Las autoridades prorrusas de Donetsk los declara culpables de combatir como mercenarios

Condenados a muerte el marroquí y los dos británicos capturados por las fuerzas rusas en Ucrania

photo_camera AP/VADIM GHIRDA - Un rebelde prorruso en Donetsk

Un día después del juicio, el Tribunal de Donetsk ha condenado a muerte a Saaudun Brahim, Aiden Aslin y Shaun Pinner, acusados de combatir como mercenarios en Ucrania. Los prisioneros de guerra se habían declarado culpables de haber cometido acciones dirigidas a la toma violenta del poder, aunque ninguno reconoció haber luchado como mercenario en la guerra de Ucrania.

El marroquí Saaudun Brahim formaba parte de las fuerzas armadas ucranianas desde marzo, mientras que Aslin y Pinner, de 28 y 48 años respectivamente, llevaban años formando parte del Ejército ucraniano.

"Con base en los resultados del análisis de la totalidad de las pruebas examinadas en la sesión del tribunal, el tribunal concluye que se ha probado la culpabilidad de Aslin Aiden, Pinner Sean y Saadun Brahim”, señala el veredicto, según recoge la agencia de noticias rusa TASS. “Basándonos en la totalidad de los delitos, Aslin Aiden, Pinner Sean y Saadun Brahim deberían ser finalmente condenados a muerte”, añade el Tribunal de Donetsk, no reconocido internacionalmente.

Las autoridades judiciales de la república separatista prorrusa han señalado que los condenados tienen un mes para recurrir la sentencia, algo en lo que ya están trabajando los tres prisioneros, según informa TASS. “El deseo de los tres acusados es apelar contra este veredicto, porque no estaban preparados para escuchar la imposición de hoy sobre ellos la pena capital, es decir, la pena de muerte”, indica la agencia rusa. 

El Gobierno británico no ha tardado en condenar la sentencia de Aslin y Pinner. “Este juicio es falso y sin absolutamente ninguna legitimidad”, escribió la ministra de Relaciones Exteriores, Liz Truss. “Seguimos haciendo todo lo posible para apoyarlos”, añadió.

La familia de Aslin, que anteriormente combatió con un grupo kurdo contra el Daesh en Siria, ha acusado a Rusia de violar los convenios de Ginebra sobre el trato a los prisioneros de guerra después de que se difundiera un vídeo del militar “hablando bajo coacción y claramente sufriendo lesiones físicas”, informa The Guardian. A principios de marzo, Rusia anunció que los combatientes extranjeros capturados no serían reconocidos como prisioneros de guerra y por lo tanto no tendrían los derechos propios de esa condición. 

Andrew Roth, del periódico británico, también señala la posibilidad de que Moscú esté utilizando el proceso para presionar al Reino Unido y organizar un intercambio de prisioneros que involucre a soldados rusos condenados por asesinato y otros crímenes de guerra durante la invasión a Ucrania. Kiev por el momento ya ha condenado a 3 militares rusos, uno de ellos a cadena perpetua.