Ucrania denuncia la matanza de civiles en un ataque contra un edificio residencial en Dnipro, mientras el Ejército ruso logra la toma de Soledar

Rusia se ceba con los civiles en Dnipro y cae Soledar

photo_camera REUTERS/THOMAS PETER - Soldados ucranianos junto a un cráter dejado por bombardeo ruso

Vladimir Putin puso recientemente al frente del Ejército ruso en territorio ucraniano al jefe del Estado Mayor General, Valery Gerasimov, de 67 años, para sustituir al general Serguéi Surovikin y el efecto ha sido directo con nuevos ataques masivos de las tropas rusas bajo este nuevo mando militar en Ucrania, incluyendo objetivos como Dnipro, y con incluso la toma definitiva de Soledar.

Dnipro, la cuarta ciudad más poblada de Ucrania, con cerca de un millón de habitantes, situada en la parte central de Ucrania, a 391 kilómetros al sureste de la capital ucraniana, Kiev, y junto al río Dniéper, que le da nombre, ha sido el último objetivo significativo de las ofensivas masivas. Mientras, el Ejército de Rusia también ha ocupado la última zona industrial a las afueras de la disputada ciudad de Soledar, al este del país ucraniano, quedando totalmente en manos rusas, como informaron las propias Fuerzas Armadas ucranianas en un comunicado difundido por redes sociales. De esta forma, se sigue agravando la situación en Ucrania por la invasión enemiga. 

En Dnipro, Rusia ha provocado una matanza de civiles con un bombardeo este fin de semana sobre un edificio residencial de esta ciudad dejando en torno a 35 civiles muertos y más de 75 heridos entre los cuales había 14 niños, como denunciaron las autoridades ucranianas. Mientras, 39 personas resultaron ilesas del ataque. 

El jefe de la administración militar de la región de Dnipropetrovsk, Valentin Reznichenko, en un comunicado recogido por Ukrainska Pravda, aseguró además que se buscaban a más de 40 vecinos desaparecidos. 

“Por la noche, los rescatistas sacaron varios muertos más de debajo de los escombros de un edificio de gran altura destruido por un cohete ruso (...) El ataque enemigo se ha cobrado ya la vida de 35 vecinos del inmueble. Entre ellos hay dos niños”, dijo Reznichenko, quien aseguró que se habían retirado “casi 3.500 toneladas de escombros”, en una operación con “más de 550 socorristas, policías, médicos, trabajadores de los servicios públicos y voluntarios” que han venido trabajando “sin descanso”. 

El edificio fue reducido a escombros sembrando el terror entre la población. El inmueble recibió el impacto de un misil Kh-22, diseñado para destruir grupos de portaaviones en el mar, de ahí el gran poder destructor de la ofensiva, que dejó al menos 72 viviendas derruidas y otras 230 dañadas seriamente, como informó la agencia EFE. 

"Prosiguen las operaciones de búsqueda y desmantelamiento de elementos estructurales peligrosos. Sin pausa. Seguimos luchando por cada vida", destacó este domingo el presidente Zelenski, quien dio sus condolencias a las familias afectadas. 

Después de este duro zarpazo, los trabajos se concentran en aquellos lugares donde impactaron los misiles rusos. Según informó el primer ministro de Ucrania, Denis Shmigal, se lanzaron más de 30 misiles sobre Ucrania en un solo día. Los ataques de Moscú también tuvieron como objetivo las instalaciones de infraestructuras energéticas, tal y como señaló Shmigal. "La situación más difícil se vive en Járkov y Kiev", indicó al respecto. 

Por su parte, Rusia alegó que la tragedia de Dnipro se debió al sistema antiaéreo de Kiev, negando haber atacado a propósito el edificio de viviendas de esta ciudad. "Las fuerzas rusas no atacan edificios residenciales o instalaciones de infraestructura civil. Los ataques se realizan contra objetivos militares", indicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov.

Ucrania confirma que Rusia se ha hecho con el control de Soledar

El Ejército de Rusia ha ocupado la última zona industrial en las afueras de la disputada ciudad ucraniana de Soledar, el este del país, quedando la totalidad de esta en manos rusas, según informaron las Fuerzas Armadas ucranianas en un comunicado. Alrededor de las 17.30 horas (hora local) del domingo, unidades de asalto de Rusia ocuparon la zona industrial, ubicada en el límite administrativo de la ciudad de Soledar, en su periferia occidental, según detalló en Telegram el comandante de la unidad de aviones no tripulados ucranianos Robert Brovdy. "A partir de ahora, el frente estará cerca, pero fuera de los límites de la ciudad. Una guerra posicional estaba ocurriendo en esta dirección", detalló el comandante ucraniano. 

imagen-aerea-bajmut

La zona había sido objeto de intensos combates y había dudas sobre la toma de Soledar ya que el Grupo Wagner, compañía militar privada que lucha para el Kremlin, anunció la toma de la ciudad, mientras Moscú se mostraba más cauto y Kiev negaba directamente esto durante los últimos días. Pero, finalmente, ha llegado la confirmación ucraniana de la caída de la ciudad oriental ucraniana. Soledar es una ciudad perteneciente al óblast de Donetsk, uno de los puntos más castigados por Rusia y milicias prorrusas de la zona, situada en el este del país y cercana al área de Bajmut, seriamente asediada también por las Fuerzas Armadas rusas y punto caliente de los combates en el Dombás.

Desde el punto de vista militar, Soledar es importante sobre todo por su ubicación. La ciudad se halla a unos 15 kilómetros al noreste de Bajmut. Ambas ciudades han estado bajo el fuego enemigo desde el inicio de la invasión rusa en febrero de 2022. Desde el pasado verano, las fuerzas rusas, sobre todo mercenarios del Grupo Wagner, han estado tratando de conquistar Bajmut y ahora esta se ve comprometida con la caída de Soledar, algo que es relevante porque tiene una gran importancia estratégica. Bajmut podría servir para abrir el camino al Ejército ruso hacia las ciudades occidentales, sobre todo, hacia Kramatorsk, un importante centro industrial y administrativo en el óblast de Donetsk, aún bajo el control de Kiev. Entre Bajmut y Kramatorsk hay unos 50 kilómetros y el Ejército ucraniano ha construido varias zonas de defensa a lo largo de ese trayecto.

Más en Política
Josua Harris usa argelia
En vísperas de las elecciones presidenciales de noviembre, el presidente Joe Biden no tiene intención de abandonar la Casa Blanca sin haber dejado su impronta sobre el papel de los Estados Unidos de América en la resolución del largo conflicto entre Argelia y Marruecos

Joe Biden nombra al "Sr. Sáhara" embajador en Argel