El presidente Isaac Herzog ha destacado en Davos que un acuerdo con Riad es clave para poner fin a la guerra, ademas de representar una oportunidad para avanzar “hacia un futuro mejor”

Israel vincula la paz en Gaza a la normalización con Arabia Saudí

El presidente israelí, Isaac Herzog, muestra al bebé Kfir Bibas, retenido por Hamás, durante el Foro de Davos - Fabrice COFFRINI / AFP
photo_camera El presidente israelí, Isaac Herzog, muestra al bebé Kfir Bibas, retenido por Hamás, durante el Foro de Davos - Fabrice COFFRINI / AFP

A pesar de la actual guerra en Gaza y la escalada de tensión en Oriente Medio, la normalización entre Arabia Saudí e Israel sigue siendo un escenario factible. De hecho, un acuerdo de paz entre ambos países podría tener consecuencias directas en el actual conflicto en Gaza, con un impacto también a nivel regional y global.

Para el presidente israelí, Isaac Herzog, la normalización de relaciones entre su país y Arabia Saudí es un elemento clave para poner fin a la guerra con Hamás, tal y como ha declarado en el Foro de Davos. 

  1. El Gobierno israelí, contrario a la solución de dos Estados
  2. Herzog advierte del “imperio del mal”, liderado por Irán
  3. La Cruz Roja, al margen de la entrega de medicamentos a los rehenes

Este hito supondría un punto de inflexión en Oriente Medio y reforzaría la integración regional de Israel, punto clave no solo para Jerusalén, sino también para Washington. Meses antes del comienzo de la guerra, Estados Unidos se fijó como objetivo dentro de su política exterior la normalización entre Israel y el Reino, expandiendo de esta forma los Acuerdos de Abraham y, a su vez, estableciendo una alianza árabe-israelí para hacer frente a Irán.

Herzog considera que un acuerdo con Riad es “una oportunidad para avanzar hacia un futuro mejor en el mundo y en la región”. Aunque advierte de que “llevará tiempo”.

Las declaraciones de Herzog en el Foro de Davos se producen días después de que el ministro saudí de Asuntos Exteriores, el príncipe Faisal bin Farhan, reconociese que la paz regional “incluye la paz para Israel”. Bin Farhan indicó que Riad reconocería a Israel, siempre y cuando este acuerdo se vincule con los palestinos y con la creación de un Estado palestino

El secretario de Estado, Antony Blinken, ha estado trabajando en las últimas semanas con países de Oriente Medio con el fin de que se involucren en Gaza una vez que finalice la guerra. Washington espera que la Autoridad Palestina, con ayuda de las naciones vecinas, se haga cargo del enclave palestino.

En Davos, el jefe de la diplomacia estadounidense ha vuelto a reiterar que la creación de un Estado palestino podría ayudar a mejorar la seguridad de Israel, reforzando también sus lazos con los países regionales. 

El Gobierno israelí, contrario a la solución de dos Estados

No obstante, el Gobierno israelí, liderado por Benjamin Netanyahu, se opone a la solución de dos Estados. “En cualquier acuerdo futuro Israel necesita controlar la seguridad en todo el territorio al oeste de Jordania”, señaló Netanyahu en su rueda de prensa más reciente, rechazando los planes de Estados Unidos.

“Este conflicto no se trata de la ausencia de un Estado palestino, sino de la existencia de un Estado, el Estado judío”, señaló el líder israelí en una rueda de prensa donde también cargó contra los medios israelíes por difundir “pesimismo” sobre la guerra y contra la oposición por pedir elecciones en medio de la ofensiva en Gaza. 

Herzog, por su parte, ha indicado en Davos que el apoyo público a la solución de dos Estados es bajo porque los israelíes están “traumatizados” y están centrados “en su propia seguridad” tras el brutal ataque de Hamas el 7 de octubre que dejó 1.200 muertos y más de 200 secuestrados. En este sentido, el presidente israelí mostró una fotografía de Kfir Bibas, el rehén más joven que ayer cumplió 1 año en cautiverio. Su hermano Ariel, de 4 años, y sus padres también fueron secuestrados.

“Cuando los países hablan de una 'solución de dos Estados’ primero tienen que abordar una pregunta preliminar: ¿Se nos ofrece una seguridad real?”, se preguntó Herzog. “Los israelíes perdieron la confianza en el proceso de paz porque pudieron ver que nuestros vecinos glorifican el terrorismo”, explicó Herzog, haciendo referencia a los cientos de gazatíes que entraron a matar, secuestrar, violar y robar junto con miembros de Hamás. Así mismo, una encuesta reciente reveló que un alto porcentaje de palestinos, tanto en Gaza como en Cisjordania, respaldaron las acciones del grupo terrorista, a pesar de la actual guerra. 

Herzog advierte del “imperio del mal”, liderado por Irán

Herzog también aprovechó su intervención en Davos para enfatizar las implicaciones globales del ataque de Hamás, un grupo que, según el presidente israelí, es sólo uno de los representantes del “imperio del mal” que lidera Teherán.

Además de Hamás, Hezbolá -también respaldado por Irán- lanza ataques recurrentes contra Israel, lo que ha provocado la evacuación de miles de personas en el norte del país. Por otro lado, los rebeldes hutíes de Yemen, financiados y armados por Teherán, están poniendo en jaque el comercio internacional debido a sus amenazas y ataques contra barcos comerciales.

“La cuestión hutí es una prioridad número uno, porque está elevando el coste de vida de todas las familias del mundo”, subrayó Herzog respecto a los rebeldes yemeníes, a los que calificó como “una pequeña tribu de 50.000 personas reunida con las armas de un imperio”. 

La Cruz Roja, al margen de la entrega de medicamentos a los rehenes

Hace unos días se conocía un acuerdo mediado por Qatar mediante el cual los más de 100 rehenes israelíes secuestrados en Gaza recibirían medicinas por primera vez a cambio de que entre más ayuda humanitaria al enclave palestino.

Este acuerdo ha vuelto a situar a la Cruz Roja Internacional en el foco de las críticas, ya que ha anunciado que “no desempeñará ningún papel” en la entrega de medicamentos a los rehenes retenidos desde hace más de 100 días por Hamás y otros grupos terroristas.

A través de un comunicado, la Cruz Roja -organización a la que desde Israel acusan de no preocuparse lo suficiente por los secuestrados- asegura haber trabajado “con las partes” para llegar al acuerdo. No obstante, ”el mecanismo acordado no implica que la Cruz Roja desempeñe ningún papel en su implementación, incluida la entrega de medicamentos”, señala la nota.

Según informa The New York Times, los medicamentos se entregarán a los rehenes a través de trabajadores del Ministerio de Salud de Gaza, dirigido por Hamás.

Debido a la poca fiabilidad de las autoridades gazatíes, el Gobierno israelí espera que Qatar haga cumplir el acuerdo. Según Netanyahu, Doha se comprometió a entregar medicamentos “hasta el último rehén que lo necesite”. “Espero que lo cumplan”, añadió el primer ministro.

Muchos de los rehenes, ancianos o enfermos, necesitan medicamentos urgentemente, tal y como han advertido sus familiares. 

Más en Política
El ministro francés de Europa y Asuntos Exteriores, Stéphane Sejourne – PHOTO/JUAN MABROMATA/AFP
España y Francia han venido a expresar su apoyo al plan de autonomía de Rabat para los cónclaves del sur del territorio cherifiano. Argel, partidario inquebrantable del Polisario, que disputa a Marruecos la soberanía sobre estos cónclaves, se muestra impasible

Después de Madrid, París irrita a Argel