Esta reunión estará dedicada a preparar el próximo Consejo de ministros de Asuntos Exteriores de la organización panárabe

Marruecos preside la sesión de la Liga Árabe

PHOTO/ARCHIVO - Cumbre de la Liga Árabe en El Cairo

Esta semana han comenzado en la sede de la Secretaría General de la Liga de los Estados Árabes en El Cairo los trabajos de la 160ª sesión ordinaria del Consejo de la Liga, encabezada por Marruecos. El embajador marroquí en Egipto y representante permanente del Reino ante la Liga Árabe, Ahmed Tazi, lidera esta esta reunión cuyo objetivo es preparar el Consejo de ministros de Asuntos Exteriores de la organización, que se celebrará pasado mañana. 

Tal y como recordó Tazi, la presidencia del Reino de Marruecos durante la sesión del Consejo de la Liga Árabe coincide con dos acontecimientos relevantes. En primer lugar, la preparación de la Cumbre Árabe de Desarrollo Económico prevista para el próximo mes de noviembre en Mauritania, así como la planificación de la próxima Cumbre Árabe que tendrá como anfitrión Bahrein.

Asimismo, subrayó que la celebración de esta sesión se realiza a la vez que se preparan un conjunto de decisiones, proyectos y documentos que han sido elaborados en los últimos meses y que serán presentados ante el Consejo de la Liga a nivel ministerial.

Tazi también expresó su deseo de que la presidencia del Reino aporte a la sesión un “impulso real” a los temas y asuntos que se abordarán. En este sentido, dentro de la agenda de la reunión se encuentran una serie de cuestiones políticas, económicas, sociales, jurídicas, financieras y administrativas, destacando la situación de los palestinos, la acción árabe conjunta y la seguridad hídrica en el mundo árabe. Respecto a este último punto, Marruecos puede compartir su experiencia en la lucha contra la sequía gracias a las medidas que ha desarrollado el Gobierno para lidiar con este problema.

También está previsto que la sesión aborde los últimos acontecimientos en Libia, Yemen, Sudán y Somalia, así como la situación de las islas de los Emiratos Árabes Unidos ocupadas por Irán. Por otro lado, los miembros de la Liga expresarán su solidaridad con el Líbano y dialogarán sobre la seguridad de la navegación y el suministro de energía en la región del golfo Pérsico, la necesidad de establecer una zona libre de armas nucleares y de otras armas de destrucción masiva en Oriente Medio y las relaciones árabes con organizaciones y grupos internacionales y regionales.