A través de los sectores estratégicos, de excelencia y de aprendizaje, el reino marroquí amplia su presencia como inversor principal en el continente africano

Marruecos innova en la financiación para invertir en diversos sectores de actividad en África

Sede del Attijariwafa Bank en Casablanca (Marruecos) - FOTO/ATTIJARIWAFA BANK
Sede del Attijariwafa Bank en Casablanca (Marruecos) - PHOTO/ATTIJARIWAFA BANK

Marruecos apuesta por la innovación para resolver la problemática de la financiación estableciendo cuatro palancas innovadoras para optimizar las condiciones de acceso a los fondos y mejorar la movilización de las inversiones.

  1. Categoría 1: áreas estratégicas 
  2. Categoría 2: ámbitos de excelencia 
  3. Categoría 3: áreas de aprendizaje 
  4. La innovación para resolver la problemática de la financiación
  5. Fomentar las asociaciones entre los sectores público y privado nacionales y subregionales y mejorar su marco de gobernanza
  6. Creación de fondos continentales de inversión
  7. Adoptar enfoques del manejo de riesgos y la mejora de la información para los inversores
  8. Diversificar las alianzas económicas y transformar el enfoque de la cooperación internacional y la asistencia en el desarrollo

El marco propuesto por el reino marroquí se basa en tres categorías de actividades que se difieren en materia de la “sensibilidad estratégica” (el nivel de criticidad para la soberanía económica) y la “madurez económica” (el nivel de desarrollo) de los ámbitos de actividad que la componen. 

Categoría 1: áreas estratégicas 

Son los ámbitos de actividad que presentan retos de soberanía para Marruecos (ámbitos estratégicos nacionales) o para el continente en su conjunto (ámbitos estratégicos continentales). 

Se trata de dominios críticos para la resiliencia socioeconómica de África y su modelo de desarrollo que requieren inversiones importantes por parte de las empresas marroquíes como principal actor económico africano. Sin embargo, la alta sensibilidad estratégica de estos ámbitos no impide completamente la cooperación con operadores económicos no africanos.

Muy a menudo, estas áreas se mueven en ecosistemas más amplios para cubrir una gran parte de los eslabones de la cadena de valor que constituyen el área de trabajo. En los ámbitos estratégicos continentales, es oportuno que las empresas marroquíes integren estos ecosistemas a través de grandes operadores, ya sea como “líder” o como “refuerzo”.

Estas áreas estratégicas incluyen la gestión del agua, la agricultura, la producción y la distribución de energía, la salud y la industria farmacéutica, la ciberseguridad y la construcción y explotación de infraestructuras vitales (Cooper Pharma, el grupo OCP o el grupo Al Mada34 son ejemplos).

Mercado de verduras en las afueras de Casablanca - REUTERS/YOUSSEF BOUDDAL
Mercado de verduras en las afueras de Casablanca - REUTERS/YOUSSEF BOUDDAL

Categoría 2: ámbitos de excelencia 

Son los sectores de actividad en los que Marruecos posee activos maduros y cuyas empresas emblemáticas generan ingresos considerables en los mercados de implantación actuales. Las empresas marroquíes de estos sectores gozan de una ventaja competitiva notable y tienen las bazas necesarias para desarrollarse en otros mercados de África. 

Por una parte, el sector de las telecomunicaciones, el operador Maroc Télécom cuenta con más de 60 millones de clientes en 10 países africanos. Por otra parte, el sector bancario, con los tres grandes bancos comerciales marroquíes (Attijariwafa Bank, BCP, Bank Of Africa) tiene una densa red bancaria en más de 20 mercados africanos. 

Además de estos sectores llamados “clásicos”, las empresas marroquíes han logrado convencer a los mercados africanos en otros sectores prometedores como el de los servicios digitales con actores como HPS o M2M.

Para estos dominios de excelencia, las cooperaciones económicas pueden ampliarse para incluir a socios de diferentes nacionalidades con un interés particular para las empresas procedentes de los países del sur con propuestas de valor complementarias. Estas alianzas de negocios constituyen una vía eficaz para la internacionalización de las empresas africanas, en particular las marroquíes.

Sede del Attijariwafa Bank en Casablanca (Marruecos) - PHOTO/ATTIJARIWAFA BANK
Sede del Attijariwafa Bank en Casablanca (Marruecos) - PHOTO/ATTIJARIWAFA BANK

Categoría 3: áreas de aprendizaje 

Tienen un gran potencial de crecimiento para las empresas marroquíes, incluidas las pymes. Estos campos incluyen los sectores de actividad en los que las empresas marroquíes siempre han deseado desarrollarse. La entrada en vigor de la zona de libre comercio AfCFTA abre amplias posibilidades para estas empresas.

Los empresarios marroquíes ya pueden recorrer los 54 mercados del continente para convencer al consumidor africano de sus productos y servicios. En consecuencia, esta nueva situación constituye un verdadero impulso para la iniciativa empresarial y la innovación, en particular para los jóvenes empresarios. 

Las aventuras empresariales en los campos de la tecnología (FinTech, Healthtech, EdTech, Foodtech, Greentech, etc.), el comercio electrónico o el entretenimiento pueden crear nuevos campeones nacionales en sectores hasta ahora considerados difíciles de penetrar. 

Marruecos se embarca cada vez más en el proceso tecnológico - PHOTO/FILE
Marruecos se embarca cada vez más en el proceso tecnológico - PHOTO/FILE

La innovación para resolver la problemática de la financiación

Si bien las oportunidades de inversión en África siguen siendo abundantes, su traducción en proyectos siempre enfrenta la problemática de la financiación; ya que los mercados financieros de África manipulan volúmenes financieros limitados y el acceso a los mercados internacionales de capitales encuentran, a menudo, dificultades propias del clima de negocios en los mercados africanos. 

No obstante, las empresas africanas no pueden desarrollarse en el continente si la financiación sigue siendo un obstáculo permanente. Para Marruecos, se están estableciendo progresivamente cuatro palancas innovadoras para optimizar las condiciones de acceso a los fondos y mejorar la movilización de las inversiones. 

Fomentar las asociaciones entre los sectores público y privado nacionales y subregionales y mejorar su marco de gobernanza

Las asociaciones público-privadas constituyen una solución innovadora para financiar proyectos de infraestructura o de servicios públicos. Esta categoría de contratos públicos consiste en unir los esfuerzos financieros de los operadores públicos y privados en torno a un proyecto de interés general.

Por ello, es necesario fortalecer y perfeccionar el marco legislativo e institucional que rige esas inversiones. En lugar de desembolsar la totalidad del presupuesto público de inversión en un solo gran proyecto, las APP permiten desglosar el mismo presupuesto en varios proyectos, obteniendo más financiación privada.

De esta manera las APP han permitido la creación de varios proyectos emblemáticos de infraestructura a nivel continental: el parque eólico del lago Turkana (Kenia), el puente Henri Konan Bédié (Costa de Marfil) o el puerto de Tánger Med (Marruecos). 

Creación de fondos continentales de inversión

Aun cuando las APP permiten transferir una gran parte de la carga de la inversión al sector privado, este último también se enfrenta a la dificultad de asegurar una financiación sustancial para sus proyectos en el continente. 

La creación de los fondos dedicados al desarrollo económico de África podría ayudar a los promotores de proyectos a tener intercambios constructivos en torno a sus oportunidades frente a los proveedores de fondos que conocen las especificidades de los mercados africanos.

Bank al-Maghrib - PHOTO/FILE
Bank al-Maghrib - PHOTO/FILE

Adoptar enfoques del manejo de riesgos y la mejora de la información para los inversores

Muchos países africanos emergentes tienen dificultades para negociar préstamos a tipos de interés favorables por dos causas. La primera se refiere principalmente a los elevados niveles de deuda y de riesgo de esos países y de sus empresas. 

El Banco Occidental Africano de Desarrollo (BOAD), del cual Marruecos es accionista, y que apoya la financiación del desarrollo de los países del África occidental es un caso de éxito que puede lanzar emisiones de obligaciones en los mercados de capitales regionales e internacionales en condiciones óptimas.

La segunda causa se refiere a la escasez de información económica y financiera fiable y actualizada para los inversores. Esta problemática se relaciona principalmente con la infradigitalización de los circuitos económicos y financieros de estos países.

En efecto, los procedimientos económicos y financieros básicos (declaración fiscal, declaración del IVA, balances financieros, procedimientos bancarios y administrativos, etc.) siguen estando muy a menudo no desmaterializados. 

En síntesis, la transformación digital de los circuitos económicos y financieros constituye una verdadera palanca que debe activarse urgentemente para mejorar la información económica y financiera, siendo una condición crucial para obtener financiación.

Diversificar las alianzas económicas y transformar el enfoque de la cooperación internacional y la asistencia en el desarrollo

Hoy se reconoce que el continente africano es objeto de una competencia dinámica entre las potencias económicas mundiales, con cuestiones informativas en torno a las instituciones de financiación del desarrollo en África. 

Una primera orientación consistiría en establecer asociaciones y acuerdos de desarrollo económico con una amplia gama de agentes, o sea Estados, agrupaciones regionales u organizaciones no gubernamentales para abrir nuevas oportunidades al continente. 

En este sentido, Marruecos presenta, en un marco bilateral o multilateral, un ejemplo de diversificación asociativa que debe examinarse. A nivel internacional, Rabat cuenta hoy con más de 9 acuerdos de libre comercio y muchos más acuerdos de cooperación económica, además de dinamizar la comunidad atlántica del continente, compuesta por 23 Estados.

Una segunda orientación residiría en transformar las modalidades clásicas de la ayuda al desarrollo en una cooperación eficiente que no afecte a la soberanía de los Estados. Se trata de promover relaciones de cooperación win win en las que todas las partes interesadas cumplan sus respectivos compromisos y salgan ganando.

Por ejemplo, los proyectos de inversión basados en préstamos garantizados con activos estratégicos son extremadamente peligrosos y atentan gravemente contra la soberanía de los Estados. Los modos alternativos de financiación como los BOT (Build-Operate-Transfer) son ampliamente preferentes. 

En este sentido, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) preconiza, en un informe de mayo de 2023, que se apoye la modernización de la gobernanza mundial para implicar más a los países de bajos ingresos en los procesos de decisión relativos a la financiación de los bienes públicos mundiales. Ello reequilibraría las relaciones de poder entre los asociados en la escena internacional.

En resumen, si las cuatro palancas propuestas no permiten resolver completa y totalmente el problema del acceso a la financiación de los proyectos de inversión, estos ofrecen pistas innovadoras para reflexionar fuera de los caminos trillados a fin de aprovechar las dinámicas económicas y financieras en curso y asegurar las necesidades de desarrollo de las economías africanas.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato