Haftar llega a Moscú para dialogar con Sarraj con intermediarios rusos

Rusia confirma que Haftar y Sarraj celebrarán reuniones este lunes en Moscú. Al Sisi y el jefe del Consejo Europeo instan a una solución política en Libia
Mariscal libio, Jalifa Hafter

 -   Mariscal libio, Jalifa Hafter

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia confirmó hoy que el jefe del Ejército Nacional Libio, mariscal Jalifa Haftar, y el jefe del Gobierno de Trípoli reconocido por la ONU, Fayed Sarraj, celebrarán reuniones este lunes en Moscú para intentar negociar un arreglo al conflicto en Libia.

Hoy en Moscú se celebrarán contactos interlibios bajo la égida de los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de Rusia y Turquía", dijo un portavoz de Exteriores, citado por la agencia oficial rusa RIA Nóvosti.  Agregó que "se espera que en los contactos participen Sarraj y Haftar, así como representantes de otras partes libias". "Las negociaciones se centrarán en las condiciones de un arreglo en Libia. También se debatirá la posibilidad de la firma de un acuerdo para un tregua y los detalles de ese documento", dijo a la agencia Interfax el jefe del grupo de contacto ruso para Libia, Lev Dengov.

El jefe del Ejército Nacional Libio (LNA) y hombre fuerte del país, mariscal Jalifa Haftar, llegó este domingo a Moscú, adonde también acudirá este lunes el jefe del Gobierno de Trípoli (GNA) reconocido por la ONU, Fayed Sarraj, informaron esta madrugada medios rusos. "Haftar ya ha llegado a Moscú. Sarraj llegará allí el lunes. Se espera que tengan negociaciones en Moscú", dijo una fuente libia a la agencia Sputnik. Ambos dirigentes y rivales aceptaron el alto el fuego que entró en vigor este domingo en Libia propuesto por Turquía y Rusia, que se ha cumplido pese a algunas violaciones por ambas partes.

Según la fuente libia citada por la agencia rusa, Sarraj y Haftar se reunirán en Moscú con las autoridades rusas de forma individual y con representantes de una delegación de Turquía, país que coopera con Rusia en este ámbito. "Lo más probable es que los representantes de los Emiratos Árabes Unidos y Egipto actúen como observadores durante las conversaciones", añadió el funcionario libio. Las negociaciones para el alto el fuego han sido lideradas por los presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y Turquía, Recep Tayyip Erdogan, los dos países que más abiertamente intervienen en un conflicto armado que se ha convertido en una guerra multinacional.

El Gobierno sostenido por la ONU conserva el apoyo político y económico de la Unión Europea, y el militar de Turquía, Catar e Italia. Haftar, que tutela el Parlamento electo y el gobierno no reconocido en Tobruk, cuenta, por su parte, con el respaldo económico y militar de Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos. Asimismo, recibe el apoyo político de Estados Unidos, Francia y Rusia, país desde el que en los últimos días han llegado decenas de mercenarios privados. El Kremlin, por su parte, había informado de que los líderes de Rusia, Italia y Francia subrayaron este domingo la importancia de que se cumpla el alto el fuego en Libia y se comprometieron a contribuir a la conferencia que Alemania pretende convocar próximamente para impulsar una solución política al conflicto.

El presidente ruso, Vladimir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel
El presidente ruso, Vladimir Putin, y la canciller alemana, Angela Merkel

Tras mantener consultas el sábado en Moscú con la canciller alemana, Angela Merkel, el presidente ruso, Vladímir Putin, habló el domingo por teléfono con su homólogo francés, Emmanuel Macron, y con el primer ministro de Italia, Giuseppe Conte. Este lunes está prevista la llegada a Moscú de los ministros de Exteriores y de Defensa de Turquía, Mevlüt Cavusoglu y Hulusi Akar, respectivamente, para abordar con las autoridades rusas la situación en Libia, entre otras cuestiones. Coincidiendo con la entrada en vigor del alto el fuego en Libia, el jefe del Gobierno de Trípoli reconocido por la ONU, Fayez Sarraj, se reunió el domingo en Estambul con el presidente turco.

Al Sisi y el jefe del Consejo Europeo instan a una solución política en Libia

El presidente egipcio, Abdelfattah al-Sisi, y el jefe del Consejo Europeo, Charles Michel, de visita en El Cairo, pidieron una solución política en Libia, donde este domingo entró en vigor un alto el fuego entre el Gobierno de Unidad Nacional (GNA) apoyado por la ONU y las fuerzas del mariscal rebelde Jalifa Haftar. De acuerdo con un comunicado de la Presidencia egipcia, en la reunión Al Sisi y Michel coincidieron en la "necesidad de continuar el trabajo para alcanzar una solución política global del caso libio, de modo que se preserven sus instituciones nacionales, la soberanía y la unidad de su territorio". 

El presidente de Egipto, Abdelfatah Al Sisi, y el presidente del Consejo Europeo, George Michel
El presidente de Egipto, Abdelfatah Al Sisi, y el presidente del Consejo Europeo, George Michel

Asimismo, abogaron por una solución que "limite las injerencias externas ilegales para que se recupere la estabilidad en la región y ofrecer un mejor futuro a sus pueblos". En un mensaje en su cuenta oficial de la red social Twitter durante su primer visita a El Cairo tras asumir el cargo, Michel confirmó que mantuvo un encuentro con Al Sisi en la capital egipcia y que trataron sobre Libia. "La situación en Libia ha sido el enfoque de nuestro debate. El proceso de Berlín es la única vía hacia delante", indicó y consideró que "el diálogo y las negociaciones son más necesarios que nunca". 

Un alto el fuego entre el Ejército Nacional Libio (LNA) y el GNA propuesto por Turquía y Rusia entró en vigor la madrugada de este domingo, tras la intensificación de los combates en varios puntos del país norteafricano.Turquía, que apoya política, militar y económicamente al GNA, es además el único que ha oficializado su posición, al anunciar hace una semana que había comenzado a enviar tropas allí, "con el propósito de vigilar el alto el fuego y evitar una catástrofe humanitaria". El Gobierno apoyado por la ONU conserva el apoyo político y económico de la Unión Europea y la ONU, y el militar de Catar e Italia. Haftar, que tutela el Parlamento electo y el Gobierno no reconocido en Tobruk, cuenta con el respaldo económico y militar de Arabia Saudí, Egipto y Emiratos Árabes Unidos, nación esta última que le provee de aviones artillados IOMAX de fabricación propia y drones "Wing Loong II" de producción china dotados de misiles láser