El alcalde de Algeciras reclama un informe del acuerdo de Gibraltar ante el absoluto secretismo

El ministro de Asuntos Exteriores José Manuel Albares alude a un pacto en los próximos días
Gibraltar – PHOTO/NurPhoto vÍa AFP/NurPhoto/Álvaro Fuente
Gibraltar – PHOTO/NurPhoto vÍa AFP/NurPhoto/Álvaro Fuente

En una reciente entrevista concedida a Atalayar, el alcalde de Algeciras y senador del Partido Popular por la provincia de Cádiz, José Ignacio Landaluce Calleja, ha mostrado su sorpresa ante las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, José Manuel Albares Bueno, en sede de la Cámara Baja, versadas en que las negociaciones, en la propuesta remitida a Reino Unido por parte de España y la Unión Europea para convertir el Campo de Gibraltar en una “zona de prosperidad compartida”, van a continuar a lo largo de las próximas semanas, “dado que hay avances significativos, en cuanto a las líneas de las políticas generales”.

En este mismo sentido, Albares ha pedido apoyo a la oposición, quien inició, en su momento, los pactos sobre el bien estar del Campo de Gibraltar, bajo los que resultarán beneficiados un total de 300.000 españoles de la zona. El acuerdo permitirá la eliminación física de la verja, la libre circulación de personas y mercancías y el uso conjunto del aeropuerto y puerto, sin menoscabo de la soberanía española. 

El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares - AP/ANJUM NAVEED
El ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares - AP/ANJUM NAVEED

Para el máximo responsable del consistorio de la ciudad de Algeciras, Landaluce Calleja, “ningún dato nos da la oportunidad de contemplar la actitud de estas grandes dosis de optimismo de parte de nuestro Gobierno en unas negociaciones, sin saber en qué están basadas. Tanto así que este parlamentario del Grupo Popular ha reclamado, en la Comisión de Asuntos Exteriores de la Cámara Baja, celebrada el pasado lunes 28 de abril, el informe de las negociaciones del citado acuerdo ante la necesidad de saber cuáles son los puntos que se están tratando y cómo se están tratando. Conocer antes que los medios de comunicación el contenido del convenio del Campo de Gibraltar, en definitiva. Saber en qué consiste el mismo y emitir criterio, auxilio -ha llegado a decir-, “si hubiesen aspectos que nos pudieran perjudicar”. “No sabemos nada. Ni la Junta de Andalucía está informada”. 

Si bien, el responsable del Consistorio de Algeciras entiende que guardar la debida cautela en una negociación es práctica habitual y necesaria, pero el desconocimiento absoluto lo ha calificado de “extraño”. 

En el listado de vicisitudes que pueden acontecer, Landaluce Calleja ha hecho mención a las cuestiones del puerto y aeropuerto, aspecto medioambiental, fiscal, impuestos, dumping, tabaco, contrabando, recrecimiento de las aguas españolas en torno a colonia de Gibraltar, la legítima aspiración de la soberanía compartida, la responsabilidad como nación ante la entrada en territorio Schengen, sin obviar cómo se va a gestionar el tema de las pensiones, y sueldos de los trabajadores con coberturas legítimas. 

“Nosotros queremos una buena vecindad y buen acuerdo, Cómo no? Pero para ambas partes. ¿Tenemos capacidad de deshacer la toma de decisiones, si a la larga nos perjudica?”  Esta es la pregunta que se hace Landaluce.

Así las cosas, y según el testimonio del alcalde de la ciudad de Algeciras, el problema es que el Campo de Gibraltar no confía en el Gobierno del presidente del Ejecutivo español, Pedro Sánchez. 

Por lo visto, hace cinco años, se aprobó el Plan del Campo de Gibraltar en Consejo de Ministros, con un aporte económico de 1.000 millones de euros de inversión, un plan transversal que incluyó a ocho ministerios, para que contribuyera al desarrollo económico y formativo de la zona y, según Landaluce, no se ha cumplido nada. “Es una tierra muy olvidada de siempre. Pregunte a los cuerpos y fuerzas de Seguridad del Estado español. Si no fuera por este enclave, de relevancia geoestratégica, llevaríamos aún alpargatas de esparto”, se lamenta el alcalde de Algeciras. “¿Cómo vas a negociar a mis espaldas, por mucho que vivas en Madrid y viajes a Bruselas? ¿Conoces la realidad y las auténticas necesidades de mi tierra?“, concluye así Landaluce la entrevista con esta corresponsal.

Por su parte, el alcalde de San Roque, diputado del PSOE, Juan Carlos Ruiz Boix, ha declarado, igualmente a esta periodista, que se siente muy optimista ante el cierre inmediato del acuerdo en firme, antes de las elecciones europeas y las del Reino Unido. 

Queda la redacción de las matizaciones y apreciaciones en estos cuatro años de negociaciones y que los funcionarios de la Unión Europea han de recoger y volcar. Superado el acuerdo de Nochevieja (2020) y la colaboración de Albares desde el pasado 2021, este parlamentario alude a que se trata con ímpetu que la redacción no provoque alteración ante la letra menuda, una vez se traslade a las partes. Como miembro del Congreso de los Diputados, Ruiz Boix ha tenido la oportunidad de mediar en varias comparecencias y ha observado que, en las cuestiones que afectan al Acuerdo de Gibraltar, el titular de Exteriores Albares pide la reiterada colaboración del resto de grupos políticos para que emitan su pronunciamiento, “motivan falta de información y se mantienen en silencio”. 

En una negociación como esta, el máximo responsable del Consistorio de San Roque ha querido tranquilizar y anunciar que los avances son positivos en todos los sentidos. Tanto Gibraltar como el Reino de España trabajan en todas las contingencias, y escenarios posibles, a sabiendas que supondrán un antes y después. Sinergias positivas a las que habrá que adecuarse en una nueva realidad.

Carmen Chamorro, directiva del CIP/ACPE y diplomada en Relaciones Internacionales y Terrorismo Global por la SEI