Acuerdo histórico vinculante en París contra el cambio climático

lainformacion.com

Pie de foto: El presidente de Francia, Francois Hollande, y el ministro galo de Asuntos Exteriores y presidente de la Cumbre, Laurent Fabius, aplauden el logro del acuerdo histórico para la lucha contra el cambio climático.

El acuerdo propone cumplir el gran objetivo de limitar el calentamiento global por debajo de los dos grados, probablemente 1,5. Con un aumento de 2ºC, los científicos prevén efectos irreversibles, con fenómenos extremos frecuentes, la disminución de la productividad agrícola o la extinción de especies.

El ministro de Asuntos Exteriores francés, Laurent Fabius, ha anunciado la aprobación en sesión plenaria del denominado Acuerdo de París por el Clima. El anuncio de Fabius ha sido recibido con vítores y aplausos por los participantes. Algunos asistentes, visiblemente emocionados, se han fundido en abrazos.

El acuerdo será legalmente vinculante y propone cumplir el gran objetivo de limitar el calentamiento global por debajo de los dos grados, probablemente 1,5. Fabius, presidente de la conferencia de París sobre el clima (COP21) hizo ese anuncio tras la distribución del documento a los ministros de 195 países, para su eventual validación en la jornada.

La meta de una limitación de las temperaturas a 1,5º respecto a la era preindustrial es un reclamo impulsado con fuerza por Estados insulares particularmente amenazados por el cambio climático.

Pero países fuertemente dependientes de sus recursos petroleros como Arabia Saudita o grandes potencias emergentes, como India y Brasil, temen que una reconversión demasiado rápida de sus economías afecte negativamente a su crecimiento. La fórmula salomónica fue el resultado de arduas negociaciones.

100.000 millones de dólares para 2020

El proyecto de acuerdo del clima propone un mínimo de 100.000 millones de dólares anuales a los países en desarrollo a partir de 2020 para enfrentar el calentamiento global.

Esa cantidad deberá ser revisado "a más tardar en 2025", añadió Fabius ante los ministros de 195 países, al presentar el texto. El monto de las ayudas de los países ricos, responsables históricos del calentamiento del planeta, a los países en desarrollo es uno de los puntos de bloqueo de las negociaciones en París.

El texto, que Fabius presentó como definitivo, debe ser ahora examinado y aprobado por los ministros. La cantidad de 100.000 millones de dólares fue establecida en la conferencia COP de Copenhague de 2009, que fracasó para fijar un acuerdo mundial como el que está a punto de ser aprobado en la cita de París.

Los países en desarrollo han exigido desde entonces que ese monto, que consideran que no es ayuda al desarrollo, sea un mínimo y no el techo del compromiso financiero. Estados Unidos, por su lado, tuvo hasta el último minuto objeciones a la obligación jurídica del capítulo de finanzas de este proyecto de acuerdo, puesto que el Congreso, en manos de los republicanos, se opondría.

Igualmente, Estados Unidos y la Unión Europea encabezaron la coalición de países industrializados que quieren que las potencias emergentes contribuyan al esfuerzo. China ha pasado a ser el principal emisor de gases de efecto invernadero del planeta.

Proyecciones científicas

Las proyecciones científicas que sirven de base a los trabajos de la COP prevén que, con la actual trayectoria de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), el aumento de las temperaturas podría alcanzar 4º a fines de siglo. Pero incluso con un aumento de 2ºC, los científicos prevén efectos irreversibles, con fenómenos extremos frecuentes, la disminución de la productividad agrícola o la extinción de especies, si bien se considera que el planeta todavía se puede adaptar.

Las temperaturas medias ya aumentaron 0,85º respecto al fin del siglo XIX. Los compromisos de reducción de gases de efecto invernadero (GEI), entregados por cada país antes o durante la COP son insuficientes por el momento para limitar el aumento de las temperaturas a 2º (la s proyecciones sitúan el aumento en un abanico de 2,7 a 3,5º).

Más en Sociedad