La ONCE celebra la adhesión de España al Tratado de Marrakech

Natalia González Velázquez

Pie de foto: La ONCE celebra la adhesión al Tratado de Marrakech, que facilita la lectua a personas ciegas

La ONCE celebra la aprobación por parte de las Cortes Generales de la adhesión de España al Tratado de Marrakech, adoptado por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) – perteneciente a Naciones Unidas – que permitirá que más de 300 millones de personas ciegas de todo el mundo puedan intercambiar libros accesibles.

Dicha adhesión ha sido acordada en la sesión extraordinaria del Congreso de los Diputados. De esta manera, España se convierte en el noveno país en ratificar este importante instrumento del organismo internacional. Se trata de una demanda que la ONCE ha impulsado desde hace años, para sacar adelante la adopción de este instrumento que resulta clave para el acceso a la educación, a la información y al ocio de las personas ciegas de todo el mundo.

La ONCE recuerda que leer es un derecho del que todavía no pueden disfrutar miles de personas ciegas en el mundo. De ahí la necesidad de actualizar las leyes internacionales de derechos de autor en lo relacionado al acceso a formatos accesibles para personas ciegas, con baja visión y con discapacidad de lectura de la letra impresa ordinaria, todo ello sin incurrir en delitos relacionados con los derechos de autor.

En los últimos años, la OMPI se ha dado cuenta de la importancia de evitar que la legislación protectora de los derechos de propiedad intelectual sea un obstáculo discriminatorio que dificulte el acceso a materiales culturales por parte de las personas con discapacidad.

Por ello, en 2013 se convocó la Conferencia Diplomática en Marrakech en la cual se aprobó el Tratado, que se fija como objetivo para acabar con las dificultades de algunas personas para disponer de libros accesibles. A día de hoy, apenas entre un 1% y un 5% de los libros publicados en el mundo se hacen en formato accesible, algo que puede atribuirse en parte a las limitaciones impuestas por las leyes de propiedad intelectual.

Adhesión, también de la Unión Europea

La adhesión a este Tratado refuerza la trayectoria de España en defensa de los derechos de estas personas y su plena integración en la vida social y cultural, complementando la normativa nacional ya existente en materia de derechos relacionados con la propiedad intelectual.

Hasta el momento, ocho países han ratificado en los dos últimos años el Tratado de Marrakech: Argentina, El Salvador, Emiratos Árabes, India, Mali, Paraguay, Singapur y Uruguay; sin embargo, serán necesarias 20 ratificaciones para que entre en vigor.

De ahí, que la ONCE felicite a España por este importante compromiso con las personas ciegas de todo el mundo, y anima a que la Unión Europea y todos sus países miembros impulsen esta ratificación, lo que supondría su aplicación.

El texto de Marrakech reconoce este derecho de las personas ciegas, de manera que se permite el envío de libros accesibles de persona a persona, siempre bajo la premisa de una reconocida y aceptada excepción de los derechos de autor en este caso.

Cuando sea ratificado por una veintena de países, más de 300 millones de personas con discapacidad visual en el mundo, la mayoría en países en desarrollo, podrán acceder por fin a más del 90% de los títulos que, hasta ahora, les estaban prácticamente vetados en formatos accesibles. Además, beneficiará a personas con problemas de movilidad u otros equiparables.

La Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) es un organismo especializado de las Naciones Unidas y la principal organización intergubernamental dedicada al fomento y la utilización de la propiedad intelectual. Su objetivo es promover un modelo equilibrado y eficaz, que recompense la creatividad, estimule la innovación y contribuya al desarrollo económico, social y cultural de todos los países, salvaguardando a su vez el interés público.

Más en Sociedad