El país norteafricano consolida su buena marcha económica

La floreciente economía de Marruecos

PHOTO/AFP - Esta fotografía, tomada el 28 de junio de 2019, muestra una vista de las grúas de contenedores en la terminal I del puerto de Tánger Med, en la ciudad septentrional de Tánger
PHOTO/AFP - Esta fotografía, tomada el 28 de junio de 2019, muestra una vista de las grúas de contenedores en la terminal I del puerto de Tánger Med, en la ciudad septentrional de Tánger

Marruecos continúa sentando las bases de una modernización y desarrollo económicos sólidos, según diversos indicadores. 

El rey de Marruecos, Mohamed VI, ha tenido claro desde su ascenso al trono en 1999 que el país debía dar un paso al frente en cuanto a su desarrollo en diversos ámbitos y el económico e industrial no ha escapado a esta planificación estatal. 

La actual buena disposición económica marroquí se demuestra con los datos de diversas instituciones que muestran el buen estado de salud de las finanzas marroquíes. 2023 también augura un buen desempeño financiero nacional. En esta línea, el Banco Europeo para la Reconstrucción y el Desarrollo (BERD) presentó un informe en el que prevé para este año una tasa de crecimiento de la economía marroquí del 3,1%, superior a la de vecinos del entorno, como Argelia, que tiene una previsión de crecimiento del 2,1%, o Túnez, con un 2%.

PHOTO/FILE - El rey de Marruecos, Mohamed VI
PHOTO/FILE - El rey de Marruecos, Mohamed VI

El BERD se ha sumado también a las predicciones del Banco Mundial (BM), ya que ambas entidades estiman que el Producto Interior Bruto (PIB), la magnitud macroeconómica que expresa el valor monetario de la producción de bienes y servicios de demanda final, tendrá una tasa de crecimiento del 3,1% durante este 2023, superando con creces el dato de 2022, que se quedó en un 2,1%. 

Ahondando en estas previsiones, el BM también proyecta que para 2024 el país marroquí crecerá un 3,4%, si sigue aplicando las reformas estructurales previstas para mejorar la competitividad. 

Incluso, el Fondo Monetario Internacional (FMI) también pronostica para Marruecos un alza de su economía del 3%, dato muy positivo que incluso sería algo mayor en 2024, según los cálculos de la entidad financiera internacional. El propio BERD también prevé para ese mismo año 2024 una tasa de crecimiento del 3,2% para la economía marroquí. 

PHOTO/PIXABAY – Bandera de Marruecos
PHOTO/PIXABAY – Bandera de Marruecos

Los datos similares ofrecidos por estas prestigiosas entidades económicas coinciden en el buen panorama económico que se dibuja para el país norteafricano, con un crecimiento en torno al 3%, que, aunque no es muy desmedido, sí invita a un optimismo destacable porque hay que tener en cuenta que las circunstancias globales actuales no son las mejores, con la invasión rusa de Ucrania, que propicia un auge de los precios en el mercado de la energía y otras materias primas, y la propia inflación que se está dejando sentir en muchas partes del mundo.

El crecimiento del PIB es muy importante para una economía, ya que es el reflejo del incremento de la actividad económica. Si esta repunta, el desempleo tiende a reducirse y lógicamente la renta per cápita aumenta. Esto puede llevar también a que los agentes económicos se inclinen más por el gasto en lugar de ahorrar. Además, tras un aumento del PIB, los ingresos fiscales del Estado tienden a elevarse, puesto que éste recauda más impuestos y, por tanto, el Estado puede destinar esas cantidades a partidas de gasto. El PIB actual de Marruecos se situó en 2021 en 142.867 millones de dólares, ocupando el puesto 59 de la clasificación mundial por volumen de PIB y la tendencia es alcista. 

PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ – Tánger
PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ – Tánger

Desarrollo económico e industrial

La apuesta del Gobierno de Marruecos, bajo las directrices del rey Mohamed VI, es clara por el desarrollo económico e industrial nacional. A pesar de la desaceleración económica, el Ejecutivo marroquí se ha comprometido a aplicar políticas destinadas a aumentar la inversión pública y privada en diferentes sectores como el de las infraestructuras, el rural o el de la educación. Todo ello potenciado por una importante apuesta por el desarrollo industrial nacional, que se puso de manifiesto con la celebración en Casablanca de la Jornada de la Industria de Marruecos, evento importante que resaltó la importante evolución industrial y económica que está protagonizado el reino marroquí. En el acto llevado a cabo en Casablanca en abril se destacó que la industria marroquí sigue protagonizando un gran despegue en diversos sectores como el de la automoción, el textil o el agroindustrial. Como muestra de esto, se puede destacar el caso de éxito de la industria aeronáutica que cuenta ahora con 140 empresas que operan en el sector en Marruecos, con gran desarrollo ya que hace 20 años solo existían 4 ó 5. Estas 140 empresas del sector emplean directa e indirectamente a 20.000 personas, como explicó a Atalayar Karim Cheikh, presidente de la Agrupación de Industrias Marroquíes Aeronáuticas y Espaciales. El propio Cheikh destacó además Marruecos es el primer país de África en cuanto a desarrollo tecnológico en el sector aeronáutico. 

PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ - Karim Cheikh
PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ - Karim Cheikh

Marruecos apostó decididamente por la innovación y la inversión en su industria, siguiendo el plan de dinamización industrial trazado por el Estado marroquí, que conjuga la colaboración entre el sector privado y el público, y eso está dando sus frutos y repercute favorablemente en la economía. 

Existen varios sectores estratégicos actualmente en Marruecos que muestran la línea ascendente nacional, como los citados de la aeronáutica, la automoción y el agroindustrial o el metalúrgico y el energético, destacando en este último aspecto los recientes yacimientos descubiertos en Marruecos de gas o petróleo que están siendo gestionados por empresas como Sound Energy o Chariot, los cuales pueden suponer un gran impulso para el aprovisionamiento energético del país y para la generación de riqueza en la nación. 

Como señaló también a Atalayar Mohamed Reda Lahmini, jefe de la Comisión de Innovación de la Confederación General de Empresas de Marruecos (CGEM), el rey Mohamed VI fijó un objetivo durante la apertura de sesiones del Parlamento el pasado mes de octubre de una inversión de 550.000 millones de dírhams de aquí a 2026, de cara a generar unos 500.000 empleos. 

PHOTO/FILE – Mohamed Reda Lahmini
PHOTO/FILE – Mohamed Reda Lahmini

La búsqueda de inversión sigue siendo un reto importante para las autoridades marroquíes. El Gobierno liderado por el primer ministro Aziz Akhannouch trabaja en ese sentido con medidas fiscales para promover la inversión en la economía e industria nacional, todo ello a pesar del difícil contexto internacional que existe en la actualidad, marcado por la guerra de Ucrania y problemas como el de la inflación. Para el propio Mohamed Reda Lahmini, “el marco jurídico y fiscal es uno de los factores clave del éxito para acompañar al inversor hoy en día, el aspecto fiscal es muy importante”. La actual ley marco de fiscalidad del Ejecutivo marroquí trata de hacer atractivo el sistema fiscal marroquí y la propia CGEM contribuye activamente junto con el Gobierno al desarrollo de la ley marco sobre fiscalidad a través de las distintas leyes de finanzas.

AFP/FADEL SENNA - Los empleados de la fábrica trabajan en una línea de ensamblaje de automóviles en la planta de Renault-Nissan Tánger en Melloussa, al este de la ciudad portuaria de Tánger
AFP/FADEL SENNA - Los empleados de la fábrica trabajan en una línea de ensamblaje de automóviles en la planta de Renault-Nissan Tánger en Melloussa, al este de la ciudad portuaria de Tánger

Cabe destacar que la confianza de los inversores en Marruecos también aumenta gracias a la salida del país de la lista gris del Grupo de Acción Financiera (GAFI). El GAFI decidió por unanimidad sacar de la lista al país norteafricano y esto ha supuesto un gran respaldo que demuestra el buen desempeño de Marruecos en materia de gobernanza financiera y su importante lucha contra el blanqueo del dinero. La decisión del GAFI refuerza así la imagen y la posición del Reino en las negociaciones con las instituciones financieras internacionales, así como la confianza de los inversores extranjeros en la economía nacional.

El Gobierno ha previsto medidas encaminadas a mejorar ese clima de inversión y atraer inversiones extranjeras, como la reducción de impuestos para nuevos inversores, el aumento de fondos para el desarrollo del ámbito de las energías renovables, medidas liberalizadoras en el sector de la agricultura, la reducción de los subsidios a la energía, la reducción regulatoria de cara a las empresas y la diversificación económica. 

PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ – Jornada de la Industria de Marruecos
PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ – Jornada de la Industria de Marruecos

Generación de empleo

El ministro de Industria de Marruecos, Ryad Mezzour, señaló que en lo que va de mandato gubernamental del Ejecutivo actual se han creado 100.000 empleos ya y se va por buen camino para alcanzar los 400.000 empleos en el sector industrial, un objetivo que se logrará gracias a la formación profesional, la investigación y la innovación. Chakib Alj, presidente de la patronal marroquí CGEM explicó que todos los elementos que forman parte del sector privado están movilizados para conseguir que la industria se convierta en el futuro económico del país. Y para ello puso el acento en dos aspectos principales: la inversión en I+D (Marruecos invierte un 0,8% del PIB en comparación con otros países del mundo desarrollado que llegan al 2,8%) y la inteligencia artificial.

La mejora de la confianza de los inversores contribuye a la mejora económica marroquí, como los buenos datos del mercado agrícola y la moderación de la inflación. Destaca aquí el hecho de que las exportaciones agrícolas de Marruecos a la Unión Europea alcanzaron en 2021 los 1,25 millones de euros. El sector agrícola y pesquero representó el 12% del PIB marroquí en 2021. Un sector favorecido por el “Plan Marruecos Verde” de 2008 que potenció el desarrollo de explotaciones y la integración de pequeños agricultores en las cadenas de suministro nacionales e internacionales. En diez años las inversiones en el sector agrícola alcanzaron los 104.000 millones de dirhams (casi 10.000 millones de euros). Un plan que tiene su continuación con el Plan Generación Verde para el periodo 2020-2030 que planea aumentar la producción agrícola, mejorar los ingresos de los agricultores marroquíes e incluso disminuir el consumo de agua en la industria agrícola. 

PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ – Casablanca, Marruecos
PHOTO/ATALAYAR/GUILLERMO LÓPEZ – Casablanca, Marruecos

Por su parte, la Comisión de Inversiones de Marruecos aprobó 21 proyectos con un presupuesto de 7.600 millones de dólares, con la intención de que los proyectos previstos generen en torno a 5.800 oportunidades de empleo directo y creen cerca de 15.000 empleos indirectos adicionales. Los proyectos se concentran en gran medida en el sector industrial, por un valor de 5.300 millones de dólares, casi el 70% de las inversiones totales. Mientras que turismo y sanidad acaparan el 8% de estas inversiones, por detrás de los proyectos de desalinización de agua de mar, que se quedan con el 14% de este presupuesto.

PHOTO/FILE – Aziz Akhannouch
PHOTO/FILE – Aziz Akhannouch

Creación de empresas

Otro dato que demuestra el vigor económico marroquí es el del número de empresas creadas en el Reino. Durante los tres primeros meses de 2023 el número de compañías nuevas en el país norteafricano supera las 24.500, según datos de la Oficina de la Propiedad Industrial y Comercial de Marruecos (OMPIC). 

En detalle y nuevamente según OMPIC, esta cifra se divide entre personas jurídicas (16.357 empresas) y personas físicas (8.187 empresas). Además, la clasificación sectorial de las empresas creadas está dominada por el sector del comercio (37,03%), seguido de la construcción y obra pública y actividades inmobiliarias (18,49%), servicios varios (17,47%), transporte (8,18%), industrias (6,95%), hoteles y restaurantes (6,26%), sector de las Tecnologías de la Información y las Comunicaciones (TIC) (2,89%), agricultura y pesca (1,70%) y actividades financieras (1,02%).

Nuevas empresas que contribuyen a buen seguro a la generación de más riqueza y de puestos de empleo y al aumento de la producción de bienes y servicios en la nación norteafricana. 
 

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato