Algunos gobiernos respaldan a los ciudadanos que quieren defender Ucrania, aunque otros advierten que podrían tener problemas legales. Moscú, por su parte, asegura que estos militares no serán reconocidos como prisioneros de guerra

Miles de combatientes extranjeros se unen al Ejército ucraniano en la guerra contra Rusia

photo_camera REUTERS/KAI PFAFFENBACH - Un combatiente extranjero del Reino Unido posa para una foto, mientras él y otros voluntarios se preparan para partir hacia la línea del frente en el este de Ucrania tras la invasión rusa, en la principal estación de tren de Lviv, Ucrania, el 5 de marzo de 2022

Desde que comenzó la invasión rusa sobre Ucrania, uno de los aspectos más destacados de la guerra ha sido la superioridad militar de Moscú en comparación con el Ejército ucraniano. De acuerdo con el informe ‘The Military Balance’ del Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS), Rusia cuenta con 900.000 militares activos y 2 millones de reservistas, frente a los 196.000 soldados y 900.000 reservistas ucranianos.

La capacidad bélica rusa es también mayor en el sector naval. Moscú posee 74 barcos de guerra y 51 submarinos, mientras que Kiev tan solo cuenta con dos buques. En las fuerzas terrestres y aéreas este desequilibrio se mantiene.

Gráfico que muestra los principales acontecimientos en Ucrania a partir del 9 de marzo, 06:00 GMT AFP/AFP

A pesar de ello, Ucrania consigue resistir ante la agresión de Moscú. Tanto Kiev como Járkov, la segunda mayor ciudad, todavía no han caído en manos rusas a pesar de los intensos bombardeos. Muchos ciudadanos han optado por unirse a las fuerzas nacionales mientras el Gobierno toma medidas desesperadas ante el avance de las tropas rusas.

Kiev ha prohibido a los hombres de entre 18 y 60 años cruzar los pasos fronterizos. En esta línea, el presidente Volodimir Zelensky también anunció la semana pasada que pondrá en libertad a todos los presos que cuenten con experiencia militar. “Se tomó esta decisión, que no fue fácil desde el punto de vista moral, pero es útil desde el punto de vista de nuestra defensa”, aseguró el líder ucraniano.

El presidente Volodymyr Zelensky denunció el 8 de marzo de 2022 lo que calificó de "promesas" incumplidas por parte de Occidente de proteger a Ucrania de los ataques rusos. "Llevamos 13 días escuchando promesas, 13 días en los que nos han dicho que nos ayudarán en el aire, que habrá aviones, que nos los entregarán", dijo Zelensky en un vídeo difundido en Telegram AFP PHOTO/UKRAINIAN PRESIDENCY PRESS OFFICE

Todas estas decisiones demuestran los grandes esfuerzos realizados por Kiev en la lucha contra las tropas rusas, pero ¿qué está haciendo el resto del mundo por Ucrania? Si bien la OTAN ya ha aclarado que no se involucrará militarmente por temor a desencadenar una guerra a mayor escala, varios países han enviado armas al Ejército ucraniano. Estados Unidos y Reino Unido mandaron armamento al país antes de la invasión, mientras Moscú acumulaba sus tropas en la frontera ucraniana.

Posteriormente, tras el ataque, otras naciones han seguido los pasos de Washington y Londres. Incluso Alemania y Suecia, que no habían facilitado armas a un país en conflicto desde la Segunda Guerra Mundial, han acordado respaldar militarmente a Kiev.

Esta imagen muestra un edificio de apartamentos dañado tras los bombardeos del día anterior en la segunda ciudad más grande de Ucrania, Kharkiv, el 8 de marzo de 2022 AFP/SERGEY BOBOK
20.000 voluntarios en dirección a Ucrania

En este contexto, miles de personas de todas las partes del mundo han enviado solicitudes para unirse a la Legión Internacional de voluntarios extranjeros para combatir a Rusia en Ucrania. De acuerdo con el ministro ucraniano de Defensa, Dmytro Kuleba, cerca de 20.000 combatientes extranjeros ya han solicitarse aislarse en las brigadas internacionales de Ucrania.

Días después del inicio de la invasión, Zelensky anunció la creación de una “legión extranjera” e hizo un llamamiento a “todos aquellos que quieran unirse a la defensa de la seguridad en Europa y en el mundo” para luchar “al lado de los ucranianos contra los invasores del siglo XXI”. Por su parte, Kuleba, instó a “todos los extranjeros que tengan voluntad de defender Ucrania y el nuevo orden mundial” a contactar con las delegaciones diplomáticas ucranianas en cada país. “Juntos derrotamos a Hitler, y juntos derrotaremos a Putin también”, escribió en su cuenta de Twitter.

Ben Grant y otros combatientes extranjeros del Reino Unido posan para una foto mientras se preparan para partir hacia la línea del frente en el este de Ucrania tras la invasión rusa, en la estación de tren principal de Lviv, Ucrania, el 5 de marzo de 2022 REUTERS/KAI PFAFFENBACH

Tanto canales de Telegram como hilos de Reddit indican los pasos a seguir para los extranjeros que deseen unirse a las fuerzas ucranianas. Entre los requisitos se incluye una entrevista con el Agregado de Defensa y el Cónsul para concluir los trámites del visado. Asimismo, los voluntarios deben presentar documentos que demuestren algún tipo de experiencia militar.

“Posteriormente se recibirán las instrucciones sobre cómo llegar a Ucrania y sobre la documentación a aportar y los equipamientos necesarios. Se recomienda, si se dispone de ella, indumentaria militar o sus elementos (equipo, casco, chaleco antibalas...)”, explica uno de los canales de Telegram que ofrece información a los voluntarios. No obstante, Kyrylo Budanov, jefe de la Inteligencia de Defensa de Ucrania, recuerda al medio Military Times que “no hay tiempo para entrenar”, por lo que piden que vayan exclusivamente “gente capacitada”.

Insignia se muestra en el uniforme de un combatiente extranjero del Reino Unido mientras se preparan para partir hacia la línea del frente en el este de Ucrania tras la invasión rusa, en la estación principal de tren de Lviv, Ucrania REUTERS/KAI PFAFFENBACH

De acuerdo con las autoridades militares ucranianas, muchos de los combatientes que ya se encuentran en territorio ucraniano “han participado en campañas de mantenimiento de la paz en todo el mundo”. Igualmente, informan que los voluntarios provienen de 52 países diferentes. En redes sociales circulan imágenes y vídeos de combatientes estadounidenses, canadienses o europeos.

Según el periódico británico The Times, 150 exparacaidistas que sirvieron en Afganistán están de camino al frente en Ucrania. “Necesitan ayuda. Somos hombres jóvenes, fuertes, en forma y podemos ayudar”, declaró un ciudadano británico que iba a alistarse en la Embajada de Ucrania al medio Sky News.

Combatientes extranjeros en Ucrania. PHOTO/UKRAINE MINISTRY OF FOREIGN AFFAIRS

Aunque también se ha informado sobre la presencia de ciudadanos de México, India o Japón. De acuerdo con Mainichi, uno de los principales periódicos japoneses, aproximadamente 70 nacionales, incluidos exmiembros de las Fuerzas de Defensa del país y dos veteranos de la Legión Extranjera francesa.

Por otra parte, hay un importante número de personas que llegan de países postsoviéticos, como Bielorrusia o Georgia. Mamuka Mamulashvili, líder de la Legión Nacional de Georgia, señala a VICE World News que incluso antes de la invasión alrededor de 200 combatientes extranjeros se habían ofrecido como voluntarios. “Quieren luchar por la libertad y por los valores democráticos”, destacó.

Un soldado herido de las Fuerzas Militares de Ucrania en la batalla con las tropas rusas y los separatistas apoyados por Rusia en la región de Lugansk el 8 de marzo de 2022 AFP/ANATOLII STEPANOV
“Si los detenemos aquí no tendré que luchar contra ellos en mi país”

Mientras miles de ciudadanos abandonan Ucrania, voluntarios extranjeros realizan el camino opuesto e ingresan en el país con el objetivo de ayudar al Ejército ucraniano, como es el caso del paramédico Anthony Walker. Antes de dirigirse al frente, el sanitario y cómico de origen canadiense ha estado en la frontera entre Ucrania y Polonia.

Cuando le preguntan acerca de los motivos para tomar esta decisión, Walker aclara a la BCC que “no tiene vínculos con Ucrania”, aunque recalca que es “humano”. “Creo que es razón suficiente para venir aquí”, añade. En esto coincide Bryson Woolsey, otro canadiense voluntario sin experiencia militar. “Sentí que tenía que hacer algo”, indicó a Reuters.

Sin embargo, estos motivos no son los únicos que han empujado a la gente a luchar en Ucrania. En los países cercanos, como por ejemplo Polonia, Estonia, Letonia o Lituania, existen “razones históricas y geográficas que hacen que los ciudadanos se sientan especialmente vulnerables”, explica Lisa Abend de la revista TIME.

“La respuesta aquí es especialmente alta porque el pueblo lituano lo entiende”, subraya Serhii Verkhovod, agregado de defensa de la Embajada ucraniana de Vilna, al medio estadounidense. “Sienten la amenaza”, añade. De acuerdo con Verkhovod, unos 200 lituanos se han alistado para luchar en Ucrania.

AP/VADIM GHIRDA  -   Un agente de Policía ucraniano con un rifle de asalto camina por un andén rodeado de gente que espera un tren con destino a Kiev en Kostiantynivka, región de Donetsk, este de Ucrania, el jueves 24 de febrero de 2022

Algo similar ocurre en Noruega, donde se han recibido 300 solicitudes, según la Embajada ucraniana en Oslo. Los ciudadanos del país fronterizo con Rusia han estado muy atentos a las amenazas de Moscú hacia Finlandia y Suecia si estos deciden ingresar en la OTAN. “Si Rusia los invade, tendremos a Rusia en todas nuestras fronteras. Entonces Noruega ya no sería Noruega”, apunta un joven noruego de 23 años que voló a Polonia para cruzar la frontera al canal de televisión canadiense CTV News. “Espero que, si los detenemos aquí, no tendré que luchar contra ellos en mi país”, añadió.

PHOTO/Presidencia de Rusia  -   El presidente ruso Vladímir Putin reúne al Consejo de Seguridad de la nación, 21 de febrero de 2022, Moscú
¿Qué opinan los gobiernos?

Existe una división respecto a los combatientes extranjeros que se están trasladando a Ucrania para luchar. Por una parte, hay países como Letonia o Dinamarca que han permitido a sus ciudadanos combatir contra las tropas rusas. “Es una elección que cualquiera puede tomar”, declaró la primera ministra danesa, Mette Frederiksen; mientras que Riga ha respaldado a los ciudadanos que quieran “defender la independencia de Ucrania y la seguridad común”.

El Gobierno canadiense no se ha expresado de una manera tan clara, aunque sí ha afirmado que “los canadienses pueden decidir por sí mismos”. “Entendemos que las personas de ascendencia ucraniana quieran apoyar a sus compatriotas y, en ese sentido, es su propia decisión individual”, subrayó la ministra de Relaciones Exteriores de Canadá, Melanie Joly.

AP/ALEX BRANDON  -   El portavoz del Pentágono, John Kirby, habla durante una rueda de prensa en el Pentágono

Por el contrario, el dirigente australiano, Scott Morrison, ha advertido que estas acciones podrían tener repercusiones de acuerdo con la ley australiana. El portavoz del Pentágono, John Kirby, se mantiene en la misma línea que Morrison. Kirby señaló que “si eres estadounidense y quieres hacer lo correcto por Ucrania, lo mejor que puedes hacer es colaborar con agencias humanitarias".

Esta brecha se extiende incluso dentro de los propios países. En Reino Unido, por ejemplo, mientras el jefe del Estado Mayor británico, Tony Radakin, considera que es “ilegal e inútil” que los británicos vayan a luchar contra las fuerzas rusas, según informa AFP, la secretaria de Relaciones Exteriores, Liz Truss, asegura que apoyará “absolutamente” a los ciudadanos que quisieran ir a Ucrania.

Rusia: los extranjeros no serán reconocidos como prisioneros de guerra

Moscú también se ha pronunciado acerca de los miles de voluntarios extranjeros que desean viajar a Ucrania. El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, ha sido contundente, asegurando que todos los “mercenarios” extranjeros detenidos en el país se enfrentarían a la justicia por cargos penales y no serán reconocidos como prisioneros de guerra.

El portavoz del Ministerio de Defensa ruso, el general de división Igor Konashenkov AP/ALEXANDER ZEMLIANNICHENKO

“Todos los mercenarios enviados por Occidente a ayudar al régimen nacionalista de Kiev no son combatientes según las leyes humanitarias internacionales. No tienen derecho al estatus de prisionero de guerra”, advirtió Konashenkov.

No obstante, de acuerdo con informes estadounidenses, Rusia estaría reclutando combatientes sirios para enviarlos a Ucrania. “Creemos que hay algo de verdad en eso”, respondió Kirby cuando le preguntaron acerca del tema. Anteriormente, un alto funcionario de Defensa relevó a The Wall Street Journal que sabían que Moscú estaba “tratando de reclutar sirios para la lucha” en Ucrania. 

Más en Política