El jefe del Departamento de Investigación del organismo, Daniel Leigh, ofreció cifras de la economía marroquí durante el encuentro del FMI y el Banco Mundial que se celebra en Marrakech

El FMI revisa al alza previsión de crecimiento de Marruecos y la sitúa en el 3,6 % en 2024

REUTERS/SUSANA VERA - Un oficial de policía está de guardia junto a la entrada principal del lugar de celebración de las próximas reuniones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, tras el mortal terremoto del mes pasado, en Marrakech, Marruecos, el 8 de octubre de 2023
REUTERS/SUSANA VERA - Un oficial de policía está de guardia junto a la entrada principal del lugar de celebración de las próximas reuniones del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, tras el mortal terremoto del mes pasado, en Marrakech, Marruecos, el 8 de octubre de 2023

El Fondo Monetario Internacional (FMI) prevé que Marruecos crecerá un 3,6 % en 2024, apoyado por los esfuerzos de reconstrucción tras el terremoto que azotó el país magrebí el pasado 8 de septiembre y causó casi 3.000 muertos y dejó a decenas de miles de personas sin hogar.

En un encuentro con la prensa este martes en Marrakech para presentar el informe de perspectivas económicas mundiales del FMI, el jefe del Departamento de Investigación del organismo internacional, Daniel Leigh, señaló que las contribuciones voluntarias que suponen el 1 % del Producto Interior Bruto (PIB) ayudarán a financiar los esfuerzos de reconstrucción.

Leigh apuntó que las previsiones del crecimiento se han revisado al alza, ya que tras situarse en un 1,3 % en 2022, el país magrebí crecerá un 2,4 % en 2023 y 3,6 % en 2024.

El economista indicó que la inflación en Marruecos acabará en un 4 % en 2023.

“Hubo un semestre muy fuerte antes del terremoto, pese a la sequía ha habido una normalización de la producción agrícola y gracias al buen desempeño del sector de turismo”, indicó.

Varias provincias montañosas del Atlas fueron azotadas el pasado 8 de septiembre por un fuerte terremoto de magnitud de 6,8, y causó casi 3.000 muertos, más de 5.500 heridos y decenas de miles de personas sin hogar.

Marruecos ha asignado unos 11.000 millones de euros a las tareas de reconstrucción tras el sismo.