La Asamblea Mundial Amazigh pide a los medios que defiendan el “Gran Magreb” en lugar del “Magreb Árabe”

 -  

Por Rachid Elalamy


Foto: El movimiento berberista en África del Norte apuesta por el “Gran Magreb” y no por el “Magreb Árabe”.
La Asamblea Mundial Amazigh (AMA), un organismo que agrupa a movimientos berberistas de todo el  norte de África, en una carta dirigida a los directores y periodistas de medios de comunicación de la región,  pide  cambiar el vocablo “Magreb Árabe” por “Gran Magreb”. Este movimiento considera que los países del norte de África son históricamente, pero también desde el punto de vista cultural y social, una región mayoritariamente beréber y no árabe. En el caso de Marruecos, que es el país junto con Argelia donde el movimiento berberista tiene más fuerza, la nueva Constitución aprobada en referéndum, en julio de 2011, reconoce en el artículo 5 como lengua oficial junto al árabe el idioma tamazigh (beréber), y en el preámbulo apuesta claramente por el “Gran Magreb”. Por ello, AMA lamenta “la falta de respeto de los medios de comunicación marroquíes sobre a las disposiciones de la Constitución marroquí”, y denuncia la utilización del “vocablo racista ‘Magreb Árabe, que excluye a decenas de millones de beréberes en Marruecos y en África del Norte”. El movimiento AMA, presidido por el marroquí Rachid Raha, plantea a los medios que utilicen  “el vocablo África del Norte y Medio Oriente en lugar de Mundo Árabe, Patria Árabe o Región Árabe”. Este colectivo considera inaceptable el uso de términos como “Pueblos Árabes” o “Umma Árabe”, porque representan el “monolitismo lingüístico, étnico y racial” que desprecia a “millones de ciudadanos beréberes”.  Además, plantea a los medios que utilicen el término “Primavera Democrática” y no “Primavera Árabe”.
 

Ideología nacionalista
Según reza el texto, “estos vocablos criticados son racistas y excluyen a decenas de millones de ciudadanos beréberes y hacen apología de la ideología nacionalista árabe. Son eslóganes que están en las antípodas de la realidad histórica y de la composición de la población en África del Norte. Lo que está en contradicción con el trabajo periodístico profesional y objetivo”. En Marruecos, el movimiento berberista más político ha experimentado un auge notable desde que el rey Mohamed VI llegó al trono, hace 15 años. El Estado marroquí creó organismos a favor de la realidad beréber, como el Instituto  Real de Cultura Amazigh (IRCAM), y la escuela pública, la televisión y algunos  medios audiovisuales y escritos recogen esta dimensión. La Constitución de 2011 también. Argelia ha dado algunos pasos en este terreno, pero, en general, el componente amazigh en el norte de África sigue estando marginado e incluso reprimido como en Libia o Egipto y la ideología arabista, tanto en el mundo islamista como en las fuerzas laicas, goza de buena salud.