Analistas políticos y medios de comunicación señalan los fuertes vínculos entre el presidente y Turquía

Aumentan las sospechas de corrupción contra el presidente libio Dbeibe

photo_camera AFP/GREGORIO BORGIA - El primer ministro libio Abdul Hamid Dbeiba

Tras el fracaso de las elecciones parlamentarias libias, que tendrían que haberse celebrado el pasado 24 de diciembre, la presión y las críticas contra el Gobierno de Unidad Nacional (GNU) de Abdul Hamid Dbeibé han aumentado. La población libia acusa al presidente de corrupción y de actuar acorde con intereses y agendas extranjeras. Cabe recordar que el Gobierno de Dbeibé, pese de ser un Ejecutivo no electo, ha sido reconocido internacionalmente además de contar con el respaldo de Turquía y Qatar.

Tal y como informa el medio Al-Arab, el presidente es uno de los miembros más destacados de la familia Dbeibé de Misurata. Además de gestionar grandes sumas de dinero, esta familia ha sido acusada de corrupción. En junio de 2017, la Cámara de Representantes de Libia incluyó al clan Dbeibé entre la lista de entidades acusadas de apoyar el terrorismo por financiar grupos armados leales y vinculados a los Hermanos Musulmanes.

Otros medios de comunicación internacionales también se han hecho eco de la corrupción que envuelve al presidente, e incluso se ha señalado un supuesto informe de Naciones Unidas que confirma que Dbeibe habría comprado su cargo de presidente sobornando a los delegados para que lo votaran.

AFP PHOTO/UNITED NATIONS - Abdul Hamid Mohammed Dbeibah pronunciando un discurso por videoconferencia durante una reunión del Foro de Diálogo Político Libio (LPDF). - Los delegados libios en las conversaciones facilitadas por la ONU el 5 de febrero de 2021 eligieron a Abdul Hamid Mohammed Dbeibah como primer ministro de transición

Tawfiq al-Shehibi, líder de la Autoridad Suprema de las Alianza de las Fuerzas Nacionales, ha indicado que la corrupción gubernamental actual es la más alta de la historia y “afecta a todos los ministerios, agencias y departamentos afiliados a él (Gobierno) sin excepción”. Asimismo, Al-Shehibi recuerda que el Ejecutivo de Dbeibé, en el poder desde marzo, “no se ha adherido a ninguna ley o regulación financiera, administrativa o de supervisión”. El líder militar se refirió también a un “gasto masivo de miles de millones sin una ley de presupuesto” y a una “tasa catastrófica de corrupción que se oculta”

Muchos ciudadanos libios apoyaron las declaraciones de Al-Shehibi, recordando las sospechas de corrupción relacionadas con el derroche de dinero público y su uso de acuerdo con los intereses personales del presidente, así como los intereses de agendas extranjeras lideradas por Ankara. "No hay humo sin fuego, la cantidad de la corrupción actual no tiene precedentes”, indica el analista político Ezzedine Aqeel a Al-Arab. Aqeel, además de señalar a Dbeibé, acusa también al gobernador del Banco Central de Libia, Siddiq al-Kabir. Aqeel habla de 15.180 millones de dólares en transacciones entre el presidente y el jefe del Banco Central. “Dbeibé y Al-Kabir se vieron obligados a negociar entre sí por la presión turca. Ambos implementan las órdenes turcas”, añadió.

AFP/ADEM ALTAM  -   El presidente turco Recep Tayyip Erdogan (R) y el primer ministro interino de Libia Abdul Hamid Dbeibah tras una comparecencia conjunta en el Palacio Presidencial de Ankara

El pasado mes de octubre se reveló un informe oficial libio en el que se indica el despilfarro de dinero público por parte del Banco Central. El documento fue emitido en 2018, pero el Consejo Supremo de Estado lo ocultó, por lo que no fue posible acceder a él hasta ahora, según informaron medios libios. Se habla de un gasto de hasta 1.500 millones de dólares que, según analistas políticos, estarían relacionados con los vínculos entre Al-Kabir y Turquía.

El analista libio, Ahmed Al-Mahdawi, recuerda en Sky News Arabia que el gobernador del Banco Central está acusado de financiar milicias, y no descarta que los 1.500 millones de dólares fueran parte de las sumas que depositó el Banco Central de Turquía para superar la crisis turca. Al-Mahdawi explicó también que el Consejo Supremo de Estado ocultó el informe durante los últimos años porque el presidente, Khaled Al-Mashri, está relacionado con los Hermanos Musulmanes, cercanos a Ankara.

FOTO / AP - El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan
Además de corrupto, Dbeibe es tachado de “misógino”

Esta semana, el presidente libio volvió a estar en el foco de la polémica después de unas declaraciones sobre las mujeres solteras de Libia. En un evento para celebrar una subvención al fondo matrimonial en Trípoli, Dbeibe aseguró que quería “revitalizar el mercado” de las mujeres solteras para hacer más lucrativa la perspectiva de matrimonio. “A veces damos bonificaciones, especialmente a las mujeres mayores”, añadió, según informa The National News. 

El presidente creó el fondo de apoyo matrimonial para alentar a los libios a casarse durante la crisis económica surgida con el derrocamiento de Muammar Gadafi en 2011 y la posterior guerra civil. Dbeibe propone otorgar 40.000 dinares libios (8.700 dólares) a cada nueva pareja libia que se case para ayudar a comenzar su vida juntos.

FP/MAHMUD TURKIA  -   Graduados militares libios leales al Gobierno del Acuerdo Nacional (GNA) participan en un desfile que marca su graduación, resultado de un acuerdo de entrenamiento militar con Turquía, en el campamento Omar Mukhtar en la ciudad de Tajoura, al sureste de la capital Trípoli, el 21 de noviembre de 2020

Los comentarios del presidente causaron el enfado de muchas mujeres. Bajo el hashtag de ‘Las mujeres libias son ciudadanas, no mercancía’, las redes sociales se llenaron de críticas a Dbeibe y sus declaraciones “misóginas”. 

“El presidente, cuyo mandato expiró la semana pasada, ve a las mujeres solteras como una mercancía y un mercado en el que podría invertir con benevolencia para ponerlo en marcha, ya que el único objetivo de las mujeres en la vida es casarse”, declaró la plataforma de Mujeres Libias por la Paz (LWPP), una organización que aboga por la participación femenina en el proceso político libio. La periodista libia Huda Elsrari incluso pidió "levantar la inmunidad de Dbeibe para procesarlo por insultar a la mujer libia y negar los valores establecidos por la constitución”. 

Sin embargo, el presidente ha negado disculparse e incluso se defendió de las acusaciones asegurando que las críticas provenían de "personas que residen fuera de Libia” que "no están familiarizados" con la cultura y forma de hablar libias.

Más en Política