocho los asesinatos cometidos contra los profesionales de la comunicación a escala mundial en el año 2021. 

Más en Política