Estados Unidos vincula la normalización entre Israel y Arabia Saudí con el establecimiento de un Estado palestino tras la guerra

Oriente Medio acapara parte de la atención en el Foro de Davos

El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, el príncipe Faisal bin Farhan Al-Saud, en una sesión del Foro Económico Mundial (FEM) en Davos - Fabrice COFFRINI / AFP
photo_camera El ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, el príncipe Faisal bin Farhan Al-Saud, en una sesión del Foro Económico Mundial (FEM) en Davos - Fabrice COFFRINI / AFP

Como era de esperar, la situación en Oriente Medio está siendo uno de los temas principales en el Foro de Davos que se celebra esta semana y que reúne a miles de personas, incluidos jefes de Estado y líderes empresariales. 

  1. “Hamás debe deponer las armas y liberar a todos los rehenes”
  2. Qatar pide abordar la situación en Gaza como “cuestión central”
  3. Las conversaciones sobre la normalización entre Israel y Arabia Saudí continúan a pesar de la guerra

Este encuentro económico y político se produce en un momento de máxima tensión en la región a raíz de la guerra entre Israel y Hamás. El ataque del grupo terrorista el 7 de octubre ha desencadenado una serie de acontecimientos que está poniendo en jaque la seguridad y estabilidad de Oriente Medio. 

Israel, Gaza, Líbano, Yemen, Irak, Siria son algunos de los lugares que se están viendo afectados por esta espiral de violencia que, a pesar de los esfuerzos diplomáticos regionales e internacionales, no cesa y amenaza con extenderse aún más.

Potencias árabes, como Arabia Saudí, Egipto o Qatar, están teniendo un papel clave en las labores diplomáticas, trabajando con países como Estados Unidos para lograr poner fin a esta peligrosa escalada. 

En este sentido, el ministro saudí de Asuntos Exteriores, el príncipe Faisal bin Farhan, ha expresado su preocupación por el estado de la seguridad regional durante una intervención en el Foro de Davos. El jefe de la diplomacia saudí se refirió en concreto al mar Rojo, uno de los puntos calientes del actual conflicto en Oriente Medio.

No obstante, Bin Farhan aseguró que esta situación está “claramente relacionada con la guerra en Gaza”, por lo que es importante que el conflicto en el enclave palestino se aborde por separado.

"Necesitamos centrarnos en la guerra en Gaza, no en el Mar Rojo”, aseguró durante una sesión titulada “Asegurar un mundo inseguro”. “Necesitamos centrarnos primero en la guerra de Gaza debido a su impacto en los palestinos, pero también en la seguridad regional en general y en los riesgos que plantea una mayor escalada”, añadió. 

El ministro saudí de Exteriores denunció el alto número de muertos en Gaza, pidiendo a la comunidad internacional que siga presionando para pedir un alto el fuego, asegurando que la paz entre ambas partes “resolverá muchos de los desafíos de la región”.

La Ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock (C), hace un gesto junto al Ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, el Príncipe Faisal bin Farhan Al-Saud (R), durante una sesión en la reunión anual del Foro Económico Mundial (FEM) en Davos, el 16 de enero de 2024 - Fabrice COFFRINI / AFP
La ministra de Asuntos Exteriores alemana, Annalena Baerbock, junto al príncipe Faisal bin Farhan Al-Saud durante el Foro Económico Mundial - Fabrice COFFRINI / AFP

“Hamás debe deponer las armas y liberar a todos los rehenes”

Por su parte, la ministra alemana de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock, que también participó en el panel, indicó que un alto el fuego solo puede lograrse “si ambas partes están de acuerdo”. Hamás, así como la Yihad Islámica han rechazado en varias ocasiones una tregua y siguen lanzando cohetes contra territorio israelí. 

Baerbock también destacó que, ante todo, Hamás debe deponer las armas y liberar a todos los rehenes. Se estima que más de 100 personas -incluidos ancianos, mujeres y niños- siguen en manos de Hamás y otros grupos terroristas. Algunos de ellos han sido asesinados durante su cautiverio, tal y como anunció Hamás en un reciente y macabro vídeo propagandístico. 

Asimismo, más de 100 días después de ser secuestrados, los rehenes no han recibido ninguna visita de la Cruz Roja o de algún otro organismo internacional. Tampoco han recibido medicación, a pesar de que muchos de ellos sufren enfermedades crónicas.

No obstante, está previsto que los secuestrados reciban pronto medicinas gracias a un acuerdo entre Israel y Hamás mediado por Qatar por el cual los rehenes recibirán tratamientos a cambio de una mayor entrada de ayuda humanitaria a Gaza. 

Doha está teniendo un papel clave en la actual guerra entre Israel y Hamás. La única tregua alcanzada hasta hora, por la cual la mayoría de mujeres y niños secuestrados por Hamás fueron liberados, fue mediada por Qatar y Estados Unidos.

Qatar pide abordar la situación en Gaza como “cuestión central”

El primer ministro catarí, el jeque Mohammed bin Abdelrahman Al-Thani, también ha participado en el Foro de Davos, donde pidió redoblar los esfuerzos diplomáticos para resolver los conflictos regionales, indicando en este punto que la escalada en el mar Rojo es la “más peligrosa”. 

Al igual que el ministro saudí, Al-Thani, también subrayó la necesidad de abordar la situación en Gaza como cuestión central. En este punto, Al-Thani exigió trabajar hacia una solución de dos Estados, indicando que los palestinos deben ser quienes decidan si Hamás desempeña o no un papel político en el futuro.

Una encuesta realizada por el Centro Palestino de Investigación de Encuestas y Políticas y publicada el pasado mes de diciembre muestra un incremento del apoyo a Hamás en Cisjordania y Gaza, un respaldo que parece haber aumentado a pesar del brutal ataque del 7 de octubre y la posterior guerra. A pesar de la devastación en Gaza, el 57% de los encuestados gazatíes y el 82% en Cisjordania creen que Hamás hizo lo correcto al lanzar el ataque contra Israel.

Hamás es un grupo que se opone a la existencia del Estado de Israel, tal y como han declarado en numerosas ocasiones muchos de sus miembros, quienes también han llamado a asesinar a israelíes y judíos. Asimismo, tras el 7 de octubre, altos cargos de Hamás han amenazado con repetir este ataque una y otra vez. 

Por estos y muchos otros motivos, países como Estados Unidos descartan un nuevo Gobierno de Hamás en la Franja de Gaza una vez que finalice la guerra. Washington espera que la Autoridad Palestina dirija el enclave palestino en el futuro con la ayuda de los países vecinos. 

Las conversaciones sobre la normalización entre Israel y Arabia Saudí continúan a pesar de la guerra

El secretario de Estado, Antony Blinken, perfiló este plan durante un reciente viaje a la región. Ahora, durante su intervención en Davos, el asesor de seguridad nacional de la Casa Blanca, Jake Sullivan, ha vuelto a hacer referencia a este objetivo, señalando que la estrategia de Washington para el futuro de Gaza es vincular la normalización entre Israel y Arabia Saudí con la creación de un camino para el establecimiento de un Estado palestino, informa Axios

En los meses anteriores a la guerra, Estados Unidos se centró en lograr un acuerdo entre Israel y Arabia Saudí, uno de los principales objetivos de la política exterior de la Administración Biden y que incluso Blinken llegó a considerar clave para la seguridad nacional. 

La integración regional de Israel siempre ha sido un punto clave, tanto para Jerusalén como para Washington. Los Acuerdos de Abraham, también considerados como el ‘Acuerdo del Siglo’, comenzaron a sentar las bases para un nuevo Oriente Medio basado en la paz y en la convivencia.

A pesar de los muchos beneficios que tienen estos acuerdos para israelíes y palestinos, la República Islámica de Irán y sus milicias afines en la región siempre han tratado de boicotearlos, calificándolos como una tradición al pueblo palestino. 

La normalización entre Israel y Arabia Saudí sería un hito que marcaría un antes y un después en la región. Debido a su importancia, hay quienes han señalado que uno de los objetivos de Hamás lanzado su brutal ataque contra Israel el 7 de octubre era impedir este acuerdo.

Sin embargo, a pesar de lo que muchos esperaban, las negociaciones han continuado, e incluso desde Riad ha señalado que siguen dispuestos a llegar a un acuerdo con Israel.

Más en Política