Fueron hallados muertos en el vehículo abandonado en San Antonio, al suroeste de Estados Unidos, en lo que es una nueva muestra del drama de los migrantes en muchas partes del mundo

Descubiertos 46 migrantes fallecidos en un camión abandonado en Texas

photo_camera PHOTO/REUTERS - Miembros de la Guardia Nacional de México en la frontera entre los Estados Unidos y México

46 personas, en principio migrantes, fueron halladas este lunes sin vida dentro de un camión abandonado cerca de San Antonio, Texas, en el suroeste de Estados Unidos. Los fallecidos pudieron morir asfixiados por las altas temperaturas.

El jefe del Departamento de Bomberos de San Antonio, Charles Hood, dijo que las personas murieron de agotamiento y exceso de calor dentro del camión, que no tenía aire acondicionado ni agua.

Las autoridades norteamericanas informaron que otras 16 personas fueron rescatadas con vida, en distintas condiciones, y llevadas a hospitales de la ciudad. 12 de ellas son adultos y los otros cuatro niños, como informó el medio BBC.

El camión fue encontrado en una zona de poco tránsito, cerca de una vía de tren en el suroeste de San Antonio, a unos 250 kilómetros de la frontera entre Estados Unidos y México.

"Un trabajador de uno de los edificios aquí atrás escuchó un grito de ayuda. Salió a investigar, encontró un remolque con las puertas entreabiertas, las abrió para mirar y encontró varias personas fallecidas adentro", señaló el jefe de la Policía de San Antonio, William McManus. Este añadió que hay tres personas detenidas, aunque todavía no está clara su participación en la tragedia, como informó la BBC. El incidente es objeto de una investigación federal liderada por el Departamento de Seguridad Interior de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés).

El canciller de México, Marcelo Ebrard, dijo que entre los trasladados al hospital había dos guatemaltecos. Las nacionalidades de las otras víctimas no quedaron claras en un primer momento.

Estados Unidos bate récords de inmigración ilegal, a lo que se suma esta tragedia ocurrida a tan solo 250 kilómetros de la frontera con México. La inmigración es un asunto preocupante en EEUU, donde el año pasado se detuvo a un número récord de inmigrantes indocumentados que cruzaban al país desde México, muchos de ellos viajaron a través de rutas muy peligrosas.

Muchos de estos migrantes intentan escapar de la pobreza y la violencia en América Central y acaban pagando importantes cantidades de dinero en efectivo a traficantes de personas para cruzar la frontera con el país estadounidense. 

El secretario de Seguridad Interior de Estados Unidos, Alejandro Mayorkas, se mostró consternado por la tragedia y anunció a través de la red social de Twitter una investigación señalando el problema de las mafias que trafican con personas como algo a erradicar.  "Los traficantes de personas son personas insensibles que no tienen en cuenta a las personas vulnerables a las que explotan y ponen en peligro para obtener ganancias", afirmó.

Se replica de nuevo el problema del tráfico de migrantes a los que diversas mafias cobran grandes sumas de dinero para conducirles por rutas peligrosas de cara abandonar sus países para entrar en otros más desarrollados buscando un futuro mejor. 

Esta fue la base de lo que pasó recientemente también en la valla de Melilla. Donde 23 migrantes subsaharianos murieron en el intento del salto de la propia valla. El Gobierno de Marruecos manifestó que los fallecimientos se produjeron por la avalancha producida y tanto el Ejecutivo marroquí como el Gobierno español defendieron la labor realizada por la Gendarmería marroquí y la Policía española en defensa de las fronteras hispano-marroquíes. 

Migrantes saltando la valla

Pedro Sánchez, presidente del Gobierno, se refirió al asalto como “un ataque a las fronteras de España” mediante el uso de diversas armas como “hachas y garfios”, según señaló a la agencia The Associated Press. “Estamos hablando de un intento de asalto a la valla que evidentemente se realizó de forma agresiva, por lo que lo que hicieron las fuerzas de seguridad del Estado español y guardias marroquíes fue defender las fronteras de España”, señaló Pedro Sánchez. 

Mientras, las autoridades de Marruecos atribuyeron las muertes a una “estampida” de personas producida en la madrugada del viernes. 

Pedro Sánchez culpó en sus declaraciones a The Associated Press a los “grupos mafiosos internacionales” que dañan la integridad territorial de los países y que ponen en riesgo las vidas de estos migrantes aprovechándose de su desesperación. 

Coordinador de América: José Antonio Sierra.

Más en Sociedad