Tres artefactos explosivos fueron detonados junto a tropas de las Fuerzas de Defensa de Israel en dos lugares diferentes en el norte de la Franja de Gaza

Israel y Hamás cruzan denuncias de violación de la tregua tras un incidente en el norte de Gaza

Tropas israelíes toman posiciones en una elevación que domina la carretera de Salaheddine, que une el norte de la Franja de Gaza con el sur, en el distrito de Zeitoun, a las afueras de la ciudad de Gaza, el 28 de noviembre de 2023 - PHOTO/AFP/MAHMUD HAMS
PHOTO/AFP/MAHMUD HAMS - Tropas israelíes toman posiciones en una elevación que domina la carretera de Salaheddine, que une el norte de la Franja de Gaza con el sur, en el distrito de Zeitoun, a las afueras de la ciudad de Gaza, el 28 de noviembre de 2023

El Ejército israelí y el grupo islamista Hamás se acusaron mutuamente de haber violado este martes la tregua vigente en la Franja de Gaza después de un incidente en el norte del enclave en el que varios soldados israelíes resultaron heridos.

“Durante la última hora, tres artefactos explosivos fueron detonados junto a tropas de las Fuerzas de Defensa de Israel en dos lugares diferentes en el norte de la Franja de Gaza, violando el marco de la pausa operativa. En uno de los lugares, los terroristas también abrieron fuego contra las tropas, que respondieron con fuego. Varios soldados resultaron levemente heridos en los incidentes”, informó la portavocía militar israelí.

Por su parte, las Brigadas Al Qasam, brazo armado de Hamás, denunciaron “una clara violación de la tregua” por parte de Israel durante un episodio de “fricción en el terreno”, aunque aclararon que están “comprometidos con la tregua en tanto el enemigo mantenga su compromiso”.

“Llamamos a los mediadores a presionar a la ocupación (Israel) a que se adhiera a todos los términos de la tregua, tanto en el terreno como en el aire”, señaló el portavoz de las Brigadas, Abu Obeida, quien reconoció sin embargo que los combatientes del grupo “respondieron hoy a la violación” del acuerdo por parte de las tropas israelíes.

Estos episodios llegan en el quinto día de un alto el fuego temporal entre Israel y Hamás, tras más de un mes y medio de combates.

El acuerdo, mediado por Qatar, Egipto y Estados Unidos y que incluye un intercambio de rehenes por presos y la entrada de ayuda humanitaria a Gaza, entró en vigor el viernes por la mañana y estaba previsto que durara cuatro días.

PHOTO/AFP/MAHMUD HAMS - Un soldado israelí toma posiciones dentro de un edificio dañado para vigilar la carretera de Salaheddine, en el distrito de Zeitoun, en la periferia sur de la ciudad de Gaza, utilizada por los palestinos que abandonan la ciudad hacia el sur de la Franja, relativamente más seguro, el 28 de noviembre de 2023
PHOTO/AFP/MAHMUD HAMS - Un soldado israelí toma posiciones dentro de un edificio dañado para vigilar la carretera de Salaheddine, en el distrito de Zeitoun, en la periferia sur de la ciudad de Gaza, utilizada por los palestinos que abandonan la ciudad hacia el sur de la Franja, relativamente más seguro, el 28 de noviembre de 2023

Ayer, poco antes de que caducara, Qatar anunció una prórroga de dos días, durante los cuales se mantienen los tres elementos del pacto.

Este martes está previsto que continúe la liberación de rehenes cautivos en Gaza y la excarcelación de presos palestinos en cárceles israelíes, algo que ya tuvo lugar durante los últimos cuatro días, en los que fueron liberados 69 rehenes israelíes y extranjeros y 150 presos palestinos.

Israel declaró la guerra a Hamás el 7 de octubre tras un ataque del grupo islamista, que incluyó el lanzamiento de más de 4.000 cohetes y la infiltración de unos 3.000 milicianos, que mataron a unas 1.200 personas y secuestraron a más de 240 en comunidades israelíes cercanas a la Franja de Gaza.

Las fuerzas aéreas, navales y terrestres de Israel han contraatacado desde entonces en el enclave palestino, donde ya suman más de 15.000 muertos, según autoridades palestinas, la mayoría niños y mujeres, y se estima que más de 7.000 personas están desaparecidas bajo los escombros, además de más de 36.000 heridos.