Un ex rehén de Daesh explica el verdadero fin de este grupo terrorista

Suzanne Al-sammoudi Peláez/Córdoba Internacional TV

Pie de foto: nicolas henin

Nicolas Henin, un periodista francés, estuvo 10 meses secuestrado por los terroristas de Daesh en Siria. Él, por suerte, pudo huir hacia la frontera turca, en donde fue finalmente localizado. En una entrevista concedida hace unos días, recordaba aquellos días de cautiverio, en donde fueron asesinados los compañeros con los que estaba. Contaba cómo uno de sus captores, Mohamed Emwazi, también conocido como Jihadi John, llegó a asesinar a seis occidentales frente a una cámara. Con lo que Henin se preguntaba; “ ¿a cuántos sirios ha matado entonces?”.

Los sirios viven en una absoluta desesperación, siendo sometidos a todo tipo de torturas y masacrados con todo tipo de armas, desde los barriles TNT hasta armas químicas.

Asegura que por cada civil muerto que deja Daesh, el régimen sirio es aún más feroz, llegando a dejar entre 7 y 10 muertos. Estas calamidades que van en paralelo para el pueblo sirio, realmente significa el mantenimiento de ambos bandos, lo que viene a ser, dos caras de la misma moneda. Por lo que Henin afirma que para terminar con este terror hay que combatir a los dos por igual, al régimen assadista y a Daesh.

Realmente esta radicalización deriva de la terrible represión que ejerce el régimen sirio sobre su pueblo y la revolución, haciéndose más fuerte con la pasividad de la comunidad internacional.

La Comunidad internacional, en su día dio la espalda al pueblo sirio, a la auténtica oposición moderada que pedía a gritos su libertad, pero nadie respondió y el mundo hizo oídos sordos a esto.

La crisis de los refugiados, en especial la última oleada de este verano entrando en territorio europeo, ha sido un duro golpe para Daesh. Han visto cómo sirios musulmanes, que han huído del territorio que el grupo terrorista considera como un territorio ideal para los musulmanes, han sido recibidos por el pueblo europeo con un ´Refugees Welcome´.

Por lo que Henin, al igual que muchos analistas, deducen que posiblemente, como consecuencia del buen recibimiento europeo a estos refugiados, intentaron manipular al público en los ataques del 13N en París.

Por lo tanto, advierte que los bombardeos de la coalición realmente son una trampa:

“Los bombardeos al ISIS son una trampa. El ganador de esta guerra no será el bando que tenga el arsenal más sofisticado, costoso y nuevo, sino el bando que logre ganarse al pueblo”

Sostiene que la intervención de la Coalición no perjudica precisamente a los terroristas sino que, más bien, empujan al pueblo hacia las manos de Daesh.

“¿Por qué cometemos tantos errores? Estamos alimentando a nuestros enemigos y alimentando la miseria y el desastre de la gente (que vive allí)”, dice.

Por lo que Henin , nos da las claves para combatir a este grupo terrorista, empezando por imponer una zona de exclusión aérea, que tantos años lleva pidiendo el pueblo sirio, sobre las zonas controladas por la oposición en Siria.

Insiste en que: “Habrá una manera muy fácil para que Daesh pierda terreno rápidamente. La comunidad internacional debe decidir que todas las regiones bajo la oposición siria sean zonas de exclusión aérea. Zonas de exclusión aérea para todos. Ni la coalición (internacional), ni los rusos, ni el régimen. Nadie. Proporcionar seguridad al pueblo en esas zonas será devastador para el ISIS. En eso se debería concentrar la comunidad internacional”.

Más en Política
Albin Kurti - PHOTO/FILE
La ONG Transparencia Internacional ha publicado su Índice de Percepción de la Corrupción 2023. Con una puntuación de 43, Kosovo es el país balcánico que mejor progresa. Esta dinámica ilustra la política del primer ministro kosovar, Albin Kurti, que se ha comprometido a adoptar un enfoque proactivo frente a la corrupción

La corrupción disminuye en Kosovo