Fracasa el intento de Argelia por unificar la voz del mundo árabe y dar prioridad a la cuestión palestina, mientras el bloque de los Acuerdos de Abraham exige tratar la amenaza iraní

Cumbre árabe: división y pugna entre las distintas agendas

photo_camera AFP PHOTO / HO / SERVICIO DE PRENSA DE LA PRESIDENCIA DE TÚNEZ - - Líderes árabes tras su primera cumbre desde una serie de acuerdos de normalización con Israel que han dividido la región

Dos agendas se enfrentan en la primera cumbre de la Liga Árabe celebrada en 3 años. La intención del Gobierno argelino de unificar la voz del mundo árabe hace aguas en una cumbre marcada por la ausencia de varios monarcas y jefes de Estado, así como por la división imperante entre dos bloques con prioridades geopolíticas distintas. 

Los Acuerdos de Abraham, aclamados por gran parte de la escena internacional por propiciar una paz entre un buen número de países árabes e Israel creó un foso entre los que adhieren a este plan y los que no, que estrechan lazos con Irán. Entre aquellos que rechazan una normalización de las relaciones con Israel se encuentra Argelia, que mantuvo la cuestión palestina como principal prioridad de la cumbre. En su retórica, Argelia sigue condenando a los países que normalizan relaciones con Tel Aviv. La cooperación militar entre Israel y Marruecos es una de las líneas rojas para Argelia. 

AP/TOUFIK DOUDOU - El ministro argelino de Asuntos Exteriores, Ramtane Lamamra, recibe al secretario general de las Naciones Unidas, António Guterres, a su llegada para participar en la Cumbre Árabe

“En esta coyuntura internacional, la cuestión palestina sigue siendo nuestra causa central, en el centro de nuestras preocupaciones y en la cima de nuestras prioridades, en un momento en que es objeto de intentos de liquidación, como consecuencia de las continuas y graves violaciones de las fuerzas de ocupación, que están ampliando sus asentamientos ilegales, matando a personas inocentes, invadiendo ciudades y aldeas palestinas, confiscando tierras y propiedades, demoliendo casas y edificios y forzando al pueblo palestino autóctono al éxodo, especialmente en la ocupada Al-Quds ( Jerusalén)”, sostuvo el presidente argelino, Abdelmajid Tebboune, en su discurso ante las delegaciones invitadas a la cumbre. 

La organización argelina evitó en la medida de lo posible que otros países marcaran la agenda introduciendo la amenaza que Irán representa para ellos en el orden del día de las sesiones. Las delegaciones enviadas por Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos, Marruecos, sometidos a tensiones con el régimen iraní, indicaron desde el inicio de la cumbre su intención de llevar este tema a debate en las asambleas. La actualidad hizo revivir las tensiones después de que Omar Hilale, representante de Marruecos ante las Naciones Unidas acusase a Irán de negociar un suministro de drones de guerra para Frente Polisario, además de trabajar para penetrar en el norte de África. 

 AFP PHOTO / HO / SERVICIO DE PRENSA DE LA PRESIDENCIA DE TÚNEZ – El secretario general de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit , y el presidente tunecino Kais Saied asistiendo a la apertura de la cumbre árabe en Argel

Argelia, el mejor aliado de Irán en la región, evitó que este dosier dominase los encuentros entre las delegaciones, anteponiendo otros asuntos en la agenda. El secretario general de Naciones Unidas, invitado a la Cumbre y que tomó la palabra al inicio de esta, coincidió con el Gobierno argelino en el llamamiento a la unidad y a la resolución de la cuestión palestina. El dosier iraní, demasiado sensible para el líder de Naciones Unidas no fue referido en su discurso. Sí lo fueron otros asuntos: seguridad alimentaria, cooperación climática y desarrollo de los países más pobres. 

En estos tres puntos, la sintonía entre las delegaciones confluyó en el apoyo demostrado al Líbano, que sufre de una terrible crisis económica y ahora también de un vacío en el poder después de la dimisión del presidente Michel Aoun. 

En cuanto a la readmisión de Siria en la organización internacional, la habría propuesto pese a los grandes riesgos que representa, según señalaron otras delegaciones. El reingreso de Siria, expulsada en 2011, en la Liga Árabe haría parte de los intereses de Rusia que mediaría a través de Argel para alcanzar este objetivo. 

Durante el día de hoy, el último de la cumbre, las delegaciones celebran una segunda sesión a puerta cerrada para seguir trabajando en los dosieres llevados a mesa. 

Como telón de fondo, en Argelia se celebra el inicio de la guerra de independencia contra Francia, una ocasión para hacer un despliegue de medios de cara a los invitados de Tebboune, que busca con esta cumbre volver a ganar fuerza en las relaciones internacionales. La diplomacia argelina se vio debilitada desde 2019 con la crisis político que resultó en la abdicación de Abdelaziz Bouteflika. Tres años después, el “Pouvoir” argelino busca un nuevo protagonismo en esa escena internacional y espera usar la cumbre para esos fines. 

Más en Política
Josua Harris usa argelia
En vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre, el presidente Joe Biden no tiene intención de abandonar la Casa Blanca sin haber dejado su impronta sobre el papel de los Estados Unidos de América en la resolución del largo conflicto entre Argelia y Marruecos

Joe Biden nombra al "Sr. Sáhara" embajador en Argel