Tras las elecciones, cambios, dimisiones y pactos

Alicia Pérez Lozano

Pie de foto: Mariano Rajoy durante el pleno de hoy en el Congreso

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no ha descartado este miércoles acometer en el futuro cambios en el seno del partido y ha recalcado que el PP irá "poco a poco" tomando las decisiones "más convenientes" para ir a las generales de final de año en la "mejor forma posible". Así se ha pronunciado Rajoy después de que algunos 'barones' del PP exijan cambios y renovación, al tiempo que anuncian su retirada, tras el retroceso electoral sufrido por el Partido Popular en las elecciones autonómicas y municipales de este domingo.

"En cuanto al partido, lógicamente iremos poco a poco tomando las decisiones que creamos que son más oportunas y convenientes para poder presentarnos a las elecciones de la mejor forma posible y para pedirle a los españoles que vuelvan a darnos su confianza", ha afirmado Rajoy en los pasillos del Congreso, tras responder a las preguntas de control de la oposición.

Preguntado expresamente si va a hacer cambios como le reclaman algunos de sus 'barones', ha respondido que "los cambios, sean en el partido o en el Gobierno, se anuncian una vez que se han producido como es perfectamente entendible".

Cambio de mensaje

El pasado lunes, durante la reunión del Comité Ejecutivo del PP para analizar los resultados electorales, Rajoy no parecía muy inclinado a realizar cambios dentro del partido. Aunque reconoció que los resultados del 24M no eran los esperados, quiso resaltar que el PP continuaba siendo la fuerza más votada. “La victoria del PP es incuestionable", dijo en aquel momento.

En ese sentido, dejó claro que la pérdida de las mayorías absolutas que hasta la fecha le han permitido gobernar al PP no iban a provocar ningún cambio en la Ejecutiva del Partido. Descartó ceses en su equipo de confianza, con el que declaró sentirse "muy cómodo y tranquilo". Dijo a los periodistas qu eno le parecía "que el problema venga de cambiar o dejar de cambiar”, aludiendo claramente a la secretaria general, María Dolores de Cospedal y al encargado de campaña, Carlos Floriano.

Rajoy no hizo ninguna autocrítica y aseguró que en las próximas elecciones generales los españoles iban a reconocer el esfuerzo del Gobierno.

El próximo 13 de junio se constituirán los consistorios que determinarán quiénes ocuparán las alcaldías de ciudades y presidencias de Comunidades Autónomas en toda España. Y el panorama actual, a solo tres días después de las elecciones, es bastante confuso. Mientras tanto, lo que sí parece estar claro es la necesidad que tienen los partidos políticos más consolidados de pactar con los emergentes para poder llegar a gobernar.  Bajo esta situación de incertidumbre y desesperación se ha celebrado la sesión de control en pleno del Congreso en la que los resultados electorales han ocupado gran parte del tiempo.

Se esperaban los resultados de estas últimas elecciones autonómicas y municipales con gran expectación. Estaba claro que un enorme cambio en la democracia española estaba poniendo patas arriba el ya consolidado bipartidismo que caracterizaba al país desde hacía años. La aparición de nuevos partidos y su entrada con fuerza en la política española acrecentaron las dudas sobre cómo iba a evolucionar el panorama político en España. Y la respuesta a esa incertidumbre ya ha llegado: cambios, divisiones, pactos, marchas… Eso es lo que nos hemos encontrado después de las elecciones, que ni siquiera son las generales pero que ya ponen de manifiesto cómo serán o pueden ser dentro de unos meses las definitivas.

Lo que más está sorprendiendo hasta ahora son los pactos que se proponen entre partidos políticos. Esto está sucediendo por una falta de mayoría absoluta que garantice a un partido poder gobernar en una ciudad o Comunidad Autónoma.

Posibles pactos destacables

A nivel autonómico, en la Comunidad de Madrid fue el Partido Popular el más votado, pero no consiguió los 65 escaños para llegar a la mayoría absoluta, y eso es además lo que le ha ocurrido básicamente en todo el país. Solo obtuvo 48 escaños frente a los 37 del PSOE, seguido de los 27 de Podemos y los 17 de Ciudadanos. Aquí es donde el PP podría llegar a gobernar si pactara con Ciudadanos (obteniendo así los 65 escaños necesarios), frente al pacto del PSOE con Podemos que se quedaría a un escaño.

En cuanto a la visión municipal, la cosa está más reñida. Tras el escrutinio del domingo, Esperanza Aguirre se quedó a un concejal (consiguió 21) de poder negociar con Ciudadanos (que consiguió siete representantes) para que se abstuviera y ella pudiera ser investida alcaldesa. Sin embargo, la suma de los ediles de Ahora Madrid, la plataforma de Podemos, y los del PSOE (20 y 9 respectivamente) alcanzarían la mayoría absoluta necesaria para que pudiera gobernar una coalición de izquierdas.

Aguirre ha ofrecido a Antonio Carmona, líder del PSOE, su apoyo para ser alcalde de la ciudad pese a haber obtenido solo 10 ediles. La respuesta ha sido un ‘no’ rotundo de Carmona, ante el ‘miedo’ de Aguirre a que gobiernen la alcaldía ‘Ahora Madrid’. Incluso ha ofrecido su marcha si es que resulta ser ella el problema.

En otras comunidades como Castilla la Mancha donde las fuerzas más votadas han sido el PP (16 escaños), el PSOE (14) y Podemos (3), con la necesidad de 17 escaños para tener mayoría absoluta, podrían pactar los dos últimos y desbancar al PP. Pero el líder socialista, Emiliano García Page, dejó ayer muy claro que no pactarán con Podemos.

Mientras que en Castilla y León, por ejemplo, una coalición entre PP y Ciudadanos dejaría fuera al resto de partidos por mayoría absoluta.

Aumentan las dimisiones

Otra de las consecuencias que están dejando las elecciones son la gran cantidad de dimisiones y marchas que se están produciendo en los partidos que ‘más chasco’ se han llevado.

Sin ir más lejos, el PP valenciano se ha quedado sin su presidente Alberto Fabra tras perder 24 escaños con respecto a las elecciones anteriores. Su sucesora será Isabel Bonig, actual coordinadora general del PP de la autonomía.

Otro partido que no solo ha perdido a su presidenta, pues también es su fundadora, ha sido UPyD con Rosa Díez. Fundado en 2007, ya anunció que no se presentará para el Consejo de Dirección del Partido.

La presidenta de Aragón, Luisa Fernanda Rudi no dejará su puesto hasta que no se celebre el próximo Congreso Regional durante la primavera del 2016, pero sí ha dejado claro que no se presentará a la reelección como presidenta del PP.

Todos estos, unidos a otros como José Ramón Bauzá (también del PP), han decidido abandonar sus cargos y no volver a presentarse después de los resultados obtenidos.

Mariano Rajoy ve en noviembre el mes de las próximas elecciones generales

Pese a todo ello, hoy se ha celebrado la sesión de control en pleno del Congreso y hay varios aspectos relacionados con los resultados de las elecciones que se han tratado.

Por su parte, Rajoy como presidente del Gobierno, ha aprovechado para decir que maneja los días 22 o 29 de noviembre para convocar las elecciones generales, fechas que dejarían el tiempo necesario para aprobar las últimas leyes en tramitación. Además, ha defendido que no descarta cambios en el seno del PP, recalcando que se irán tomando poco a poco las decisiones más pertinentes.

Añadido a esto, ayer declaró en el Senado que después del fracaso electoral, lleva intención de reducir absolutamente todos los impuestos.

Más en Política
El ministro francés de Europa y Asuntos Exteriores, Stéphane Sejourne – PHOTO/JUAN MABROMATA/AFP
España y Francia han venido a expresar su apoyo al plan de autonomía de Rabat para los cónclaves del sur del territorio cherifiano. Argel, partidario inquebrantable del Polisario, que disputa a Marruecos la soberanía sobre estos cónclaves, se muestra impasible

Después de Madrid, París irrita a Argel