Mohamed bin Zayed recibe al presidente del Consejo de Liderazgo Presidencial de Yemen y muestra su deseo para el pueblo yemení: “paz estabilidad y desarrollo”

Emiratos Árabes Unidos, comprometido con la paz en Yemen

PHOTO/WAM - El presidente de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Mohamed bin Zayed Al Nahyan, recibió el martes al máximo responsable del Consejo Presidencial de Yemen, Rashad Al Alimi
PHOTO/WAM - El presidente de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Mohamed bin Zayed Al Nahyan, recibió el martes al máximo responsable del Consejo Presidencial de Yemen, Rashad Al Alimi

Yemen sigue siendo la piedra angular en las relaciones de Oriente Medio. Una toma de temperatura para medir el equilibrio entre los países que se enmarcan en la Liga Árabe, liderada por Arabia Saudí, o en los que se acercan más a la República Islámica de Irán. La guerra de Yemen posiciona los intereses de cada país y encuadra las aspiraciones de las dos partes enfrentadas: los rebeldes hutíes respaldados por el régimen de Alí Jamenei y el gobierno reconocido internacionalmente. 

Omán y Arabia Saudí ya mostraron su disposición de liderar la paz en el país tras la visita de dos delegaciones a Saná, la “más esperanzadora desde 2014” como calificó Naciones Unidas. Emiratos Árabes Unidos hace lo propio el apoyo a las aspiraciones del pueblo yemení. 

PHOTO/  Agencia de noticias Saba via REUTERS - El jefe del Consejo Político Supremo Houthi, Mahdi al-Mashat, le da la mano al embajador saudí en Yemen, Mohammed Al-Jaber, en el Palacio Republicano en Sanaa, Yemen, el 9 de abril de 2023
PHOTO/  Agencia de noticias Saba via REUTERS - El jefe del Consejo Político Supremo Houthi, Mahdi al-Mashat, le da la mano al embajador saudí en Yemen, Mohammed Al-Jaber, en el Palacio Republicano en Sanaa, Yemen, el 9 de abril de 2023

La última muestra de cooperación bilateral entre las dos naciones ha sido la visita del presidente del Consejo de Liderazgo Presidencial de Yemen, Rashad Al Alimi, a Abu Dabi, donde se ha reunido con el presidente emiratí, Mohamed bin Zayed. Las dos partes han discutido las relaciones bilaterales, los últimos acontecimientos en Yemen y una serie de temas de interés común. 

Como muestra de cercanía, bin Zayed felicitó a su homólgo yemení el Día Nacional de su país, que se celebró este pasado 22 de mayo. “Paz, estabilidad y desarrollo” fueron los deseos del presidente emiratí para el pueblo de Yemen. Por su parte, Rashad Al Alimi expresó su agradecimiento por el apoyo brindado por Emiratos Árabes Unidos durante casi una década de conflicto político en el país.

Una estrecha cooperación que también quedó reflejada en una reunión este mismo mes entre el ministro de Relaciones Exteriores yemení, Ahmed Awad Bin Mubarak, con el embajador de Emiratos Árabes Unidos en Yemen, quienes coordinaron las “relaciones bilaterales, las formas de desarrollarlas y las posiciones sobre los temas de interés común”.  

Muestras, en todo caso, del apoyo de Abu Dabi a la legitimidad del Consejo de Liderazgo Presidencial que se ha materializado con la puesta en marcha de varios acuerdos. El más importante hasta la fecha ha sido el de cooperación militar y lucha contra el terrorismo en la región.  

Saná con todo y contra todos 

“La Liga Árabe es incapaz de cumplir con sus deberes”. Tajante con sus palabras fue el jefe del Consejo Político Supremo hutí, Mahdi Al-Mashat, frente a los resultados de la Declaración de Yeda elaborada tras la Cumbre Árabe del pasado 19 de mayo. Según el líder de los hutíes, la Liga Árabe no pidió en ninguno de sus puntos el “fin de las hostilidades contra Yemen y su aguda crisis”.

PHOTO/ Bandar Algaloud/Cortesía de la Corte Real Saudita via REUTERS  - Vista general de la Cumbre de la Liga Árabe en Jeddah, Arabia Saudita, 19 de mayo de 2023
PHOTO/ Bandar Algaloud/Cortesía de la Corte Real Saudita via REUTERS  - Vista general de la Cumbre de la Liga Árabe en Jeddah, Arabia Saudita, 19 de mayo de 2023

Unas declaraciones que reprochó a los Estados árabes Mahdi Al-Mashat en su discurso en el Día Nacional por la conmemoración del aniversario 33 de la reunificación de Yemen. “Del texto final no se destinó un acápite para condenar la agresión contra la nación o levantar el sitio impuesto por la coalición hace nueve años”, señaló Al-Mashat, mientras amenazaba a los implicados a corregir sus posiciones “antes de que sea demasiado tarde”. 

Sin embargo, la Declaración de Yeda sí hizo mención a la situación en Yemen. El documento subrayó la necesidad de garantizar su seguridad y estabilidad, haciendo un llamamiento a los esfuerzos regionales y de Naciones Unidas para alcanzar una solución política integral. Mención expresa a una de las resoluciones más importantes de la Liga Árabe, tras el regreso de la Siria de Bashar Al-Asad y la participación del presidente ucraniano, Volodímir Zelenski. 

Dilatadas esperanzas de paz 

Desde que Arabia Saudí intentara mediar en el conflicto, los rebeldes hutíes no se han pronunciado sobre las condiciones expuesta por la delegación que visitó Saná. Un silencio desde entonces y unos reproches ahora a la Liga Árabe que han roto con la esperanza que se proyectó para poner fin a la guerra.

El paso hacia adelante de Riad intentaba reproducir el deshielo que había protagonizado en la región con la reanudación de sus relaciones diplomáticas con Irán, el gran enemigo regional, tras más de siete años. Pero el compromiso de Teherán con los hutíes no ha sido tan estrecho como el del Gobierno de Adén con sus socios internacionales. La piedra angular que representa Yemen sigue sin dar los frutos esperados. 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato