Un informe de Saudi Aramco previo a su salida a Bolsa advierte que la demanda de petróleo puede tocar techo en 20 años

El documento vaticina que los pedidos de crudo alcanzarán su punto máximo en 2035
Amin Nasser, CEO de la compañía petrolera estatal saudita Aramco.

AFP/ KARIM SAHIB  -   Amin Nasser, CEO de la compañía petrolera estatal saudita Aramco.

La demanda mundial de petróleo puede tocar techo en los próximos 20 años, según un informe elaborado por Saudi Aramco, la compañía más rentable del mundo, utilizando las previsiones de IHS Markit Ltd. El documento refleja que los pedidos de crudo alcanzarían su punto máximo en torno a 2035 y que a partir de 2045 aquellos serán de menor tamaño que en 2040, según recoge la versión digital de Bloomberg.

Esta información está incluida en la página 658 del informe y los rectores de la compañía creen que las perspectivas de IHS Markit son creíbles. Estas previsiones, publicadas el sábado, muestran datos de Saudi Aramco que no se conocían hasta ahora sobre sus finanzas y sus estrategias y riesgos comerciales. Aunque todavía no se sabe cuántas acciones planea vender el Gobierno ni a qué precio. Se espera que esta información sea revelada el 17 de noviembre, según Bloomberg. 

Además, Saudi Aramco reconoce en este documento que las políticas de lucha contra el cambio climático pueden reducir la demanda global de hidrocarburos y propiciar un cambio hacia combustibles fósiles de menor intensidad de carbono como el gas o fuentes de energía alternativas. La presión social para reducir la contaminación y las emisiones de carbono pueden conducir también a una reducción del consumo de combustibles fósiles

Tanques de petróleo de marca en la planta petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq, Arabia Saudita, el 12 de octubre de 2019.
REUTERS/MAXIM SHEMETOV - Tanques de petróleo de marca en la planta petrolera de Saudi Aramco en Abqaiq, Arabia Saudita, el 12 de octubre de 2019.

El pasado febrero, el director ejecutivo de Saudi Aramco, Amin Nasser, afirmó que no estaba preocupado por el surgimiento de alternativas al petróleo ya que aún no estaban preparadas para sustituir al crudo y aseveró que estaban en auge solo por la presión de las manifestaciones contra el cambio climático y por moda. Khalid al-Falih, ministro de petróleo del país desde hace apenas dos meses, también se mostró escéptico con las energías renovables y su capacidad para desplazar a los hidrocarburos

La información proporcionada ahora por Saudi Aramco va mucho más allá que la que ya ofreció a los inversores en abril, que se centraba en las perspectivas de los mercados de petróleo hasta 2030 y en el que no dio indicios de que hubieran detectado un pico en la demanda del petróleo, mientras que ahora propone unas previsiones que abarcan hasta 2050

Otras empresas europeas como Royal Dutch Shell y Total han empezado a preocuparse por el pico de demanda del petróleo. Aunque Saudi Aramco tiene un poco más de margen que sus competidores, puesto que sus costes de producción son más bajos. Incluso en un escenario de baja demanda de crudo, la participación del mercado de Arabia Saudí podría aumentar alrededor del 15% o el 20%, según las previsiones de salida a Bolsa. 

Según una estimación, las reservas de petróleo de Arabia permiten seguir sacando en los próximos años 11 millones de barriles de crudo cada día hasta 2030 y a partir de entonces extraer 13 millones cada día en la década de 2040, según los analistas Sanford C. Bernstein en un informe publicado este lunes.