Merkel ve en peligro Schengen si la UE no acuerda un reparto justo de refugiados

Diariocrítico/Agencias

La canciller de Alemania, Angela Merkel, ha advertido este lunes de que el "desafío" aparejado a la masiva llegada de refugiados aún durará "un largo periodo de tiempo" y ha apuntado que si la UE no acuerda un reparto justo de estas personas, "muchos" pondrán en cuestión el acuerdo de Schengen. La canciller alemana realizó estas declaraciones en Berlín, pocas horas antes de recibir al presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, quien devuelve la visita que Merkel le realizó el pasado año en Galicia. En esta ocasión, el encuentro se produce en plena crisis migratoria de los refugiados sirios que cruzan el mediterráneo o entran desde Turquía.

"Si no logramos una distribución justa de los refugiados, por supuesto que el tema de Schengen estará en la agenda de muchos", ha asegurado Merkel, durante la rueda de prensa en la que ha aludido al acuerdo sobre libre circulación que rige en el continente.

Europa se enfrenta a su peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial y la canciller no ha dudado en hablar de "enorme desafío nacional", toda vez que Alemania es el país elegido como destino por gran parte de estos solicitantes de asilo.

"Será un asunto central no sólo durante días o meses, sino también durante un largo periodo de tiempo", ha dicho, en un llamamiento a la "flexibilidad" y la paciencia. Merkel ha abogado también por acelerar los plazos de resolución de las peticiones de asilo.

Asimismo, la canciller ha defendido que hay muchos más alemanes a favor de ayudar a los inmigrantes que en contra y ha instado a la población a no sumarse a las manifestaciones xenófobas que han comenzado a proliferar en el país centroeuropeo. En este sentido, ha prometido que tolerará que se ponga en cuestión la dignidad de otras personas.

La canciller alemana tendrá ocasión de intercambiar sus puntos de vista sobre este asunto con Mariano Rajoy, quien ya ha llegado al Castillo de Meseberg, al norte de Berlín, y conocida como la casa de huéspedes del Gobierno alemán desde 2007, donde se recibe a invitados de todo el mundo y ofrece la posibilidad de mantener conversaciones en un ambiente más distendido y personal.

Es previsible que también se aborden durante la Cumbre la reforma de la Unión Económica y Monetaria, la situación de la economía de la Eurozona, así como la situación en Ucrania, Libia, Siria o Irak, y la amenaza yihadista del Daesh.

Además, mañana y en el marco de esta Cumbre, tendrá lugar un encuentro empresarial organizado por la patronal alemana, el BDI, que se celebrará en Berlín y en el que intervendrán tanto Merkel como Rajoy, así como representantes del máximo nivel del empresariado alemán y español, de los Ministros de Economía español De Guindos, y de Finanzas alemán, Schauble, y del Ministro español de Asuntos Exteriores y de Cooperación García-Margallo.

El Presidente Rajoy y la Canciller Merkel participarán en su clausura, protagonizando un coloquio con los representantes de las empresas alemanas y españolas allí presentes, tal y como tuvo lugar en el encuentro empresarial que se celebró en Madrid en 2012 y que contó también con la participación de ambos líderes.

La Comisión asegura que Schengen no es el problema

La Comisión Europea ha rechazado este lunes la posibilidad de introducir cambios en las normas que regulan el funcionamiento del espacio sin fronteras Schengen tras la petición de nueve países, entre ellos España, de estudiar cambios para permitir "controles permanentes" pero "únicamente donde sean necesarios" a raíz del ataque frustrado en el Thalys el pasado 21 de agosto.

Los ministros del Interior y de Transportes de Francia, España, Alemania, Reino Unido, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo, Italia y Suiza invitaron el sábado, a la Comisión Europea a "examinar" una modificación de las normas Schengen para permitir "controles permanentes" pero "únicamente donde sean necesarios" en la reunión de urgencia convocada por el Ejecutivo galo para el ataque en el Thalys, según recoge la declaración final pactada, en la que avanzaron que, entre otros, reforzarían los controles a los pasajeros y equipajes en los trenes internacionales.

"Schengen no es el problema", ha replicado este lunes en rueda de prensa el portavoz del presidente de la Comisión Europea, Margaritis Schinas.

"Nosotros no hemos firmado esta declaración. Fue elaborada en nuestra presencia pero esta declaración no es una declaración de la Comisión", ha apostillado el portavoz comunitario, Jakub Adamowicz.

"El aumento de los controles de seguridad es plenamente compatible con las normas de Schengen, que no tiene nada que ver con los controles de seguridad. Tiene que ver con los controles de identidad en las fronteras", han explicado fuentes comunitarias.

Los Estados miembros ya "descartaron" en el pasado los "controles sistemáticos" que "no son posibles de acuerdo con Schengen", han recalcado las fuentes, que han asegurado que por parte del Ejecutivo comunitario no se prepara ningún cambio normativo sobre Schengen, que eliminó las fronteras internas en la UE.

Los "detalles" de las medidas propuestas por los nueve países el sábado serán discutidos no obstante por el grupo de trabajo que reúne a expertos de los Veintiocho y de la industria el próximo 11 de septiembre y posteriormente por los ministros de Transportes de la UE el 8 de octubre, ha explicado el portavoz comunitario, que ha dejado claro que cualquier "medida" sobre seguridad ferroviaria necesitará hacerse con el respaldo de la industria.

"Desde el punto de vista del transporte la prioridad siempre ha sido y siempre será garantizar la máxima seguridad posible en los sistemas ferroviarios aplicando el principio de proporcionalidad", ha explicado Adamowicz, al tiempo que ha considerado "demasiado prematuro" pensar en ampliar la propuesta del registro de pasajeros aéreo, bloqueado en el Parlamento Europeo, a los pasajeros de tren, tal y como contempla el Gobierno belga a nivel nacional.

Más en Sociedad
PHOTO/PIXABAY
Robert Beaglehole y Ruth Bonita, dos exdirectivos de la Organización Mundial de la Salud, han criticado la postura de la organización respecto a los cigarrillos electrónicos. Para luchar contra el tabaquismo, piden a la organización que apoye iniciativas encaminadas a dar prioridad a métodos alternativos de suministro de nicotina

e-cigarrillos: 2 exdirectivos critican la postura de la OMS