El jefe de Gobierno marroquí participó en las Reuniones Anuales del Grupo del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional que se desarrollan en Marrakech

Akhannouch destaca las grandes reformas hechas bajo el “liderazgo” del rey de Marruecos y el gran reconocimiento internacional recibido

PHOTO/FILE - Aziz Akhannouch
PHOTO/FILE - Aziz Akhannouch

“Las grandes reformas llevadas a cabo bajo el liderazgo del Rey son muy elogiadas por los actores internacionales”, señaló Aziz Akhannouch, primer ministro de Marruecos, durante su intervención en las Reuniones Anuales del Grupo del Banco Mundial (BM) y del Fondo Monetario Internacional (FMI) que se desarrollan en Marrakech. 

El jefe de Gobierno marroquí elogió las importantes reformas llevadas a cabo por el país norteafricano en las últimas dos décadas, desde que en 1999 accedió al trono el rey Mohamed VI, unas iniciativas alabadas internacionalmente, como destacó el propio Akhannouch. 

En los últimos veinte años, Marruecos, bajo la dirección del rey Mohamed VI, ha emprendido reformas “ambiciosas y voluntaristas”, como afirmó este lunes en Marrakech el jefe de Gobierno. Una senda que ha situado a Marruecos en el camino correcto gracias a la determinación del Ejecutivo, que aplica la hoja de ruta planteada por el monarca alauí. 

Estas reformas “han sentado las bases de una transformación profunda y duradera de nuestra economía y han permitido al Reino consolidar su resiliencia y preservar sus equilibrios macroeconómicos”, precisó Akhannouch durante la presentación del texto “Marruecos en busca de un crecimiento más fuerte e inclusivo”, en el marco de las Reuniones Anuales del Grupo del BM y el FMI, como indicó la agencia oficial de noticias marroquí MAP. 

PHOTO/FILE - Aziz Akhannouch y Kristalina Georgieva
PHOTO/FILE - Aziz Akhannouch y Kristalina Georgieva

Akhannouch señaló que este documento, publicado por el FMI, presenta iniciativas muy destacables e ilustra claramente la determinación del Reino para alcanzar objetivos ambiciosos en términos de desarrollo económico y social, subrayando que “Marruecos se encuentra en una encrucijada decisiva de su historia”.

“Este momento crucial evoca un periodo de introspección, que queremos aprovechar al máximo. A este respecto, trabajamos para aplicar la visión estratégica de largo alcance iniciada por Su Majestad el Rey, que precisa las ambiciones, los objetivos de desarrollo y las palancas de cambio susceptibles de liberar las energías y acelerar la marcha de nuestro país hacia el progreso y la prosperidad”, explicó Akhannouch, como recogió la agencia MAP.

“Estamos decididos a construir una sociedad solidaria y justa. Así, en aplicación de las Altas Orientaciones Reales, hemos lanzado, a partir de 2021, una serie de reformas para reforzar la cohesión institucional y los sistemas de protección social”, resaltó Akhannouch. Justo en un momento muy importante de desarrollo nacional que está permitiendo al reino marroquí situarse entre los países más destacados económicamente a nivel internacional, con gran reconocimiento por parte de las naciones más relevantes ante el importante esfuerzo desarrollado por el país norteafricano; y en un momento también en el que el país se ha sobrepuesto ante las terribles consecuencias padecidas por el devastador terremoto sufrido el 8 de septiembre, de 6,8 grados en la Escala Richter, demostrando la fortaleza y resiliencia nacional. 

Precisamente, el jefe de Gobierno destacó esta “fuerte resiliencia” del Reino ante las crisis, explicando que se pusieron en marcha medidas logísticas y humanitarias de emergencia, bajo las instrucciones del rey Mohamed VI, para superar los efectos del seísmo. 

PHOTO/FILE - Kristalina Georgieva, Ajay Banga y Aziz Akhannouch
PHOTO/FILE - Kristalina Georgieva, Ajay Banga y Aziz Akhannouch

Aziz Akhannouch destacó también la importancia que se concede al refuerzo del sistema sanitario, a la mejora de la calidad del sistema educativo y a la promoción de la investigación científica y la innovación, considerando que el crecimiento debe ser integrador, pero también sostenible y respetuoso con el medio ambiente. El jefe de Gobierno también destacó el importante papel de Marruecos en materia de energías renovables, con la intención de triplicar la capacidad instalada en energía eólica y solar y apostar fuerte por el hidrógeno verde, como informó el medio La Vie Eco. 

Aziz Akhannouch también señaló que sus reuniones con la directora gerente del FMI, Kristalina Georgieva, y el presidente del Grupo Banco Mundial, Ajay Banga, permitieron la oportunidad de analizar la notable experiencia de Marruecos en la gestión de los efectos del terremoto de Al-Haouz.

En este sentido, señaló que estos encuentros fueron también una oportunidad para profundizar en las múltiples perspectivas en varios ámbitos, entre ellos las energías renovables, el turismo y el tema del agua, al que el Reino ha dedicado importantes inversiones.

Además, el jefe de Gobierno destacó que la elección de Marrakech por parte de estas instituciones internacionales para acoger estas reuniones muestra la confianza existente en el reino marroquí a raíz de las reformas implementadas, varias de las cuales se han materializado de manera eficiente con los fondos dispuestos por el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional.