La asociación saharaui responsabiliza a Argelia de la represión del Frente Polisario

ASIMCAT denuncia la situación en los campamentos de Tinduf y hace un llamamiento a la comunidad internacional

AFP/RYAD KRAMDI - Las afueras del campo de refugiados de Dakhla
AFP/RYAD KRAMDI - Las afueras del campo de refugiados de Dakhla

La Asociación Saharaui para la Lucha contra la Impunidad en los Campamentos de Tinduf, ASIMCAT, monitorea con gran preocupación lo que se va filtrando desde los campamentos de refugiados saharauis en Tinduf, suroeste de Argelia, acerca las campañas sistemáticas de detenciones y represión sistemáticas de elementos del Polisario contra activistas, defensores de los derechos humanos y cualquier voz que exprese una opinión contraria a su línea política o discordante, o critique la espiral catastrófica de la situación de los derechos humanos dentro de estos campamentos, que son y cada vez en mayor medida, testigos de un asedio irrespirable a los derechos y libertades.

Los últimos capítulos de la serie de represión protagonizada por el Frente Polisario contra los activistas en los campamentos fueron el secuestro del activista saharaui Salem Maaleinin El- Sweed, el 1 de mayo de 2023 a las nueve de la noche, cerca de un puesto de control de la policía argelina en la ciudad de Tinduf, donde estuvo acompañado por su hermana Jufina Maalainin El- Sweed quien fue sometido a torturas y malos tratos a manos del Polisario antes de ser llevado a uno de los centros de detención secreta instalados por el Polisario en los campamentos de Tinduf, donde a pesar de los intentos de sus familiares por averiguar su paradero aún se desconoce.

El secuestro del activista Salem Maelainin Souid se produjo a raíz de su participación, junto a un nutrido grupo de defensores de derechos humanos, en protestas pacíficas y la publicación de videos en las redes sociales denunciando las prácticas corruptas de algunos líderes del Polisario involucrados en el robo y saqueo de la ayuda humanitaria destinada a los saharauis en los campamentos lanzando un llamamiento a la intervención de La Organización Mundial de ddhh para poner fin a la sangría que sufre la ayuda humanitaria con la cual la dirección del Polisario comercia en los países vecinos del sur de Argelia, todo ello con el apoyo, cuidado y complicidad del régimen argelino.

En el mismo contexto, ASIMCAT registró la exposición de muchos saharauis de los campamentos a heridas de diversa gravedad cometidas por la milicia del Polisario a los que se les acusa de violar el toque de queda nocturno que la dirección de la organización se empeña en seguir imponiendo durante décadas en una continua humillación a los residentes de los campamentos, como es el caso del activista saharaui Hanini Barki Sidi Labeid quien fue sometido a tortura, el 27 de abril de 2023 a las 22:00 horas en el campamento de Rabuni por parte de elementos del Polisario, lo que le provocó graves daños físicos y psicológicos, así como a la joven, Elhassina Salem Ahmed Barikallah, sobrina del exlíder y figura de la oposición, Hajj Ahmed, quien fue abusada y la arrastraron a la fuerza brutalmente y sin miramientos la noche del 30 de marzo de 2023, después de que la gendarmería irrumpiera en el hogar de su familia en el campamento de Dajla con el objeto de arrestar a su hermano bajo el pretexto de no cumplir con las órdenes del toque de queda nocturno.

Esta escalada de violencia también incluyó a blogueros saharauis como Elouali Salek El Barbouchi, miembro de la directiva regional de la Unión de la Juventud del Polisario en el campo de Dajla que fue arrestado el 21 de marzo de 2023 debido a sus publicaciones en las redes sociales críticas con la política del Polisario y de las autoridades argelinas en la gestión de los problemas de seguridad en los campamentos antes de que fuese recluido en la prisión de Al-Dheaibia, donde fue obligado por órdenes expresas de la "ministra del Interior" Maryam bint Al-Salik Hamada, a firmar una acusación inventada por los cargos de albergar a inmigrantes ilegales y poseer equipos de extracción de oro.

tinduf (2)
AFP/RYAD KRAMDI - Una refugiada saharaui en el campamento de Boujdour 

Un nutrido grupo de mujeres y hombres activistas lleva a cabo desde el pasado 4 de mayo una serie de protestas pacíficas frente a la Secretaría General del Polisario en Rabouni demandando la liberación de los detenidos políticos en los centros secretos del Polisario, así como la rendición de cuentas por parte de los perpetradores involucrados en los abusos y torturas sufridos por las víctimas, sin embargo, estas continuas protestas pacíficas fueron silenciadas con más represión por parte de la dirección del Polisario que movilizó a sus grupos armados para impedir que los manifestantes accedieran al edificio de la Secretaría. Todo ello sucede ante la total ausencia de los efectivos de ACNUR (Alto Comisionado para los Refugiados) cuyas oficinas en los campamentos no desempeñan su papel en la protección de los residentes de estos campamentos contraviniendo lo estipulado en el documento que enmarca su mandato de protección sobre lo que se supone que son campos de refugiados.

La responsabilidad de todas las violaciones cometidas contra los saharauis en los campos de refugiados de Tinduf recae principalmente sobre Argelia, bajo cuya jurisdicción territorial se encuentran estos campos al estar localizados en su territorio. El Polisario no puede seguir disfrutando de esta impunidad solo porque el país anfitrión le proteja, le brinde todas las condiciones de inmunidad y continúe sin mecanismos judiciales transparentes que responsabilicen a los perpetradores de los abusos y garanticen a las víctimas su derecho a un recurso efectivo.

Ante todos estos graves hechos y ante nuestra responsabilidad como organización que aboga contra la impunidad en los campamentos de Tinduf, llamamos la atención de la opinión pública internacional hacia lo siguiente

  • Emprender todas las medidas necesarias para liberar de inmediato a todos los detenidos recluidos en los centros secretos de detención del Polisario y poner fin de inmediato a las campañas de represión y abuso contra los activistas saharauis en los campamentos de Tinduf y levantar el toque de queda junto a todas las otras medidas que restrinjan los derechos y libertades de los saharauis en estos campo.          
  • Instamos al estado argelino a que abra una investigación judicial libre e imparcial sobre todos los casos de ejecuciones extrajudiciales, desapariciones forzosas, detenciones arbitrarias y torturas cometidas por el Polisario en sus centros secretos de detención y a que tome las medidas legales necesarias para revelar el destino de los desaparecidos en las prisiones del Polisario, investigue las circunstancias de su desaparición, entregue sus restos a sus familias, proporcione reparación a las víctimas y sus familias y haga rendir cuentas a los líderes del Polisario involucrados en estos crímenes, a fin de garantizar que los perpetradores no queden impunes.             
  • Garantizar que el estado argelino respete todas sus obligaciones internacionales estipuladas en los pactos internacionales de los que es parte y que implemente todas las resoluciones de la ONU emitidas al respecto, especialmente las emitidas por el Comité de Derechos Humanos de la ONU, en las que instó a Argelia a poner fin a la ilegal delegación de facto de competencias jurisdiccionales al Frente Polisario.                             
  • Instando al Estado argelino a que tome todas las medidas necesarias para proteger a todas las personas que se encuentran en su territorio, especialmente a las que se encuentran en los campamentos de Tinduf que se han transformado sin duda alguna en una gran prisión en la que se violan derechos y libertades y en la cual las víctimas de ejecuciones extrajudiciales y desapariciones resultan impunes.       
  • Instar al Alto Comisionado para los Refugiados a que active su mandato de protección en beneficio de los habitantes de los campamentos de Tinduf, y que brinde todas las garantías que les faciliten disfrutar de sus derechos y no ser sometidos a ningún tipo de trato humillante o degradante, como está previsto por el derecho internacional.
  • Apelar a la organización internacional de derechos humanos para que tome medidas urgentes que pongan fin a la tragedia de los saharauis en los campamentos y hagan seguimiento a todas las partes involucradas en las violaciones que los afectan al margen de la ley. 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato