La demanda ha alcanzado los 3.400 millones de euros, con más de 200 inversores internacionales

Iberdrola reabre el mercado de bonos híbridos con una emisión de 700 millones

Ignacio Galán
photo_camera Ignacio Galán

Iberdrola reabre el mercado de híbridos en Europa con una emisión de bonos por 700 millones de euros, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). 

  1. Confianza internacional
  2. Líder global en financiación sostenible y verde

El bono emitido es perpetuo, pero cuenta con una opción de recompra dentro de 7 años. El cupón ha quedado fijado en el 4,871%. Se coloca como la operación de híbridos más competitiva de los últimos 12 meses.

La demanda registrada ha reflejado el gran interés de los inversores de renta fija por Iberdrola, hasta alcanzar los 3.400 millones de euros, lo que supone más de 4,8 veces la oferta. Ello ha sido posible gracias a la participación de más de 200 inversores cualificados internacionales, principalmente europeos y de Reino Unido.

El volumen de demanda y las condiciones fijadas vuelven a demostrar la gran confianza del mercado y de los inversores en la solidez y solvencia de los planes de negocio y crecimiento del Grupo. Esta operación servirá para refinanciar los 700 millones emitidos en 2018, cuya recompra tendrá lugar próximamente, manteniendo de esta forma estable el volumen de híbridos de la compañía en un importe de 8.250 millones de euros. Los fondos obtenidos se utilizarán por tanto para refinanciar los mismos activos renovables que se financiaron con la operación realizada en 2018. No se producía una emisión de bonos híbridos en el Euromercado desde hace dos meses.

La compañía ha aprovechado la mejora de niveles tanto de los tipos de interés como de los márgenes de crédito registrada desde finales del año pasado, lo que le ha permitido obtener unas condiciones financieras mejores que las existentes durante el segundo semestre de 2023, cuando el entorno de mercado fue mucho más volátil. A ello han contribuido la flexibilidad de Iberdrola para refinanciar esta operación, así como una adecuada lectura del mercado. 

Los bonos híbridos computan como capital en un 50%, de acuerdo con la metodología de las principales agencias de rating, con lo que esta operación contribuye a mantener las calificaciones crediticias del grupo. La última emisión de este tipo de deuda por parte de Iberdrola databa de enero de 2023.

En la colocación han participado ocho bancos internacionales de primer nivel: JP Morgan, Barclays, Crédit Agricole, BBVA, Natwest, Deutsche Bank, Caixabank y Royal Bank of Canada, que han facilitado el acceso a los inversores.

 

Confianza internacional

La confianza de los inversores en Iberdrola es constante. De hecho, a finales de diciembre la compañía firmó su mayor línea de crédito de la historia por 5.300 millones de euros con 33 entidades bancarias internacionales.  El coste de esta operación se situó en los niveles más competitivos para Iberdrola, con precios similares a los de 2019 y la operación fue sobresuscrita en más de un 40%, lo que demuestra el fuerte compromiso de la banca con la primera utility de Europa por capitalización y la segunda del mundo. 

Además, amplió con el Banco Mundial su alianza con un préstamo verde de 300 millones para proyectos renovables en países dependientes de los combustibles fósiles, como el carbón, entre ellos, Marruecos, Polonia y Vietnam. 

Líder global en financiación sostenible y verde

Iberdrola se ha consolidado como referente global en financiación sostenible, siendo el primer grupo privado mundial en emisión de bonos verdes, después de convertirse en 2014 en la primera empresa española en emitir un bono de estas características. En la actualidad, el grupo cuenta con más de 20.000 millones de euros de bonos verdes vivos.

Dentro del mercado bancario, en 2016, la compañía también suscribió el primer préstamo verde para una energética, por importe de 500 millones de euros. A aquella operación le siguieron diversas operaciones de préstamos y líneas de crédito ligadas a criterios de sostenibilidad

Esta estrategia financiera complementa y fortalece el histórico plan de inversiones puesto en marcha por la compañía en noviembre de 2022, en el que anunciaba la inversión de 47.000 millones de euros entre 2023 y 2025. El plan tiene como objetivo impulsar la descarbonización de la economía y dejar atrás los combustibles fósiles, con un fuerte impulso a las redes eléctricas y las renovables. Iberdrola actualizará esta hoja de ruta el próximo 21 de marzo en una nueva edición de su Capital Markets Day.

Más en Economía y Empresas