Los servicios de seguridad nacional en el Puerto Tánger-Med, en coordinación con los servicios de seguridad españoles, han incautado tonelada y media de cocaína

Las Fuerzas de Seguridad de Marruecos y España desmantelan una operación de tráfico de drogas en el puerto de Tánger-Med

Esta operación se llevó a cabo en estrecha coordinación con los servicios de seguridad españoles, en el marco de las relaciones conjuntas de cooperación operacional para la lucha contra las operaciones internacionales de tráfico de cocaína y la neutralización de los peligros y amenazas de las redes transfronterizas de delincuencia organizada, según la declaración de la Subdivisión de Seguridad Nacional (NHB).

Se han logrado incautar una tonelada y 480 kilogramos de cocaína. Esta cantidad, compuesta por 1.277 plaquetas, fue incautada en un contenedor a bordo de un buque de transporte marítimo que enarbolaba el pabellón de un Estado europeo, procedente de uno de los puertos de la región de América del Sur y destinado al puerto turco de la región, según la citada fuente.

Al mismo tiempo, los servicios de política judicial son responsables de la investigación de la supervisión del sistema tributario competente. Con esto se pretende identificar a todas las personas involucradas en esta red criminal, así como sus ramificaciones y conexiones regionales e internacionales, se indica en un comunicado.

Una operación para la seguridad marroquí en la lucha contra el tráfico internacional de drogas
AL ARAB - Una operación para la seguridad marroquí en la lucha contra el tráfico internacional de drogas

No se trata de la primera vez en la que Marruecos y España hacen gala de su gran trabajo de cooperación en este campo. De hecho, según muchos analistas, una de las claves de la seguridad española en lo que se refiere al tráfico de estupefacientes se debe a esta asociación con Rabat, a lo que también se debe añadir la colaboración en el control de la migración irregular y la lucha contra el crimen organizado.

Marruecos sigue desde hace tiempo una estrategia basada en el aumento de la vigilancia de las zonas fronterizas para evitar el tráfico. Aunque su lucha contra el narcotráfico cuenta con una visión holística que busca también reducir la propia demanda de estupefacientes. Para ello, se están tomando medidas preventivas como la realización de campañas de desinfección y el mantenimiento de la vigilancia en los lugares públicos, incluidos cafés, parques de atracciones y teatros frecuentados por jóvenes y menores, así como la realización de campañas de sensibilización sobre los peligros del abuso de drogas y la adicción, especialmente entre los estudiantes.

Más en Sociedad