Putin obtiene el permiso del Senado ruso para intervenir en Siria

Carmen Chato

Pie de foto: La Cámara Alta rusa se ha reunido en pleno para tratar el asunto

El Consejo de la Federación rusa ha autorizado el uso de la fuerza aérea en Siria, previa solicitud oficial de ayuda del presidente sirio Bachar al Asad. Una solicitud presentada al presidente ruso, Vladimir Putin, que ha sido quien ha transmitido formalmente esta petición a la Cámara Alta de la Federación.

La resolución permitirá el empleo de la fuerza aérea rusa para atacar las posiciones de Daesh en suelo sirio aunque por el momento se descarta una intervención terrestre. Este anuncio refuerza la posición de Rusia respecto al conflicto en Siria y que aboga por el uso casi en exclusiva de la fuerza militar. Por el contrario, la coalición liderada por Estados Unidos  sostiene que se deben sumar a las intervenciones militares sanciones económicas a aquellos que ayudan financieramente a Daesh. Rusia, que ha convertido a Bachar al Asad en un aliado en la región, ha puesto en marcha un centro de coordinación en Bagdad junto a Irán, Iraq y Siria y trabajar así de forma conjunta en las acciones tanto militares como de inteligencia en la zona.

El anuncio ruso se suma a otras potencias que están definiendo su participación en el conflicto. Por su parte, Francia comenzó la pasada semana los bombardeos aéreos a posiciones yihadistas, en concreto, a los campos de entrenamiento de Daesh. Además, el pasado 15 de septiembre la fiscalía de París abrió una investigación penal contra el régimen de Al Asad, acusado en este caso de crímenes de guerra en el periodo 2011-2013.Túnez también ha mostrado su apoyo  a la coalición liderada por Estados Unidos durante un discurso en Naciones Unidas.

Siria lleva sumida en una guerra civil desde marzo de 2011; cuatro años y medio de enfrentamientos y combates que han producido 250.000 muertes y 11 millones de desplazados, causando la mayor crisis de refugiados en Europa desde la Segunda Guerra Mundial.

Más en Política
El ministro francés de Europa y Asuntos Exteriores, Stéphane Sejourne – PHOTO/JUAN MABROMATA/AFP
España y Francia han venido a expresar su apoyo al plan de autonomía de Rabat para los cónclaves del sur del territorio cherifiano. Argel, partidario inquebrantable del Polisario, que disputa a Marruecos la soberanía sobre estos cónclaves, se muestra impasible

Después de Madrid, París irrita a Argel