Bangladés: cuando China llama a la puerta trasera de la India

Bangladés se conforma como un país clave para la proyección china e india tanto en la región como en el Sudeste Asiático
PHOTO/FILE - Xi Jinping, presidente de la República Popular China
Xi Jinping, presidente de la República Popular China - PHOTO/FILE

Este documento es copia del original que ha sido publicado por el Instituto Español de Estudios Estratégicos en el siguiente enlace.

Las recientes elecciones en Bangladés dieron un cuarto mandato a la primera ministra Sheikh Hasina, en el poder por la Liga Awami desde 1996, salvo el intervalo de 2001- 2008. Pronto las grandes potencias se apresuraron a felicitarla, a la par que soslayaban las sospechas de irregularidades denunciadas por una oposición que boicoteó los comicios. Destacaron en especial India y China, ambos gigantes en una feroz rivalidad por atraerse a Bangladés mediante ayudas directas, proyectos de infraestructuras y alianzas de seguridad. Bangladés se conforma así como un país clave para la proyección china e india tanto en la región como en el Sudeste Asiático, donde Myanmar sí supone una amenaza de inestabilidad para el país. La política exterior de Bangladés se basa en un tradicional no alineamiento, lo cual le lleva también a mantener excelentes relaciones con otros actores como Japón, Rusia o Estados Unidos, que a su vez considera al país de la bahía de Bengala un socio determinante en su propia estrategia para el Indo- Pacífico.

  1. Hasina, primera ministra necesitada de legitimidad
  2. Bangladés y su estrategia para el Indo-Pacífico
  3. La proyección de la India
  4. China y sus proyectos
  5. Otros actores en busca de cooperación
  6. Conclusiones

Hasina, primera ministra necesitada de legitimidad

Sheikh Hasina, primera ministra de Bangladés, fue la ganadora en las elecciones del pasado enero, con lo cual afronta a sus 76 años su cuarto mandato consecutivo al frente del país. No fue un camino fácil, pues muchas voces dentro y fuera del país tachan a Hasina de autoritaria y denuncian fraudes en los comicios. Desde finales de 2023 se recrudecieron los enfrentamientos entre activistas del opositor Partido Nacionalista de Bangladés (PNB) y miembros de la gubernamental Liga Awami (LA), a duras penas sofocados por la policía. Además, se habían multiplicado los arrestos de miles de personas vinculadas al PNB, en algunos casos presentándose cargos que se remontaban a años atrás, por lo que aquel respondió llamando al boicot de las elecciones. Por su parte, desde el inicio de la campaña electoral en diciembre, la AL alentó las deserciones en el seno del PNB, ofreciendo cargos y candidaturas a sus principales rivales, siendo el caso más claro el de Shahjahan Omar, el anteriormente encarcelado vicepresidente del PNB y poco después candidato del LA por la circunscripción de Jhalokati1.

La jornada electoral del 7 de enero concluyó sin graves incidentes pero la participación fue solo del 42 %. La Comisión Electoral declaró a la AL ganador por mayoría absoluta, al retener el 75 % de los escaños en juego y revalidando así el cuarto mandato de Hasina. Tanto desde la India como desde China se apresuraron a felicitarla y también lo hizo, aunque más tardíamente, Estados Unidos, Reino Unido y la Unión Europea. En el caso de estadounidenses y británicos también se apuntó a que los comicios no fueron del todo libres ni justos2. Finalizados estos, la primera ministra bangladesí está impulsando una política internacional que respalde su propia legitimidad, muy contestada aún a nivel interno3.

Una inmediata gira internacional de Hasina, en especial para asistir a la Conferencia de Seguridad de Múnich del 16-18 de febrero ha contribuido a reafirmar una posición más estable como primera ministra. Allí, planteó un discurso centrado en la lucha contra el cambio climático, pues Bangladés es uno de los países más afectado por ello, y se erigió en una defensora de la posición de Ucrania en la actual guerra con Rusia, quizás como un guiño de complicidad a las posiciones occidentales, dentro del tradicional no alineamiento bangladesí. Incluso hubo una reunión bilateral de Hasina con el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, lo cual no fue obstáculo para que también desde Rusia se felicitase a la primera ministra por su victoria electoral4.

También se han mostrado muy interesados en ofrecer una visita oficial tanto la India como China, país al que Hasina viajó por última vez en 2019. La invitación china se produjo después de que el ministro de Transporte bangladesí, Obaidul Quader, declarará su agradecimiento a la India porque apoyó el proceso electoral cuando el opositor PNB lo boicoteó. Por su parte, el último encuentro entre el primer ministro indio, Modi, y Hasina se produjo en septiembre de 2023 en el marco de la Cumbre del G-20 en Nueva Delhi, y donde la seguridad en la región y la cooperación entre ambos países fueron los temas principales5.

Con lazos históricos, Bangladés, que es un enorme país solo empequeñecido ante la inmensidad de su vecino, formó parte de la India hasta 1947 y allí se fusionan la cultura y religión hindú con la musulmana, cuyos fieles sin embargo representan el 84 % de la población. Tiene una posición crucial, pues sirve de puente precisamente entre la India y el Sudeste Asiático, pero donde la influencia de la vecina Myanmar y de la más alejada China también ha sido relevante desde centurias atrás6. Hoy, Bangladés se siente cortejado por las propuestas de conectividad y la construcción de infraestructuras de ambos gigantes asiáticos, China e India, al tiempo que trata de hallar su propia posición en un área tan sensible para la política global como es el Indo-Pacífico, desde el golfo de Bengala.

Bangladés y su estrategia para el Indo-Pacífico

En abril de 2023, el país también hizo público su propia estrategia para el Indo-Pacífico, llamada «Perspectivas» y en donde fijaba su visión sobre el devenir de esta área de acuerdo con otro documento, «Visión 2041», un plan estratégico nacional para desarrollar económicamente al país a través de la industrialización y en donde la posición geográfica de Bangladés, como Estado ribereño en el golfo de Bengala es clave para alcanzar este objetivo7. Por lo tanto, «Perspectivas» defiende la estabilidad y prosperidad en el Indo-Pacífico como factor crucial para hacer realidad su «Visión 2041» en el marco de la importancia de la región para el comercio internacional, promoviendo un Indo-Pacífico libre y abierto, la mejora de la acción climática y teniendo al factor tecnológico como la gran piedra angular de los proyectos.

Esta auténtica estrategia parte de los principios rectores en la política tradicional bangladesí. El primero es la premisa en política exterior del considerado padre de la nación, Sheikh Mujibur Rahman, padre de Hasina, el no alineamiento sintetizado en la sentencia: «amistad hacia todos, malicia hacia ninguno». Posteriormente, las «Perspectivas» citan la no injerencia en asuntos internos, el arreglo pacífico de las controversias entre Estados, así como el respeto del derecho internacional en torno a los principios enunciados en la Carta de Naciones Unidas y, respecto a las rutas marítimas, la Convención sobre el Derecho del Mar (UNCLOS en sus siglas en inglés) de 19828.

En las «Perspectivas» también se prioriza para Bangladés alcanzar la prosperidad económica a través de la conectividad de bienes, servicios y personas. Al contrario que en otros documentos donde se plasman las estrategias de países del Indo-Pacífico, como Japón, Corea del Sur o Australia, en las «Perspectivas» no se habla de terceros países en concreto, sino que enfatiza la necesidad de la seguridad dentro de una política de no alineamiento muy parecida a la expresada por la India en sus múltiples iniciativas o por otros países de la región, por ejemplo, la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN por sus siglas en inglés)9.

Así, la no injerencia en asuntos internos como principio fundamental no solo significa que Bangladés rechace cualquier intento de influir sobremanera en su política puertas adentro, sino que renuncia también a participar en la de otros Estados. La definición de seguridad en las «Perspectivas» bangladesíes alude al bienestar global y humano en general10.

Este concepto bangladesí de seguridad en el Indo-Pacífico se basa en la no proliferación y el mantenimiento de la paz, pero el país se enfrenta a una realidad más cruda. No hace tanto, el yihadismo era un problema grave y hoy la guerra en la vecina Myanmar alcanza unas dimensiones preocupantes. Miembros de la guardia fronteriza birmana cruzan ilegalmente la frontera, huyendo de los combates contra las fuerzas opositoras a la junta militar. El sureste de Bangladés sufre los ataques derivados a su vez de los intensos enfrentamientos entre el Tatmadaw, las Fuerzas Armadas de Myanmar, y el insurgente Ejército de Arakán, cuyos miembros también cruzan la frontera, entre combates, desde las provincias limítrofes birmanas, creando una grave amenaza para la seguridad de Bangladés, incluyendo la muerte de ciudadanos bangladesíes y enormes daños a propiedades. Se calcula que más de 3.000 bangladesíes han huido desde la frontera hacia el interior del país11.

Respecto a Myanmar, ya existía una compleja situación, pues las masivas expulsiones de personas de etnia rohinyá a territorio bangladesí suponen que, en la actualidad, existan más de un millón trescientos mil desplazados en Bangladés hacinados en inmensos campos de refugiados12.

La proyección de la India

La presencia de la India en Bangladés, con quien comparte más de cuatro mil kilómetros de frontera —la quinta más larga del mundo— es muy perceptible. La propia capital, Daca, antigua cabeza de la región de Bengala Oriental, presenta una estructura y características urbanas propiamente indias, aunque la población bangladesí sea de una secular mayoría musulmana13. La ayuda india a la rebelión independentista de 1971, en el llamado entonces Pakistán Oriental, fue decisiva para su triunfo en la posterior y sangrienta guerra de liberación contra Pakistán. Esto daría lugar al actual Bangladés, cuyo significado es «País en Bengala», lo que también conlleva la reminiscencia a su antigua pertenencia a la India, país al que debe su nacimiento moderno.

En 2014, ya con Narendra Modi en el poder, la India aceptó un laudo arbitral internacional fijando los límites territoriales y marítimos con Bangladés, en disputa desde los años setenta. La India mostraba así su interés en consolidar unas excelentes relaciones con su vecino oriental, en el marco del respeto a la normativa internacional, comparándolo con la política de China en el mar Meridional y los conflictos con sus vecinos inmediatos14. El Act East Policy impulsada por el gobierno de Modi también en 2014, se basaba en la proyección india hacia el Sudeste Asiático a través de la vía de Bangladés, por imperativo geográfico la única plausible para la India, de hecho, a menudo se ha llamado a Bangladés «la India bloqueada», lo que se constituye en un matiz clave en la relación indo-bangladesí. En 2015, Modi visitaba Bangladés en uno de sus primeros viajes al extranjero, visita devuelta por Hasina ese mismo año15.

Existe otra característica en el interés de la India en Bangladés más allá de ser puente de comunicación. Es la visión a largo plazo de este interés compartido y que se diferencia en la falta de interés y atención del pasado. Para la India, Bangladés ya no es un asunto menor y en palabras del actual ministro indio de Asuntos Exteriores, Subrahmanyam Jaishankar, esto es el reflejo más acabado de la nueva política india en su ascenso a gran potencia global y la maduración de un pensamiento económico de subsistencia a una política estratégica más amplia, ambiciosa y a largo plazo, todo ello en medio del ascenso de China en la región y de una agitación geopolítica más amplia16.

La India también desarrolla su enfoque de Neighborhood first (vecindad primero) donde Bangladés es el país más interesante por parte de la India para trabar unas sólidas relaciones comerciales y políticas. Bangladés es asertivo a ayudas e iniciativas indias como la de la Bahía de Bengala para la Cooperación Técnica y Económica Multisectorial (BIMSTEC en sus siglas en inglés) o la Iniciativa Bangladés-Bután-India-Nepal (BBIN en sus siglas en inglés), aunque existen todavía controversias no resueltas entre ambos países en lo referente al uso de las aguas de los ríos que nacen o transcurren por territorio indio pero que desembocan en Bangladés17.

En la actualidad, ambos países están en negociaciones para lograr un acuerdo de asociación económica y ya existe otro para la utilización de la rupia en Bangladés e impulsar aún más su comercio con la India, más allá de sus reservas de divisas propias, que en marzo de 2023 alcanzaron su nivel más bajo desde 2016. La conectividad es el motor de esta asociación bilateral con otros proyectos que van desde las líneas ferroviarias, como el Maitree Express Kolkata-Daca, hasta la conexión de los puertos bangladesíes de Chittagong y Mongla con la propia Kolkata. Mientras, la India proporciona a Bangladés el tránsito franco a través de su territorio para comerciar con Nepal y Bután18.

En el sector de la defensa, existe también una tradicional colaboración entre la India y Bangladés, en especial con proyectos de modernización del equipamiento bangladesí. Desde 2018 existe un diálogo anual de defensa indo-bangladesí donde se ratifican contratos, se renuevan los compromisos ya existentes y se planean maniobras militares comunes cada vez más importantes y sofisticadas. Efectivamente, en octubre de 2023, en el marco de la undécima edición de ejercicios conjuntos bautizado como Sampriti, se contó con la participación de diversas unidades terrestres, artillería, ingeniería y otros cuerpos de las fuerzas armadas de ambos países19.

Sin embargo, en los últimos años a la India le ha aparecido un rival que pugna por las iniciativas y proyectos en Bangladés, quizás debido a la propia lentitud en completar los suyos. China también está interesada en la construcción de infraestructuras de conectividad, como el puente sobre el río Padma, convertido en un pilar del crecimiento económico bangladesí. En octubre de 2023, China estaba trabajando en la construcción de decenas de puentes y proyectos energéticos, con más de seiscientas empresas chinas invirtiendo en el país20. El peligro para la India estriba en que, teniendo en cuenta la sólida alianza sino-paquistaní que amenaza sus fronteras noroeste, incluyendo su salida al mar Arábigo, una posible alianza sino-bangladesí acabaría por rodear a la India también por el sureste.

China y sus proyectos

Bangladés se conforma como un nodo atractivo en el proyecto de la Iniciativa de la Franja y la Ruta para una salida de China al sur de Asia y a sus rutas marítimas, en este caso desde la bahía de Bengala, y para ello invierte y desarrolla obras de infraestructura y transporte en todo el país, lo que ha convertido a China en el mayor socio comercial desde el 2006, cuando superó a la India. Bangladés se conforma también como una plataforma de producción barata para el mercado interno chino, a la vez que ofrece un escaparate de productos chinos a precios competitivos con proyección en todo el sur de Asia21.

En los últimos tiempos, China sigue demostrando su interés en cortejar la amistad con Bangladés, en ocasiones a costa de la India, como ocurrió durante el suministro urgente al país de vacunas en la segunda ola de la pandemia de COVID cuando repuntaba la incidencia de la enfermedad en Bangladés, puesto que las compradas a la India no se habían entregado a tiempo22. Otro ejemplo lo tenemos en la rápida felicitación del gobierno de Xi Jinping a Hasina por su triunfo electoral de enero, incluyendo una invitación a la primera ministra para viajar a Beijing y reunirse con el presidente chino23.

En el mercado de la defensa, desde 2018 Bangladés también se ha convertido en un comprador neto de armas a China, por encima incluso de sus suministradores tradicionales como lo eran, en primer lugar, India y Estados Unidos. De hecho, en la actualidad Bangladés es el segundo mayor cliente en las exportaciones chinas en este sector, un país que importó el 1,6 % de las armas comercializadas a nivel mundial entre 2013 y 2017 y donde en el período 2018-2022 China fue su principal proveedor con el 74 % de estas importaciones24.

La relación bilateral en el campo de la seguridad va más allá de este suministro. Del año 2002 data la firma de un acuerdo de cooperación mutua y algunas de las infraestructuras programadas mediante capital y obra china afectan también al campo militar. En 2023 se inauguró una base de submarinos para la Armada de Bangladés, pero de completa construcción china, en Pekua, ciudad costera de la provincia de Cox´s Bazaar. Es el puerto para submarinos más grande del sur de Asia y fue bautizada, muy simbólicamente para entender la actual relación sino-bangladesí, BNS Sheikh Hasina25.

Esta relación con China es vista con preocupación por el gigantesco vecino indio, pero también para Estados Unidos y sus aliados. En abril de 2021, durante una visita al país, el entonces ministro de Defensa chino, Wei Fenghe, pidió una mayor cooperación militar por parte de países asiáticos como Bangladés en contra de las potencias que creaban alianzas en la región: una clara alusión al QUAD. China también apoyó a Bangladés cuando Estados Unidos lo excluyó de la Cumbre de la Democracia en diciembre de aquel año como advertencia a Hasina por la falta del respeto a los derechos humanos en el país. Al poco, el presidente Xi Jinping reiteraba públicamente el apoyo chino a su gobierno y le instaba a resistir toda presión estadounidense26.

¿Significa que Bangladés sea un firme aliado chino en la región? No, en los últimos tiempos la propia Hasina defiende la cooperación pero no cierra alianzas en firme, como también se cuida al respecto de las posibles deudas adquiridas con Beijing, recalcándose que es poco probable que Bangladés pueda caer en una trampa de deuda como ha ocurrido con otros países, la vecina Sri Lanka concretamente. Hasina demuestra tener una gran habilidad diplomática al reconocer y aceptar las inversiones chinas, pero reafirmando siempre la soberanía bangladesí27.

Otros actores en busca de cooperación

En esta carrera internacional por cooperar con Bangladés aparecen otros actores, además de China e India. Occidente está atento a la posición bangladesí respecto al Indo-Pacífico. Así, el Fondo Monetario Internacional aprobó una ayuda de 4.700 millones de dólares en asistencia financiera para Bangladés en 2023, con el fin de mitigar los riesgos asociados al cambio climático28. Por su parte, para Estados Unidos, Bangladés es un interlocutor clave en varios foros bilaterales y multilaterales, en especial el Diálogo de Asociación entre los Estados Unidos y Bangladés, el Diálogo de Seguridad entre los Estados Unidos y Bangladés y el Foro Regional de la ASEAN, a la par que proporciona todos los años grandes cantidades en ayuda militar, no solo equipamientos, sino también entrenamiento de las Fuerzas Armadas bangladesíes29.

En los últimos tiempos, el gobierno de Hasina parece mostrar un mayor alineamiento con la política exterior estadounidense, tras alguna declaración desde Washington mostrando preocupación por la presencia china y la situación de los derechos humanos. Así Bangladés, que se abstuvo inicialmente en la votación en Naciones Unidas de marzo de 2022 condenando la invasión rusa de Ucrania, un año después varió y en abril de 2023 firmó una declaración conjunta con Japón, otro socio en el Indo-Pacífico para Bangladés, denunciando la violación del derecho internacional por parte de Rusia30. No por ello existe un distanciamiento respecto a Rusia, pues Hasina reconoce la ayuda de la entonces Unión Soviética en la guerra de independencia de 1971 al bando de la Liga Awami de su padre, Sheikh Mujibur, considerado fundador de la patria bangladesí. La sentencia de Mujibur que debía imperar en la política exterior bangladesí de no alineamiento: «amistad con todos, malicia con ninguno» aún hoy es la directriz de aquella31, lo cual justifica que la relación ruso-bangladesí bajo el gobierno de Hasina se haya mantenido, cuando no incrementando32.

Japón es otro de esos países interesados en Bangladés y uno de los principales inversores en el desarrollo de infraestructuras de conectividad y zonas industriales. Durante la visita de Hasina a Tokio en abril de 2023 también se estableció una asociación de seguridad entre ambos países, incluyendo la transferencia de tecnología33. Al poco, Australia también estableció una oficina de defensa en su embajada en Daca, para fortalecer la cooperación en materia de defensa entre ambos países. La importancia económica y en seguridad de Japón para Bangladés se simboliza en la construcción del importante puerto de aguas profundas de Matarbari, un proyecto inicialmente concedido a China, pero rectificado y dado al país nipón después de que Estados Unidos e India mostraran su descontento34.

Conclusiones

Desde hace dos décadas, India y China tienen sus ojos puestos en Bangladés como un país clave para sus proyectos de infraestructuras y transportes que conecten al subcontinente indio con el Sudeste Asiático. En los últimos tiempos el interés geoestratégico global en el marco del Indo-Pacífico ha redoblado la importancia del país a nivel internacional, pues es un aliado codiciado por su ubicación en el norte de la bahía de Bengala, cerca de la confluencia de los océanos Índico y Pacífico y por lo tanto de las rutas marítimas y sus cuellos de botella donde se conectan y transitan recursos vitales hacia o desde el estrecho de Malaca. También existen importantes reservas de gas, algunas de ellas inexploradas en la bahía, lo cual incrementa aún más la atención sobre el país35.

Para China, su presencia en Bangladés supondría acceder al océano Índico y rodear a la India, pues ya accede más al oeste gracias a su alianza con Pakistán. Por ello, la consolidación de los proyectos propios de cooperación, comercio y construcción de infraestructuras en Bangladés es también vital para el otro gigante asiático, la India, ya que permite su entrada a los mercados asiáticos e imposibilita una presencia amenazadora de China en su flanco oriental. Este interés mutuo en atraerse a Bangladés, y la misma posición actual del país en el concierto internacional ha cobrado impulso si tenemos en cuenta que pocos años atrás Bangladés se debatía en una guerra abierta contra el terrorismo yihadista36 y la confrontación civil entre las dos cabezas de los principales partidos políticos bangladesíes, Hasina y Jaleda Zia, en arresto domiciliario desde 201837. Por el momento, Hasina ha conseguido estabilizar al país, pues el hijo de Zia, Tarique Rahman, líder de facto de una oposición casi desarticulada, vive en Londres desde 2008 y apenas es conocido en los círculos políticos bangladesíes y diplomáticos extranjeros, mientras el estamento militar ha mostrado su apoyo al gobierno de la primera ministra. Cultivando ahora una imagen de lideresa fuerte, se muestra receptiva a escuchar las propuestas de las grandes potencias.

El actor bangladesí se va tornando crucial a la hora de conformar las prioridades económicas y las arquitecturas de seguridad por parte de los diferentes países del Indo-Pacífico. Por ello, más allá de su posición exterior como país, preocupan otros asuntos que amenacen a la región como el peligro latente del terrorismo, la emergencia humanitaria que suponen los más de un millón de rohinyás que malviven en los campos de refugiados bangladesíes o la delincuencia organizada, pues Bangladés es considerado un país de tránsito esencial para el contrabando de drogas y uno de los centros productores de cannabis más importantes del sur de Asia.

En resumen, cortejado por la India y China, competidores entre sí, pero también por Occidente, el papel internacional de Bangladés aumenta en importancia dentro de este conflictivo marco 

geopolítico actual. La clave de esta posición también pasará por la estabilidad y, sobre todo, por los planes de sucesión dentro de la gubernamental Liga Awami, debido a la avanzada edad de Hasina, hoy la figura esencial en la estructura política bangladesí. Con una oposición acusándola de autoritaria, manifestándose en las grandes ciudades y denunciando en foros internacionales una represión in crescendo, la búsqueda de un posible sustituto a la primera ministra podría desencadenar divisiones internas y maniobras políticas que desequilibraran al país. Mientras, dos poderosos vecinos regionales con rango de potencias globales, India y China, golpean cada vez con más fuerza e insistencia en la puerta bangladesí para profundizar una cooperación y alianza que excluya al perdedor.

Javier Fernández Aparicio
Analista del IEEE
@jafeap

Referencias:

1 TAREQUE SAKIL, Salman: Rise of Rafiqul Islam Jamal: BNP's replacement for Shahjahan Omar in Jhalakathi. Dhaka Tribune (23 de febrero de 2024). Disponible en: Rise of Rafiqul Islam Jamal: BNP's replacement for Shahjahan Omar in Jhalakathi (dhakatribune.com) (consultado el 4/3/2024).
2 ALAM, Julhas: «The US and UK say Bangladesh's elections extending Hasina's rule were not credible». The Independent (9 de enero de 2024). Disponible en: The US and UK say Bangladesh's elections extending Hasina's rule were not credible | The Independent (consultado el 4/3/2024).
3 ELLIS PETERSEN, Hannah & AZIZUR RAHMAN, Shaikh: «Bangladesh opposition reels under crackdown as thousands arrested». The Guardian, 22 de enero de 2024. Disponible en: ‘They beat me with sticks’: Bangladesh opposition reels under crackdown as thousands arrested | Bangladesh | The Guardian (consultado el 4/3/2024).
4 SHARMA, Pranay: «Hasina meets Zelenskyy as Bangladesh and the West mend fences». Nikkei Asia (17 de febrero de 2024). Disponible en: Hasina meets Zelenskyy as Bangladesh and the West mend fences - Nikkei Asia (consultado el 4/3/2024).
5 «China Invites Bangladesh PM Sheikh Hasina For Official Visit To Beijing». NDTV World (29 de enero de 2024). Disponible en: China Invites Bangladesh PM Sheikh Hasina For Official Visit To Beijing (ndtv.com) (consultado el 3/4/2023).
6 KAPLAN, Robert D.: Monzón, un viaje por el futuro del océano Índico, El hombre del Tres, 2012, pp. 193-218.
7 «Vision 2041 for developed and prosperous Bangladesh». Portal Nacional de Bangladés (actualizado a 9 de diciembre de 2023). Disponible en: 2023-09-12-09-29-18417c72f118bdb5393796c662aad03e.pdf (portal.gov.bd) (consultado el 3/4/2024).
8 «Indo-Pacific Outlook of Bangladesh». Ministerio de Asuntos Exteriores (24 de abril de 2023). Disponible en: Ministry of Foreign Affairs- (mofa.gov.bd) (consultado el 3/4/2024).
9 FERNÁNDEZ APARICIO, Javier: «La India, autonomía e imperativo en su estrategia de seguridad». Estrategias de Seguridad Nacional: La competencia entre grandes potencias. Documento de Investigación 02/2023, CESEDEN, IEEE, pp. 91-112. Disponible en: DIEEEINV02_2023_EstrategiasdeSeguridad.pdf (consultado el 4/3/2024).
10 BOSE, Sohini: «Continuity and Change in Bangladesh’s Indo-Pacific Outlook: Deliberating Post-Election Scenarios». Observer Research Foundation (4 de enero de 2024). Disponible en: Continuity and Change in Bangladesh’s Indo-Pacific Outlook: Deliberating Post-Election Scenarios (orfonline.org) (consultado el 4/3/2024). 11 RAHMAN, Himel: «crisis at the Bangladesh-Myanmar Border: A Looming Regional Challenge». The Diplomat (6 de febrero de 2024). Disponible en: Crisis at the Bangladesh-Myanmar Border: A Looming Regional Challenge
– The Diplomat (consultado el 4/3/2024).
12 «Emergencia rohingya». UNHCR-ACNUR Agencia de la ONU para Refugiados. Disponible en: Emergencia rohingya | ACNUR (consultado el 3/4/2024).
13 MIGUEL CALABIA, Emilio de: «Dhaka-Totem». Bukubuku ABC Blogs (8 de octubre de 2021). Disponible en: Dhaka-Totem (abc.es) (consultado el 5/3/2024)002E
14 BURKE, Naomi: «Arbitral Tribunal Delimits Maritime Boundary Between Bangladesh and India in the Bay of Bengal». American Society of International Law (22 de septiembre de 2014). Disponible en: Annex VII Arbitral Tribunal Delimits Maritime Boundary Between Bangladesh and India in the Bay of Bengal | ASIL (consultado el 5/3/2024).
15 Los proyectos indios en Bangladés de la Act East Policy actualizados en: «Projects under the ‘act east policy’». Ministerio de Puertos, Transporte Marítimo y Vías (29 de marzo de 2022). Disponible en: Press Information Bureau (pib.gov.in) (consultado el 5/3/2024).
16 JAISHANKAR, Subrahmanyam: The India Way. Strategies for an uncertain world. Harper Collins, 2020, pp. 192-214.
17 ARYAL, S.K. & BHARTI, S.S.: «Evolution of ‘India’s Neighbourhood First Policy’   Since Independence». Society 60, 224–232 (2023). Disponible en: Evolution of ‘India’s Neighbourhood First Policy’ Since Independence | Society (springer.com) (consultado el 5/3/2024).
18 BOSE, Sohini. Op. cit.
19 «Sampriti-XI: Joint military exercise between India & Bangladesh held successfully in Meghalaya». India News Network (17 de octubre de 2023). Disponible en: Sampriti-XI: Joint military exercise between India & Bangladesh held successfully in Meghalaya (indianewsnetwork.com) (consultado 7/3/2023).
20 KUN, Liu & HUIYING, Zhou: «China-made bridge opens in Bangladesh». China Daily (28 de junio de 2022). Disponible en: China-made bridge opens in Bangladesh - Chinadaily.com.cn (consultado el 5/3/2024).
21 LAILUFAR, Yasmin: «Understanding Bangladesh-China relations: Bangladesh’s rising geopolitical agency and China’s regional and global ambitions». Journal of Contemporary East Asia Studies (3 de enero de 2024). Disponible en: Full article: Understanding Bangladesh-China relations: Bangladesh’s rising geopolitical agency and China’s regional and global ambitions (tandfonline.com) (consultado el 7/3/2024).
22 HOLLINGSWORTH, Julia: «The world’s biggest vaccine maker is stalling on exports. That’s a problem for the planet’s most vulnerable». CNN (25 de Mayo de 2021). Disponible en: https://edition.cnn.com/2021/05/25/asia/covax-india-serum-institute-intl-hnk-dst/index.html (consultado el 7/3/2024).
23 «China renews PM's invitation to visit Beijing: Hasan». Bangladesh Sangbad Sangstha (28 de enero de 2024). Disponible en: China renews PM's invitation to visit Beijing: Hasan | News Flash (bssnews.net) (consultado el 7/3/2024).
24 «Bangladesh ocupa el puesto 25 entre los principales países importadores de armas: SIPRI». New Age Bangladesh (13 de marzo de 2023). Disponible en: Bangladesh 25th among top arms importing nations: SIPRI (newagebd.net) (consultado el 7/3/2024).
25 «Bangladesh’s first submarine base starts operation Monday». Dhaka Tribune (20 de marzo de 2023). Disponible en: Bangladesh’s first submarine base starts operation Monday (dhakatribune.com) (consultado el 7/3/2024).
26 HASSAN, Mubashar: «What is Driving China-Bangladesh Bonhomie?». The Diplomat (18 de octubre de 2023). Disponible en: What is Driving China-Bangladesh Bonhomie? – The Diplomat (consultado el 7/3/2024).
27 «“'We decide our foreign policy': Bangladesh reacts to Chinese warning over joining Quad». The Times of India, (11 de Mayo 11 de 2021). Disponible en: https://timesofindia.indiatimes.com/world/south-asia/we-decide-our-foreign-policy-bangladesh-reacts-to-chinese-warning-over-joining-quad/articleshow/82548632.cms (consultado el 7/3/2024).
28 GEORGIEVA, Kristalina: Bangladesh and its Partners are Launching the Bangladesh Climate and Development Platform to Leverage Adaptation and Mitigation Investments. Fondo Monetario Internacional (3 de diciembre de 2023). Disponible en: Bangladesh and its Partners are Launching the Bangladesh Climate and Development Platform to Leverage Adaptation and Mitigation Investments (imf.org) (consultado el 11/3/2024).
29 «U.S. Security Cooperation with Bangladesh». Departamento de Estado de los Estados Unidos (1 de septiembre de 2023). Disponible en: https://www.state.gov/u-s-security-cooperation-with-bangladesh/ (consultado el 11/3/2024).
30 REZA CHOWDHURY, Kamran: Bangladesh shifts position on Ukraine war, says it’s ‘violation of international law’. Benar News (27 de abril de 2023). Disponible en: Bangladesh shifts position on Ukraine war, says it’s ‘violation of international law’ — BenarNews (consultado el 11/3/2024).
31 «'Friendship to all, malice to none': Bangabandhu’s historic quote incorporated into UN resolution». Bdnews24 (7 de diciembre de 2022). Disponible en: 'Friendship to all, malice towards none': Bangabandhu's historic quote incorporated in UN resolution | The Business Standard (tbsnews.net) (consultado el 11/3/2024).
32 SHAZZAD,Hussain: «“Friendship Towards All”: Explaining Bangladesh’s Abstention From the UN Resolution Over Ukraine». Australian Institute of International Affairs (25 de marzo de 2022). Disponible en: “Friendship Towards All”: Explaining Bangladesh’s Abstention From the UN Resolution Over Ukraine — Australian Institute of International Affairs - Australian Institute of International Affairs (consultado el 11/3/2024).
33 HASSAN, Mubashar: «Japan Deepens Defense Ties With Bangladesh». The Diplomat (3 de octubre de 2023). Disponible en: Japan Deepens Defense Ties With Bangladesh – The Diplomat (consultado el 11/3/2024).
34 SAMAD, Saleem: «Japan to tie landlocked Northeast India with Bangladesh». Pressenza International Press (6 de marzo de 2023). Disponible en: Japan to tie landlocked Northeast India with Bangladesh (pressenza.com) (consultado el 11/3/2024).

35 HASSAN, Mubashar. et alí: «Present status of Bangladesh gas fields and future development». A review. Journal of Natural Gas Geoscience, 4, Nº 6, 2019, pp. 347-354. Disponible en: Present status of Bangladesh gas fields and future development: A review - ScienceDirect (consultado el 11/3/2024).
36 IGUALADA TORTOSA, Carlos: «Bangladesh, puerta de entrada del yihadismo hacia el Sudeste Asiático». Documento de Opinión IEEE 96/2018 (20 de septiembre de 2018). Disponible en: Bangladesh: puerta de entrada del yihadismo hacia el Sudeste Asiático (ieee.es) (consultado el 11/3/2024).
37 «Khaleda Zia's jail term suspension extended again by 6 months». The Business Standard (18 de septiembre de 2023). Disponible en: Khaleda Zia's jail term suspension extended again by 6 months | The Business Standard (tbsnews.net) (consultado el 11/3/2024).