La ONG Transparencia Internacional ha publicado su Índice de Percepción de la Corrupción 2023. Con una puntuación de 43, Kosovo es el país balcánico que mejor progresa. Esta dinámica ilustra la política del primer ministro kosovar, Albin Kurti, que se ha comprometido a adoptar un enfoque proactivo frente a la corrupción

La corrupción disminuye en Kosovo

Albin Kurti - PHOTO/FILE
photo_camera Albin Kurti - PHOTO/FILE

El Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2023 publicado por Transparency International el martes 30 de enero muestra que, en la mayoría de los países, la lucha contra la corrupción en el sector público ha progresado poco o nada.  

Aunque las conclusiones de la ONG se aplican a los Balcanes, varios países de la región muestran una tendencia a la baja en materia de corrupción, empezando por Kosovo, que, con una puntuación de 41, muestra los mejores progresos. Kosovo es ahora uno de los 6 mejores países de Europa del Este y Asia Central, y ocupa el puesto 83 del mundo, subiendo 21 puestos en el IPC 2020.  

El descenso de la corrupción en Kosovo en los últimos cuatro años coincide con la llegada al poder del Gobierno de Albin Kurti en febrero de 2021. El primer ministro ha hecho de la lucha contra la corrupción una de las principales prioridades del país. 

En concreto, ha creado la KAB (Agencia Anticorrupción de Kosovo), una nueva agencia anticorrupción que ha dotado al Ministerio de Justicia de medios para investigar la corrupción y perseguir a los delincuentes.  

Ya se han abierto investigaciones contra una docena de poderosos individuos. Una prueba de que el Estado parece decidido a acabar con la corrupción. 

El primer ministro también ha reforzado la independencia del poder judicial aumentando el presupuesto de justicia. Al mismo tiempo, el presidente de la República de Kosovo, Vjosa OSMANI, ha nombrado a jueces y fiscales íntegros. La idea es establecer la transparencia y la ética para garantizar una lucha eficaz contra la corrupción en todo el país. 

Pensando en la transparencia, el Gobierno también ha introducido una nueva ley que obliga a las empresas a publicar sus cuentas financieras. 

Albin Kurti afirma que el país ha progresado en materia legislativa y de creación de instituciones, y que “esto se refleja en condenas efectivas en casos de corrupción, y los casos especialmente emblemáticos son los que implican a empresarios o funcionarios de alto nivel”.   

Además de Transparencia Internacional, otros actores importantes, como el Gap Institute, elogian los esfuerzos y resultados del Ejecutivo en la lucha contra la corrupción. Según una encuesta realizada por el “think tank” en 2023, el 62% de los kosovares cree que la corrupción ha disminuido desde que Kurti llegó al poder. 

Como recordatorio, el Gap Institute es un reputado “think tank” centrado en los acuciantes retos económicos, políticos y sociales de Kosovo. Se esfuerza por tender puentes entre el gobierno y los ciudadanos, entre los problemas y las soluciones, para hacer avanzar a la sociedad kosovar.