El delantero del Madrid abandona el club de su vida tras haber roto el molde del ‘9’ y evolucionado en un jugador total

Karim Benzema: el mejor jugador musulmán de la historia y su imborrable legado

REUTERS/Juan Medina - El madridista Karim Benzema celebra su primer gol
REUTERS/Juan Medina - El madridista Karim Benzema celebra su primer gol

Llevar el ‘9’ en el Real Madrid es una de las tareas más complicadas en el mundo del fútbol. El dorsal más emblemático en el club que lo es aún más. El peso de estar obligado a la excelencia, la garantía de que el portador de ese número está obligado a ser uno de los mejores jugadores del planeta. Y Benzema lo es, y siempre lo ha sido, por mucho que sus detractores quisieran opacar lo que ha sido una trayectoria gloriosa en la época más exitosa del Real Madrid.

Foto de CRISTINA QUICLER /AFP - Real Madrids El delantero francés Karim Benzema celebra la consecución de un gol que posteriormente fue anulado durante el partido de fútbol de la Liga española entre el Real Bets y el Real Madrid CF en el estadio Benito Villamarín de Sevilla el 5 de marzo de 2023. El delantero francés Karim Benzema dejará el Real Madrid al final de esta temporada, según anunció el club el 4 de junio de 2023. temporada, según anunció el club el 4 de junio de 2023
Foto de CRISTINA QUICLER /AFP - Real Madrids El delantero francés Karim Benzema celebra la consecución de un gol que posteriormente fue anulado durante el partido de fútbol de la Liga española entre el Real Bets y el Real Madrid CF en el estadio Benito Villamarín de Sevilla el 5 de marzo de 2023. El delantero francés Karim Benzema dejará el Real Madrid al final de esta temporada, según anunció el club el 4 de junio de 2023. temporada, según anunció el club el 4 de junio de 2023

Karim Benzema llegó a la capital de España siendo un joven prometedor. A la sombra de los fichajes de Cristiano Ronaldo y Kaká en uno de los veranos más prolíficos de la era Florentino (se dice pronto), el que comenzaron apodando ‘el gato’ evolucionó para convertirse, no en el jugador que se esperaba, pero sí el que necesitaba su equipo. Y todo ello a pesar de un comienzo complicado, en el que la competencia con Higuaín le relegó en numerosas ocasiones al banquillo, pero que, al final, como ocurriría también con Álvaro Morata, acabó con victoria del francés.

Una victoria absoluta e indiscutible. Benzema ha anunciado su marcha del Madrid siendo el segundo máximo goleador de la historia con 354 goles. Únicamente superado por un Cristiano Ronaldo que, con sus 451 tantos, está a años luz de cualquier mortal. El delantero que es ya es historia del Real Madrid se marcha rumbo a Arabia Saudí con un legado a sus espaldas que no ha dejado indiferente a nadie. Aunque fueron muchas las críticas al ariete, hubo un hombre que siempre confió en él, que sabía que era el delantero perfecto para el equipo ideal. Florentino Pérez era consciente de lo que podía llegar a ser Benzema y por eso no dudó en ir a casa del galo para ficharle.

REUTERS/Juan Medina - Karim Benzema saluda a los aficionados tras ser sustituido
REUTERS/Juan Medina - Karim Benzema saluda a los aficionados tras ser sustituido

La visita de Florentino y el inicio de una dinastía

El presidente del Madrid viajó a Lyon en el año 2009. Tenía claro que el joven delantero del Olympique que había marcado 23 goles con tan sólo 21 años era el delantero del futuro. Tanto Florentino como Karim recuerdan la anécdota con cariño. “Mis amigos, mi familia y mis agentes me dijeron, tienes que venir a casa. Yo les dije que no podía e insisten, tienes que venir, aquí está Florentino Pérez. Abrí la puerta y le vi”, explicaba Benzema a Jorge Valdano en el programa Universo Valdano. El presidente, por su parte, recuerda ese momento haciendo alusión a un joven tímido, que “no se creía que había ido a su casa”.

Benzema dio su palabra al máximo mandatario del Real Madrid y ese mismo verano aterrizó en Madrid para comenzar su aventura. El primer año fue complicado. Perdió la titularidad con el paso del tiempo y las lesiones, y desde el mes de febrero no volvió al once en toda la temporada. Sin embargo, la segunda campaña fue justo al revés. Comenzó en el banquillo, pero a medida que pasaban los partidos, se empezó a ver el nivel de un Karim que cerró el año siendo indiscutible y con 26 goles entre todas las competiciones.

REUTERS/Juan Medina - Karim Benzema durante el calentamiento antes del partido
REUTERS/Juan Medina - Karim Benzema durante el calentamiento antes del partido

Fue precisamente ese año, el de la llegada de José Mourinho al Bernabéu, el que comenzó un debate que se extendió a la grada y que llegó a traer los pitos de la propia afición madridista. El fútbol de Benzema, alejado durante muchos años de unas cifras astronómicas en cuanto a goles y asistencias, no convencía a los de Concha Espina. Pedían goles, números, que al final es lo que, según su creencia, debía aportar un delantero al Real Madrid. Pero Benzema siempre ha sido mucho más que un delantero, ha sido un jugador de fútbol total que se hizo imprescindible para el mejor jugador de la historia del Madrid, como es Cristiano Ronaldo.

Foto de Pierre-Philippe MARCOU / AFP - El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema es lanzado al aire por sus compañeros de equipo al final del partido de fútbol de la liga española entre el Real Madrid CF y el Athletic Club Bilbao en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid el 4 de junio de 2023
Foto de Pierre-Philippe MARCOU / AFP - El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema es lanzado al aire por sus compañeros de equipo al final del partido de fútbol de la liga española entre el Real Madrid CF y el Athletic Club Bilbao en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid el 4 de junio de 2023

Eran los mejores socios, y con el paso del tiempo esa complicidad se fue afianzando, fue creciendo, y acabó por sentar los cimientos de una amistad sobre el campo. Se entendían a la perfección, mejor que ningún otro acompañante que hubiese tenido Ronaldo, y por eso Benzema se acabó asentando como el delantero titular del club. Desde la temporada 2012/2013, Karim se hizo con el puesto que no soltó en la década posterior. Ni los cambios de entrenador hicieron que saliese de los onces, porque todos entendían lo que el propio Benzema llegó a decir en rueda de prensa. Él jugaba para un público concreto.

“Yo juego para la gente que sabe de fútbol”.- Karim Benzema

Así describía Benzema su forma de jugar en noviembre de 2018, cuando comenzó el curso siendo el máximo anotador del equipo. Las críticas siempre habían estado ahí, pero los datos, esas tan ansiadas cifras que pedían entre silbidos y abucheos los aficionados del Santiago Bernabéu nunca habían llegado. Porque el delantero galo nunca fue un jugador de números, fue un jugador de fútbol en su máxima expresión, un futbolista tocado por una varita que hacía ver fácil aquello que rayaba lo imposible, que fue capaz de hacer un acto de funambulismo sobre la línea de fondo del Vicente Calderón que quedó grabado en la retina de todo aficionado al deporte rey.

Foto de ANDER GILLENEA / AFP - El delantero francés del Real Madrids Karim Benzema (C), el entrenador italiano del Real Madrids Carlo Ancelotti (2º-L) y sus compañeros celebran con el trofeo tras ganar la final de la Copa del Rey de fútbol española entre el Real Madrid CF y el CA Osasuna en el estadio de La Cartuja en Sevilla el 6 de mayo de 2023
Foto de ANDER GILLENEA / AFP - El delantero francés del Real Madrids Karim Benzema (C), el entrenador italiano del Real Madrids Carlo Ancelotti (2º-L) y sus compañeros celebran con el trofeo tras ganar la final de la Copa del Rey de fútbol española entre el Real Madrid CF y el CA Osasuna en el estadio de La Cartuja en Sevilla el 6 de mayo de 2023

Llevó poco a poco su figura a un escalón que muy poquitos consiguen alcanzar, el de los más grandes de la historia. Y consiguió lo que parecía imposible, ponerse al nivel del que fue su ídolo, Zinedine Zidane. Compatriota y, al igual que Karim, de ascendencia argelina, Zidane fue, antes de entrenarle para lograr las históricas tres UEFA Champions League consecutivas, su ídolo, el espejo en el que el joven de Lyon se fijaba. Un líder que llegó al Madrid siendo en su momento el fichaje más caro de la historia, que marcó uno de los goles más icónicos de todas las finales de Champions y que aún así, Karim consiguió superar con su huella en el Santiago Bernabéu.

Foto de Pierre-Philippe MARCOU / AFP El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema celebra la consecución de un gol desde el punto de penalti durante el partido de fútbol de la liga española entre el Real Madrid CF y el Athletic Club de Bilbao en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid el 4 de junio de 2023.
Foto de Pierre-Philippe MARCOU / AFP - El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema celebra la consecución de un gol desde el punto de penalti durante el partido de fútbol de la liga española entre el Real Madrid CF y el Athletic Club de Bilbao en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid el 4 de junio de 2023.

Su ritual antes de cada partido y estricta ética de trabajo

Benzema, creyente y practicante musulmán, sigue un concreto plan de concentración ligado a su religión que supone una de las bases de su fútbol. Durante los diez minutos previos a cualquier partido, Karim se pone sus auriculares para escuchar las suras del Corán. Antes de saltar al terreno de juego, Benzema se concentra escuchando uno de los 114 capítulos del libro sagrado del islam, una práctica que lleva haciendo desde antes incluso de recalar en el conjunto madridista, y que le sirve para afrontar los partidos de forma relajada.

Uno de los mayores retos que deben afrontar los deportistas de élite musulmanes es el ayuno en el mes de ramadán. Durante este mes, los musulmanes no pueden comer, beber ni mantener relaciones sexuales durante las horas de sol. Durante una época, Benzema abandonó la práctica del Ramadán ya que consideraba podía afectar a su rendimiento. No obstante, debe existir un compromiso para recuperar ese mes de ayuno posteriormente en el mismo año. Una vez se adaptó al equipo y su nuevo estilo de vida en Madrid, Karim ha seguido religiosamente esta práctica, incluso cuando coincidía con momentos clave de la temporada, cuando muchos temían un descenso de su rendimiento, algo que nunca ha tenido atisbo de sufrir.

AP Photo/Joan Monfort - El jugador del Real Madrid Karim Benzema, segundo a la izquierda, celebra con sus compañeros tras marcar el primer gol de su equipo durante el partido de fútbol de vuelta de semifinales de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Real Madrid en el estadio Camp Nou de Barcelona, España, el miércoles 5 de abril de 2023
AP Photo/Joan Monfort - El jugador del Real Madrid Karim Benzema, segundo a la izquierda, celebra con sus compañeros tras marcar el primer gol de su equipo durante el partido de fútbol de vuelta de semifinales de la Copa del Rey entre el Barcelona y el Real Madrid en el estadio Camp Nou de Barcelona, España, el miércoles 5 de abril de 2023

Así, Benzema ha hecho de su religión, no sólo uno de los pilares de su vida personal, sino una fuente de paz sobre la que construir su fútbol. Karim ha ido evolucionando y, sobre todo, madurando. Ha escrito su leyenda en club más importante del mundo en un clima de competitividad y hostilidad por parte de su propia afición. Se consiguió sobreponer con el apoyo de su familia y, como él mismo ha asegurado en numerosas ocasiones, la paz que encuentra en sus momentos de reflexión y concentración que le facilita su religión. Y ha sido precisamente eso lo que le ha llevado a lo más alto de la historia del deporte.

Su ascenso al Olimpo con el Balón de Oro

La temporada 2021/2022 pasó a la historia por muchos motivos, y buena parte de ellos, por no decir prácticamente todos, son mérito del hasta hace poco ‘9’ del Real Madrid. Benzema capitaneó a su equipo en una campaña en la que lograron el doblete de Liga y Champions League, pero no queda ahí la importancia de un hecho tan complejo. Lo realmente histórico fue la manera de hacerlo. Contra los mejores equipos del continente, Paris Saint-Germain, Chelsea y Manchester City. Con remontadas inverosímiles que los algoritmos poco más que ponían rozando el 0% de probabilidad de clasificación madridista. La que muchos no han dudado en calificar como la mejor Champions de la historia.

REUTERS/Benoit Tessier/File Photo - El madridista Karim Benzema tras ganar el Balón de Oro
REUTERS/Benoit Tessier/File Photo - El madridista Karim Benzema tras ganar el Balón de Oro

Benzema lideró la temporada del Madrid con nada más y nada menos que 44 goles y 15 asistencias en 46 partidos, unas cifras a la altura de unos pocos elegidos. Y todo ello sin perder la forma de jugar y, especialmente, hacer jugar a los de su alrededor, que siempre caracterizó a Karim. Los números que registró los consiguió, además, en escenarios vitales. Hat-trick en el Bernabéu contra el PSG para dar la vuelta a la eliminatoria y otro en Stamford Bridge para llevarse un valioso 1-3 al Santiago Bernabéu, donde tuvieron que remontar – como hicieron en todas las fases – el 0-3 con el que se puso el Chelsea.

REUTERS/Juan Medina - Karim Benzema marca el primer gol del Real Madrid contra el Chelsea en el Santiago Bernabéu
REUTERS/Juan Medina - Karim Benzema marca el primer gol del Real Madrid contra el Chelsea en el Santiago Bernabéu

Esas páginas que iban escribiendo las botas de Benzema partido tras partido fueron aumentando hasta límites insospechados. Fue el elemento decisivo que inclinaba la balanza siempre al lado madridista, el que decidía el destino de cada encuentro sin importar la calidad de los rivales que se pusiesen por delante. Un cúmulo de heroicidades que acabaron con el reconocimiento más que merecido del Balón de Oro. De esta forma, Benzema se consagraba como uno de los más grandes, lo que muchos le dijeron durante su trayectoria que nunca podría ser, pero que él sabía que tenía dentro y destapó con el empujón definitivo que le supuso la salida de Cristiano del Madrid.

Y como se ha mencionado anteriormente, si ha habido un hombre que nunca dudó de Benzema fue Florentino Pérez. Así lo ha querido recordar en la emotiva despedida que tuvo lugar el pasado martes en la que el presidente del Real Madrid dirigió unas palabras a Karim: “Has sido un futbolista diferente, y hay muchos que han tardado en entenderte”. Porque, decía Florentino, no despedían a “un jugador más (…), nos dice adiós uno de los futbolistas más increíbles de nuestra historia”. Se marcha tras haber conseguido absolutamente todo y, aunque, como ha dicho el propio delantero, “quería terminar en el Madrid, en la vida a veces hay otra oportunidad”. Y esta no es como para desmerecerla.

REUTERS/Juan Medina - Benzema en acción con Cody Gakpo del Liverpool
REUTERS/Juan Medina - Benzema en acción con Cody Gakpo del Liverpool

Un nuevo capítulo en la nueva ‘Superliga’ saudí

Cuando Cristiano Ronaldo aterrizó en el Al-Nassr hace apenas unos meses, aseguró que confiaba en que la Liga saudí se convirtiese en una de las cinco mejores a nivel internacional. Palabras realmente optimistas cuando, según los ránquines actuales, está fuera del top 50. Pero la realidad es que Arabia Saudí está haciendo un gran esfuerzo por mejorar el nivel de fútbol y, sobre todo, la imagen del deporte en su país. Las llegadas de jugadores como Ronaldo y ahora la de Benzema – en su caso al Al Ittihad –, podrían no ser las únicas de jugadores históricos y emblemáticos del fútbol europeo al país saudí.

Foto de Javier SORIANO / AFP El exfutbolista francés Zinedine Zidane (I) posa el 22 de marzo de 2012 junto al delantero francés del Real Madrid Karim Benzema durante la presentación del Real Madrid Sport Resort en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid. El delantero francés Karim Benzema dejará el Real Madrid al final de esta temporada, según anunció el club el 4 de junio de 2023
Foto de Javier SORIANO / AFP - El exfutbolista francés Zinedine Zidane (I) posa el 22 de marzo de 2012 junto al delantero francés del Real Madrid Karim Benzema durante la presentación del Real Madrid Sport Resort en el estadio Santiago Bernabéu de Madrid. El delantero francés Karim Benzema dejará el Real Madrid al final de esta temporada, según anunció el club el 4 de junio de 2023

Los rumores acerca de nuevos fichajes de equipos de la Pro-League (liga nacional de Arabia Saudí) han crecido de forma exponencial desde que acabasen las ligas europeas hace apenas una semana. Y los nombres que aparecen como futuribles son de jugadores realmente importantes. El primero, ya oficial, N’Golo Kanté, que será compañero de Benzema en el Al Ittihad. A estos podrían unirse algunos como Sergio Busquets, pretendido por el Al-Hillal, Alexis Sánchez, con oferta del Al-Fateh, o del pretendido por el Barcelona, Pierre-Emerick Aubameyang, que tiene sobre la mesa propuestas del Al Ahly y Al Shabab.

De esta forma, Arabia Saudí está apostando fuertemente por el fútbol y, de momento, la respuesta no está siendo ni mucho menos negativa por parte de los futbolistas. Así, la sensación es que este verano va a tener muchos movimientos con destino saudí que continúen el impulso que comenzó con la llegada de Cristiano Ronaldo. Ahora, el fichaje de Benzema es un nuevo punto de inflexión ya que consiguen fichar a un icono del fútbol europeo, del Real Madrid, y, sobre todo, al actual Balón de Oro y, hasta que el galardón no tenga relevo, aún mejor jugador del mundo.

Envíanos tus noticias
Si conoces o tienes alguna pista en relación con una noticia, no dudes en hacérnosla llegar a través de cualquiera de las siguientes vías. Si así lo desea, tu identidad permanecerá en el anonimato