Los legisladores húngaros aprobaron la adhesión de Suecia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por una contundente mayoría

Hungría levanta el último obstáculo a la entrada de Suecia a la OTAN

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, habla con miembros del Parlamento durante una sesión del Parlamento húngaro en Budapest el 26 de febrero de 2024 – PHOTO/ATTILA KISBENEDEK/AFP
El primer ministro húngaro, Viktor Orban, habla con miembros del Parlamento durante una sesión del Parlamento húngaro en Budapest el 26 de febrero de 2024 – PHOTO/ATTILA KISBENEDEK/AFP

El Parlamento de Hungría ratificó este lunes la adhesión de Suecia a la OTAN, levantando el último obstáculo para su entrada, que puso fin a décadas de no alineamiento tras la invasión rusa de Ucrania.

  1. El 32º miembro

Los legisladores húngaros aprobaron la adhesión de Suecia a la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) por una contundente mayoría de 188 votos a favor y 6 en contra.

“Hoy es un día histórico”, reaccionó en la red social X el primer ministro sueco, Ulf Kristersson, cuyo país se convertirá en el 32º miembro de la organización.

“Suecia está lista para asumir sus responsabilidades en materia de seguridad euroatlántica”, escribió, casi dos años después de que empezara el proceso de adhesión.

Suecia enfrentó un camino lleno de obstáculos para entrar en el pacto militar, que incluyeron la difícil negociación para obtener el visto bueno de Turquía, que concluyó en enero.

Además, tuvo que convencer al primer ministro húngaro, el político nacionalista Viktor Orban, ya que el protocolo de adhesión requiere el acuerdo unánime de los miembros.

Suecia lanzó su postulación para integrar la alianza en mayo de 2022, después de la invasión rusa de Ucrania. Lo hizo al mismo tiempo que Finlandia, que fue admitida en abril de 2023.

Al inicio de la sesión parlamentaria, Orban ensalzó la reciente visita a Budapest de Kristersson, que contribuyó, según él, a construir “una relación justa y respetuosa entre los dos países” más allá de las “divergencias de opiniones”.

“La entrada de Suecia en la OTAN reforzará la seguridad de Hungría”, añadió.

Orban siempre defendió estar a favor de la incorporación de Suecia al pacto militar, pero fue aplazando la votación, ya que exigió que el país nórdico “respetara” a su Gobierno.

La visita de Kristersson allanó las tratativas y durante su viaje, Hungría anunció la compra de cuatro cazas a Suecia.

Para algunos expertos, la dilatación del visto bueno de Hungría fue una estrategia para negociar con la Unión Europea el desbloqueo de miles de millones de euros en fondos que están congelados.

Otros analistas señalaron como motivo la cercanía de Orban al presidente ruso, Vladimir Putin y el jefe de Estado turco, Recep Tayyip Erdogan, que explicó su reticencia por motivos de seguridad.

El logotipo de la OTAN se ve en una reunión del Consejo del Atlántico Norte en la sesión de ministros de defensa de la OTAN junto con Suecia como invitada, en la sede de la Alianza en Bruselas, Bélgica, el 15 de febrero de 2024 - REUTERS/JOHANNA GERON
El logotipo de la OTAN se ve en una reunión del Consejo del Atlántico Norte en la sesión de ministros de defensa de la OTAN junto con Suecia como invitada, en la sede de la Alianza en Bruselas, Bélgica, el 15 de febrero de 2024 - REUTERS/JOHANNA GERON

El 32º miembro

“Ahora que todos los aliados lo han aprobado, Suecia se convertirá en el 32º aliado de la #OTAN”, escribió el secretario general de la Alianza en X. “La membresía de Suecia nos hará más fuertes y seguros”, señaló.

El jefe del Gobierno alemán, Olaf Scholz, consideró en la misma red social que la integración del país a la alianza “fortalecerá” la “seguridad de Europa y del mundo”.

Tras el pronunciamiento del Parlamento, la ley pasará al despacho del presidente para ser promulgada en los próximos días.

Después, según el reglamento de la OTAN, el país candidato debe enviar a Washington los “instrumentos de ratificación” para convertirse en el 32º miembro del pacto.

La solicitud de Suecia de ingresar en la OTAN rompió una política de no alineamiento que el país sostuvo durante décadas y que estaba anclada en el rechazo de la mayoría de la población.

La invasión de Ucrania marcó un cambio drástico en la actitud de los partidos políticos suecos y en la opinión pública, y en mayo de 2022 la mayoría del Parlamento votó a favor de solicitar el ingreso en la OTAN.

Las Fuerzas Armadas suecas cuentan con 50.000 soldados, de los cuales cerca de la mitad son reservistas y el primer ministro declaró en enero que su país está dispuesto proveer tropas a las fuerzas de la OTAN en Letonia.

Pero geopolíticamente, tras el ingreso de Finlandia, la entrada de Suecia implica para Rusia que el mar Báltico está ahora rodeado de países miembros de la OTAN, y algunos analistas lo describen como un “lago de la OTAN”.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato