Izquierda Española acentúa la descomposición del sanchismo

Pedro Sánchez - AFP/LUDOVIC MARIN
Pedro Sánchez - AFP/LUDOVIC MARIN

La nueva formación política Izquierda Española, nacida bajo la tempestad que sacude la vida política en todo el país, hará su bautismo de fuego en las Elecciones Europeas del próximo mes de junio. Su secretario general, el joven abogado Guillermo del Valle, es consciente de que el nuevo partido no podrá desbancar ni competir con las dos grandes formaciones españolas existentes en el Hemiciclo de Estrasburgo, el Partido Popular y el PSOE. Tampoco podrá substituirse a otras formaciones hispanas, de izquierda o de derecha, que ya disponen de escaños en Estrasburgo. A lo que sí aspira es a estar presente en Europa, y llevar allí la voz de los descontentos que se sienten excluidos por ser simplemente españoles.

Guillermo del Valle se ha confesado con ATALAYAR, sin tapujos. “Comenzaremos con las Elecciones europeas. Creemos que es el momento idóneo para que una nueva formación política ofrezca su alternativa al conjunto de los españoles”. ¿Por qué las Europeas? “Porque son elecciones con circunscripción única y carácter nacional. Reconozco que nos jugamos mucho. Sería un error precipitarnos y dejar que marque nuestra agenda la irresponsabilidad de un gobierno chantajeado por sus socios nacionalistas”. Un primer paso, vaya. “Exacto, a partir de ahí, venimos para quedarnos, no para la contingencia de unas concretas elecciones. La orfandad de millones de personas es la razón de ser de nuestro proyecto político”. 

La joven formación enarbola un programa mínimo que tiene la cualidad de unir a la inmensa mayoría de españoles, pues aunque estos mínimos forman parte de la temática que defienden los otros partidos mayoritarios que pelean para estar en el Parlamento europeo, es bastante obvio que a la hora de llevarlo a la práctica, adolecen y tergiversan. 

“Se trata de una necesidad estructural de la política en nuestro país, la de una izquierda que defienda la igualdad en todos los planos y se oponga a los privilegios sociales, económicos, políticos y territoriales”. Lo que según vosotros, no hace este Gobierno. “No lo hace. Ha cruzado líneas rojas y pone la llave de la gobernabilidad en aquellos cuyo único objetivo es romper con lo común y fracturar el Estado, que es el instrumento para la redistribución y la justicia social. Por eso, ahora, la necesidad es aún más acuciante”.

¿Por qué dices ahora? ¿Qué hay de nuevo? “Que tenemos amnistía, pero no Presupuestos Generales del Estado. Es aquí donde debemos priorizar la defensa del trabajo digno, el blindaje de los servicios públicos, una reforma fiscal progresiva, una inversión suficiente en I+D (ahora es de 1,44% y debemos llegar al 3 % del PIB) para transformar y reindustrializar nuestro modelo productivo frente a las políticas neoliberales del sálvese quien pueda más individualista. ¿Crees que eso ahora no se puede hacer? “Con los nacionalistas secesionistas, formaciones racistas e insolidarias de extrema derecha, es inviable tal agenda social”.

En suma, que Izquierda Española, defiende, según sus promotores: la igualdad de todos los españoles ante la Ley; la esperanza de los más vulnerables frente a la España de tribus o taifas; devolver al Estado las competencias que atañen a todos, como la Educación, la Sanidad, la Seguridad, la Justicia, la Fiscalidad y la política Medioambiental. En una palabra, detener lo que muchos consideran la descomposición del sanchismo.

El nuevo partido, que se autodefine como un proyecto inequívocamente de izquierdas, afirma que “no nacemos para habilitar gobiernos neoliberales o conservadores, pero desde luego tampoco para que la llave de la gobernabilidad la siga teniendo la extrema derecha racista y xenófoba (Junts, PNV, el caso de ERC exigiendo un cupo catalán que destrozaría definitivamente la igualdad y la redistribución)”.

Guillermo del Valle y el grupo de políticos procedentes de la familia socialista, de Ciudadanos, de posiciones demócratas y liberales, defiende el universalismo del progreso frente al identitarismo de los nacionalistas retrógrados. “Queremos gobiernos de izquierdas, que avancen en derechos y justicia social, pero en torno a la idea de igualdad y bien común, y claramente defensores de un Estado fuerte sin asimetrías ni privilegios confederales”. ¿Les escuchará la ciudadanía? Las Elecciones Europeas serán un test para todos

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato