En el encuentro sobre seguridad internacional en la ciudad muniquesa se mostró un apoyo incondicional al país ucraniano ante la injustificada agresión rusa

Conferencia de Seguridad de Múnich: refuerzo del apoyo a Ucrania

photo_camera AP/SERGEI SUPINSKY - Un combatiente de las Fuerzas de Defensa Territorial de Ucrania, la reserva militar de las Fuerzas Armadas ucranianas, monta guardia en la posición de la Plaza de la Independencia en Kiev

La Conferencia de Seguridad de Múnich ha mostrado nuevamente el apoyo mayoritario internacional a Ucrania ante la injustificada agresión de la Rusia de Vladimir Putin. El objetivo del encuentro en la ciudad muniquesa ha sido ampliar el soporte que se otorga al país ucraniano ante la ofensiva rusa. 

En la segunda jornada del cónclave se recordó que no hay que olvidar que de manera muy clara “hay un agresor y una víctima” y se buscó ampliar y reforzar a la alianza que apoya a Ucrania, añadiendo a países que han mostrado una postura menos decidida a la hora de condenar el ataque o de otorgar un apoyo más claro a la nación agredida. Muchos dirigentes presentes en la cita en tierras germanas destacaron que la invasión rusa es un problema mundial ya que supone una violación del derecho internacional. 

El ministro de Asuntos Exteriores ucraniano, Dmytro Kuleba, rechazó totalmente la postura de países más neutrales y señaló que hay un apoyo encubierto a la postura agresora rusa al dejar a Ucrania olvidada frente a la ofensiva de la Rusia de Vladimir Putin, que en los últimos días ha intensificado los ataques contra determinadas ciudades ucranianas como Járkov y Bajmut coincidiendo prácticamente con el primer aniversario desde que se inició la invasión rusa de Ucrania, la cual fue justificada por Vladimir Putin como una acción para “desmilitarizar y desnazificar” a Ucrania entendiendo que era una amenaza para la vecina nación rusa. Un argumento presidencial que fue rechazado absolutamente por gran parte de la comunidad internacional. “Hay países que dicen que son neutrales, con ello están apoyando a Rusia”, dijo Dmytro Kuleba durante un diálogo en el marco de la Conferencia de Seguridad de Múnich. 

dmytro-kuleba-exteriores-ucrania-conferencia-seguridad-munich-alemania-rusia

Mientras, el ministro de Asuntos Exteriores de España, José Manuel Albares, manifestó que se busca mostrar a varios países que la acción militar rusa es una violación injustificada del derecho internacional y no solo un conflicto entre Rusia y el bloque occidental de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN). 

El mensaje que se ha querido repetir en la Conferencia de Seguridad de Múnich es que hay que aclarar que existe un agresor y una víctima. “En esta guerra lo clave son los planes imperialistas del presidente Putin. Lo que estamos haciendo es dejar claro que nunca aceptaremos una guerra imperialista ni que el presidente Putin pisoteé el derecho internacional”, señaló la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen.

Se alertó también del peligroso precedente que se puede asentar si se permite a Vladimir Putin cumplir sus planes; ya que, detrás de él, podrían venir otros dirigentes con la intención de llevar a cabo otras agresiones en otros puntos del mundo o incluso se podría producir el hecho de que Rusia lo siga intentando en otros puntos próximos a su territorio, no solo contra Ucrania, algo que manifestó Antony Blinken, secretario de Estado de Estados Unidos. 

Por su parte, Josep Borrell, alto representante de Política Exterior de la Unión Europea, solicitó este domingo en la Conferencia de Seguridad de Múnich aumentar la ayuda militar a Ucrania y mostró su apoyo a la entrada ucraniana en las instituciones comunitarias europeas. “Armamos a Ucrania porque la guerra es un gran desafío existencial para nuestra seguridad. El presidente ucraniano Volodimir Zelenski y Ucrania no tienen suficiente munición, pero tienen suficiente motivación”, dijo Josep Borrell en una intervención en el cónclave en territorio alemán. “Hay que hacer más y más rápidamente, tenemos que acelerar nuestra ayuda militar a Europa. Todos los líderes europeos han dicho aquí que Rusia no puede ganar la guerra, que Ucrania tiene que ganar la guerra. Tenemos que pasar las palabras a los hechos”, añadió en declaraciones recogidas por la agencia EFE. 

La Conferencia de Seguridad de Múnich reúne a políticos y expertos de 96 países y se inauguró este viernes en esta ciudad del sur de Alemania con Ucrania como tema principal de las intervenciones y debates de representantes gubernamentales y jefes de Estado o de Gobierno. Por primera vez en veinte años, ningún representante ruso ha sido convocado a este foro en Múnich por razones lógicas ligadas a la intervención militar de Rusia en Ucrania.

josep-borrell-union-europe-conferencia-seguridad-munich-alemania-ucrania-rusia

La Conferencia de Múnich se celebra desde el año 1963 y nació en el contexto de la Guerra Fría para fijar las posturas de los países miembros de la OTAN, pero con la caída del comunismo en la década de 1990 empezó a acoger a representantes de otros países ajenos a la esfera de la Alianza Atlántica para tratar temas relativos a la seguridad y defensa internacionales.

Más en Política
Josua Harris usa argelia
En vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre, el presidente Joe Biden no tiene intención de abandonar la Casa Blanca sin haber dejado su impronta sobre el papel de los Estados Unidos de América en la resolución del largo conflicto entre Argelia y Marruecos

Joe Biden nombra al "Sr. Sáhara" embajador en Argel