'C'est fini': Casillas se despide del Real Madrid entre lágrimas

Agencias

Pie de foto: Emocionantes imágenes de un Casillas que no pudo reprimir las lágrimas en su solitaria despedida del Real Madrid

Con esta frase en francés y entre lágrimas, Iker Casillas puso punto y final el domingo a sus palabras de despedida a los aficionados del Real Madrid, donde ha sido portero del primer equipo y capitán durante 16 temporadas. Con una camisa azul oscuro y sentado solo frente a los medios en la sala de prensa del estadio Santiago Bernabéu, el futbolista, de 34 años, que ahora se va al club portugués Oporto, se quedó sin palabras en más de una ocasión mientras agradecía al Real Madrid por haberle dado "todo".

"Este club no me ha enseñado solo a ser futbolista, sino también persona", dijo Casillas, en referencia a los valores aprendidos en el club "de compañerismo y sobre todo, humildad", unos valores que ha llevado "allá donde he ido representando al Real Madrid". Casillas se unió a la academia del equipo blanco a los nueve años y debutó en el primer equipo con 18. "Por encima de recordarme como un buen portero o un mal portero, sólo espero que la gente me recuerde por ser buena persona, con mis defectos", añadió.

Casillas dio sus últimas declaraciones antes de partir al equipo portugués después de que el diario El Mundo publicara el domingo una entrevista con sus padres en la que aseguran que su hijo se va del club porque el presidente, Florentino Pérez, lo ha echado. Según sus propios padres, Casillas ha sido la víctima de una orquestada campaña de "desprestigio" en los últimos años, que finalmente le llevó a su decisión de abandonar.

El club no respondió de forma inmediata a la petición de comentarios y Casillas tampoco dio pie a preguntas tras sus declaraciones, en las que no mencionó a Pérez por su nombre. Continúa la impresión de que el capitán de la selección española se va con tristeza después de haber sido víctima de pitidos y silbidos por parte de algunos aficionados en su propio estado la última temporada, cuando el club acabó sin títulos.

Fue significativo que ningún responsable del Real Madrid apareciera junto a él el domingo, en contraste con lo que sí ocurrió con su excompañero de la selección y cercano amigo Xavi Hernández cuando abandonó el Barcelona. Xavi, de 35 años, abandonó el club blaugrana para unirse al catarí Al Sadd a finales de la última temporada, y recibió varias conmovedoras despedidas, tanto de aficionados como de compañeros en el Camp Nou.

El portero madrileño aseguró estar emocionado de unirse al Oporto, entrenado por el exportero guipuzcoano Julen Lopetegui, donde aseguró que luchará "al máximo por conseguir el mayor número de títulos posibles". Su decisión de abandonar el Real Madrid se vincula a la esperada llegada de David de Gea desde el Manchester United, quien también está siendo preparado para hacerse cargo de la portería de la selección. Sin embargo, Casillas se centró en explicar que las razones de su salida son "la ilusión trasmitida por el presidente, el director deportivo, el entrenador y todo el equipo" y "las muestras de cariño que he ido recibiendo desde que la gente ha sabido que mi destino era Portugal".

Jugar de forma regular en Portugal para el Oporto debería permitir a Casillas extender su carrera internacional al menos hasta la próxima Eurocopa, que se jugará en Francia en 2016.

Más en Deportes