Una misteriosa nota emitida por una asociación no oficial argelina advierte a los operadores económicos argelinos, a través de sus bancos nacionales, que dejen de aceptar contratos de transporte de mercancías importadas del extranjero que prevean el transbordo/tránsito por puertos marroquíes

Cuando Argel desea sabotear Tánger Med

Grúas de contenedores en la terminal I del puerto Tánger Med en la ciudad norteña de Tánger - PHOTO/AFP
photo_camera Grúas de contenedores en la terminal I del puerto Tánger Med en la ciudad norteña de Tánger - PHOTO/AFP

Invitar a los bancos a rechazar todas las operaciones de domiciliación bancaria para los contratos de transporte en los que el transbordo/tránsito a través de los puertos marroquíes se ha convertido en un delito es simplemente estúpido. Sabiendo que el transbordo/tránsito por el Tánger/Med (es este puerto el que está en el punto de mira) es menos costoso, además de la proximidad que ahorra tiempo. 

  1. La Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros 

La Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros 

¿Qué organización está detrás de esta incongruente idea? La Asociación Profesional de Bancos y Establecimientos Financieros (ABEF) tiene su sede en el Val de Hydra, en una zona sensible de las alturas de Argel, junto a las villas ocupadas por los generales Tewfik, Nezzar, Chengriha y otros potentados del régimen. Esta Asociación es la gran desconocida en el ámbito económico y financiero argelino. 

La primera vez que se oyó hablar de esta asociación fue en julio de 2022. Un comunicado en el mismo sentido invitaba a los bancos argelinos a dejar de financiar transacciones comerciales con empresas españolas. Una forma de castigar a Madrid por su apoyo a la propuesta de autonomía para el Sáhara Occidental. Una sanción económica por razones políticas. Por no decir otra cosa. Y ahora el misterioso ABEF vuelve a la carga, esta vez contra Marruecos. 

ABEF Argelia Puerto Tánger Med

En dos ocasiones, esta misteriosa ABEF ha actuado a través de un comunicado firmado por su delegado general, un tal Rachid Belaïd, que firma instrucciones sin indicar la más mínima motivación, como si esta asociación estuviera por encima de las leyes y las instituciones del Estado y pudiera hacer caso omiso de los intereses económicos del país.  

De hecho, esta directiva no puede influir en absoluto en el rendimiento y la rentabilidad del puerto de Tánger, dado el insignificante volumen de tráfico que transita por Tánger Med con destino a Argelia. Los grandes perdedores de la historia son los importadores argelinos, que difícilmente encontrarán socios que acepten dejarse dictar por una ruta contraria a la lógica económica. Por ejemplo, un barco que transporta un cargamento de carne congelada de Brasil o un cargamento de plátanos de Costa Rica o Colombia está obligado a transitar por Tánger Med, o a menudo a transbordar allí la carga, pero ahora se verá obligado a transitar por el puerto de Alicante o por un puerto francés. Obviamente, esto no estará exento de costes adicionales. Un coste adicional que pagará el público argelino, ya que se reflejará en el precio de coste del producto. 

En resumen, piensen lo que piensen en Argel, la directiva ABEF no afectará en absoluto a los puertos marroquíes, pero sí perjudicará al bolsillo del consumidor argelino. Más estúpido que los autores de semejante decisión, te mueres. 

Más en Política