Las tensiones geopolíticas se han avivado en la zona y está en peligro la seguridad de los civiles

Turquía e Irán despliegan aviones teledirigidos en el norte de Irak

photo_camera AFP/ ATTA KENARE - Uno de los drones iraníes que se ha desplegado en la frontera con Irak para combatir a los kurdos

Turquía e Irán redoblan la presión sobre los kurdos en el norte de Irak con el despliegue de aviones teledirigidos en la zona, avivando las tensiones geopolíticas y haciendo peligrar la seguridad de los civiles, según informa la agencia AFP. “No pasa un día sin que veamos un avión teledirigido”, asegura Mohammad Hassan, alcalde de Qandil, un pueblo iraquí considerado el bastión del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), declarado ilegal por Turquía. El PKK ha utilizado Qandil durante décadas como base para su insurgencia contra el Estado turco. La organización tiene bases de retaguardia similares en otras áreas remotas del Kurdistán iraquí, desde las que lanza ataques a través de la frontera con Irán

Manifestación

Tanto Turquía como Irán consideran a los rebeldes kurdos como “terroristas” y han llevado a cabo asaltos terrestres, ataques aéreos y bombardeos de artillería transfronterizos contra sus bases en Irak. A partir de 2018, ambos países comenzaron a utilizar vehículos aéreos no tripulados para la vigilancia e incluso para los asesinatos selectivos en el norte de Irak. El uso de aviones no tripulados cada vez es más habitual en la zona desde la nueva intervención de Turquía en la frontera iraquí, según información y declaraciones recogidas por AFP. Activistas de la zona han asegurado que en docenas de pueblos fronterizos y granjas han sido abandonados por los residentes, ante la amenaza de los drones.

Tanto Turquía como Irán consideran a los rebeldes kurdos como “terroristas” y han llevado a cabo asaltos terrestres, ataques aéreos y bombardeos de artillería transfronterizos contra sus bases en Irak. A partir de 2018, ambos países comenzaron a utilizar vehículos aéreos no tripulados para la vigilancia e incluso para los asesinatos selectivos en el norte de Irak. El uso de aviones no tripulados cada vez es más habitual en la zona desde la nueva intervención de Turquía en la frontera iraquí, según información y declaraciones recogidas por AFP. Activistas de la zona han asegurado que en docenas de pueblos fronterizos y granjas han sido abandonados por los residentes, ante la amenaza de los drones.

Tropas turcas

Los ataques con aviones no tripulados también han impedido que miles de yazidíes regresen a sus hogares en el distrito de Sinjar, cerca de la frontera con Siria, donde hay presencia del PKK. “El bombardeo turco causa mucho terror, por lo que los yazidíes no vuelven a casa”, ha indicado el alcalde de Sinjar, Mahma Khalil, en declaraciones a AFP.  

Desconfianza e irritación 

A pesar de las críticas, Turquía ha continuado con el despliegue de aviones teledirigidos para combatir al PKK. Durante años, este grupo ha utilizado las montañas iraquíes para esconderse, donde aviones de guerra tripulados y tropas de tierra han intervenido para luchar contra ellos. Los drones han permitido a Ankara rastrear, identificar y eliminar los objetivos del PKK en cuestión de minutos en el abrupto terreno de las montañas iraquíes, según ha señalado Nicholas Heras, del Instituto para el Estudio de la Guerra, en declaraciones a AFP. “El uso de aviones teledirigidos militares por parte de Turquía en el norte de Irak ha cambiado el juego en su guerra contra el PKK”, ha explicado.  

Ankara está cambiando los costosos cazabombarderos como el F-16 estadounidense por aviones no tripulados como el Bayraktar TB2, de producción nacional, que tiene mejor vigilancia, puede volar durante 24 horas y es más barato, por lo que es “prescindible” si lo derriba el PKK, ha señalado el experto en aviones no tripulados Sibel Duz. El portavoz del PKK en el pueblo de Qandil, Zagros Hiwa, ha asegurado a AFP que Turquía vigila constantemente con sus aviones no tripulados una zona de 15 kilómetros en el norte de Irak con la ayuda de sus aviones no tripulados. “Nuestras fuerzas han derribado siete drones este año”, ha explicado, aunque no ha proporcionado detalles de las pérdidas del PKK. Este grupo también se ha sumado a la guerra aérea con sus propios drones improvisados y modelos comerciales equipados con explosivos.  

Dron

Una fuente estadounidense, familiarizada con el programa de drones de Turquía ha asegurado que las operaciones especiales de Estados Unidos en el norte de Irak se están poniendo nerviosas por la nueva “frecuencia e intensidad” de los ataques. “Los turcos están sobrevolando posiciones de Estados Unidos con unidades armadas y por ello está creciendo la desconfianza hacia ellos”, ha explicado la fuente.  

La potencia aérea de Irán 

Irán comenzó a desplegar aviones equipados con cámaras en Irak durante su guerra de 1980-1988 con Irak. Los más recientes, el Mohajer-6 y el Shahed-129 son las armas elegidas por Teherán para el norte de Irak, ha explicado Adam Rawnsley, que rastrea los aviones no tripulados iraníes para el Instituto de Investigación de Política Exterior. “La forma en que Irán está usando los drones contra los objetivos kurdos en Irak es totalmente diferente a la forma en que se usan los drones en cualquier otro lugar, es mucho más sofisticado”, ha señalado.  

El jefe de la división de aviones no tripulados de Teherán, el coronel Akbar Karimloo, aseguró esta primavera ante los medios de comunicación locales que Irán utiliza los aviones tanto para la vigilancia como para el ataque, y para la observación avanzada de la artillería y los lanzadores de misiles. A principios de este mes, Irán aseguró que tomaría medidas coordinadas con Turquía para contrarrestar la actividad rebelde kurda a lo largo de sus fronteras, pero sin hacer mención al despliegue de aviones teledirigidos. Bagdad y las autoridades kurdas han dado escasas explicaciones sobre la expansión de las campañas de drones. Los funcionarios iraquíes han señalado en privado en declaraciones a AFP que no tienen ninguna influencia sobre Turquía o Irán. 

Después de que un ataque turco con aviones no tripulados matara a dos altos oficiales iraquíes en el norte de Irak en agosto, Bagdad ha expresado su indignación, pero no ha presionado a Ankara. “El problema general de Irak es que las grandes potencias tienden a utilizarlo como una galería de tiro”, dijo Rawnsley en declaraciones a la agencia AFP. Wim Zwijnenburg, que trabaja en el desarme para la organización pacifista holandesa PAX, ha explicado que es complicado que Bagdad pueda reclamar una retirada de los aparatos sobre su territorio. “Son zonas poco pobladas y hay poca información de la gente o los periodistas que se encuentran sobre el terreno”, ha explicado. Ni los activistas ni los funcionarios han conseguido proporcionar un número específico de muertes por ataques de aviones no tripulados en el norte de Irak. “Esto aumenta la opacidad de las campañas que se llevan a cabo con estos aparatos”, ha explicado Zwijnenburg en declaraciones a AFP.