Etiopía anuncia que las autoridades han llevado a cabo el llenado de esta instalación “sin dañar a nadie” 

El llenado de la Gran Presa del Renacimiento en el Nilo desata la ira en Egipto 

photo_camera AFP/PRESIDENCIA EGIPCIA - El presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi durante su visita al cuartel general de las fuerzas orientales del canal de Suez, el 25 de febrero de 2018

“Creo que el mundo entiende que la presa es un punto de inflexión para el avance de Etiopía para valerse por sí mismo y derrotar la pobreza”. Con estas palabras, el primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed anunció este miércoles que las autoridades de su país habían llevado a cabo el llenado de la polémica la Gran Presa del Renacimiento en el Nilo “sin dañar a nadie”.  Este anuncio por parte de la nación del Cuerno de África ha desatado la ira en Egipto, provocando una ola de protestas en medio de una pandemia que ha dejado en el país más de 89.745 casos confirmados y al menos 4.400 fallecidos. 

En un comunicado oficial recogido por el canal de televisión etíope Fana, Abiy Ahmed ha felicitado a los etíopes con motivo de la finalización del primer año de llenado de la Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD, por sus siglas en inglés) que construye Adís Abeba en el río Nilo Azul. “Me gustaría felicitar a todos los etíopes por llevar nuestra presa a este nivel a través de nuestros esfuerzos conjuntos”, ha subrayado. 

Vista general de las obras de construcción de la Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD), cerca de Guba en Etiopía

Los tres países ribereños implicados en la construcción de esta presa – Egipto, Etiopía y Sudán – mantuvieron una reunión este martes en la que, según aseguró Adís Abeba, se llegó a un “gran entendimiento” que permitió allanar el camino para alcanzar un acuerdo decisivo. Durante esta reunión trilateral, las naciones afectadas acordaron continuar con las negociaciones técnicas sobre el llenado y así poder alcanzar un acuerdo integral. 

La presidenta de Etiopía Sahle-Work Zewde también ha aplaudido este llenado y ha afirmado que este miércoles fue “un día histórico para Etiopía y para los etíopes. Nuestros sueños se están haciendo realidad”. “Nada es imposible si unimos nuestras manos”, ha agregado haciendo hincapié en que el llenado de la presa es una “gran victoria” para todos aquellos que trabajan por convertir Etiopía en “una región fuente de paz y estabilidad”. 

Sin embargo, las imágenes que muestran el llenado de esta presa en medio de la disputa diplomática entre los tres países han provocado la ira en Egipto, donde cientos de personas han acudido a las redes sociales para mostrar su preocupación y criticar la decisión de Etiopía. Así, a través de Facebook y Twitter, miles de personas han expresado su descontento y han calificado las declaraciones de Adís Abeba como “provocativas”. 

El debate sobre el llenado de esta presa se ha trasladado a Twitter y ha estado protagonizado por fotos del Ejército egipcio o con el hashtag Nile4Us. En respuesta a esta polémica, el primer ministro sudanés, ha dicho que, si bien el Nilo es para todos y Etiopía está en su derecho de perseguir sus ambiciones de desarrollo, debería hacerlo a través de un acuerdo que respete el derecho internacional. “Sudán está trabajando seriamente con sus socios para llegar a un acuerdo que asegure los intereses de Etiopía, Egipto o Sudán”, ha afirmado en declaraciones que han sido recogidas por Al Arabiya. 

“Habrá más negociaciones”, ha destacado Cyril Ramaphosa, presidente de Sudáfrica, quien ha presidido la cumbre africana que ha tenido lugar durante los últimos días para avanzar en las negociaciones sobre esta presa. “Las negociaciones trilaterales siguen encaminadas, y deseo agradecer a todas las partes involucradas por su compromiso de encontrar soluciones africanas a los problemas africanos”, destacó a través de la red social Twitter. 

El comunicado oficial que anunciaba el llenado de esta presa por parte de Etiopia ha sido publicado varias horas después de que finalizara una reunión extraordinaria organizada por la Unión Africana (UA) para rebajar las tensiones entre los tres países ribereños afectados por esta instalación.  Según este mismo documento, en el cual no se precisa cuándo comenzó y finalizó este proceso, el Ejecutivo etíope explica que la abundancia de precipitaciones en la región favoreció el cumplimiento de esta primera fase. 

PHOTO/MAXAR TECHNOLOGIES via AP  - La Gran Presa del Renacimiento Etíope en el río Nilo Azul en la región de Benishangul-Gumuz de Etiopía, el 26 de junio de 2020

La última ronda de negociaciones oficial tuvo lugar entre el 3 y el 12 de julio sin que se alcanzase un acuerdo sobre el llenado de esta presa. Egipto, que depende casi totalmente del río Nilo para su agua dulce, teme que la presa disminuya su suministro de agua, al igual que Sudán; mientras que Etiopía espera convertirse en el mayor exportador de energía de África, una vez que la Gran Presa esté terminada. 

Por el momento, Etiopía está financiando el proyecto cuyo coste asciende a los 4.500 millones de euros con el objetivo de convertirse en el mayor generador y exportador de electricidad del continente. Según la BBC, cuando esta presa esté operativa generará 6.000 megavatios, y se convertirá en la presa hidroeléctrica más grande de África. Además, tendrá el poder de proporcionar energía a unos 65 millones de etíopes, que actualmente no tienen acceso a un suministro eléctrico regular.

El conflicto que enfrenta a estas tres naciones comenzó en mayo de 2011 cuando Etiopía comenzó a construir esta prensa. En 2015, los tres países lograron llegar a un consenso y firmar la Declaración de Principios, por la cual las naciones alrededor de esta presa no deberían verse afectadas por la construcción de esta. A pesar de los avances y de la aparente estabilidad, en octubre de 2019, Egipto culpó a Adís Abeba por supuestamente obstaculizar el acuerdo final y solicitó la activación del artículo 10 de esta declaración que establece que si los tres países no pueden encontrar una solución a determinadas disputas deben recurrir a la mediación. La guerra dialéctica entre estas tres naciones ha estancado en repetidas ocasiones las negociaciones para lograr un acuerdo sobre el embalse. 

Mientras tanto, Egipto ha decidido poner en marcha una serie de proyectos para reducir el impacto del llenado de la presa por parte de Etiopía. Así, según declaraciones a las que ha tenido acceso Middle East Monitor, el portavoz del ministerio de Recursos Hídricos e Irrigación de Egipto, Mohammed El Sebaei, ha dicho que los proyectos están relacionados principalmente con la racionalización del uso del agua.  Una de las iniciativas pretende proporcionar nuevos equipos para ayudar a disminuir el consumo del ”oro azul” en los hogares.

Más en Política