Pactar sin complejos

A cuatro semanas del 23Jl no recordamos una campaña electoral más excéntrica si no fuera porque nos jugamos otros cuatro años de sanchismo. Y esta comedia se puede convertir en tragedia hasta el 2027.

Hace un mes, los españoles tiñeron de azul y verde 3/5 partes de los territorios. Fue una moción de censura directa a Pedro Sánchez y a este PSOE uncido a Podemos, a ERC y a Bildu. Sánchez ha comenzado a peregrinar por las televisiones explicando sus políticas progresistas. Pocos le creen.

Después de no haber concedido una sola entrevista abierta acude a los medios de comunicación –que tanto le han “perseguido”- para aclararnos que él no ha mentido nunca, que es un hombre de palabra, que “solo ha cambiado de política por motivos de Estado” y para desmentir que nunca jamás ha pactado con Bildu ni con ERC.

La Mejor España

Analicemos los hechos. Pedro Sánchez es un tipo con “principios móviles”; los cambia según el menú que le prepara Tezanos, su Arriola de cabecera. Va cambiando de eslogan publicitario en Moncloa y en Ferraz –gobernamos contigo, estamos con la gente, vota lo que piensas- y ahora “La mejor España”. Nunca explica la filosofía de estos mensajes de cara a las generales. ¿Cuál es la mejor España para los socialistas? Sencillo: la de seguir en el poder a cualquier precio. Y con los mismos compañeros de viaje.

Los resultados de mayo les han cambiado el chip. De la prepotencia cesarista han pasado a la humildad franciscana. Sin abandonar el Falcon, claro está, para pasear al Gran Wyoming.  No tiene gracia.

El presidente está irreconocible. Sabe que se la juega él y sus 4.000 amigotes con nóminas suculentas a cargo de los Presupuestos y otros 10.000 amarrados al BOE.

Su encuentro con los Grupos Parlamentarios del Congreso y del Senado fue una parodia mejorada de los congresos de King Jong Un. Les confesó que al adelantar las elecciones se “sacrificaba” por todos ellos; le aplaudieron hasta la extenuación, Como a Lenin. Ayer supimos que, en realidad, se ha rodeado de una guardia pretoriana, para sobrevivir al Waterloo electoral en la mitad del verano.

A una buena parte de sus conmilitones los dejará colocados; al resto, directamente al INEM. ¿Y cuál será el ánimo de los que se quedaron en la cuneta? A estos les pide ahora un esfuerzo supremo para perpetuarse él otros cuatro años más en el Palacio presidencial.

El candidato, incapaz de conectar con la calle, ha exigido “6 cara a cara televisivos, 6”, con Núñez Feijóo; hace cinco años el propio Sánchez se negó a este formato y exigió amparándose en la pluralidad que estuvieran presentes, Rajoy, Rivera, Iglesias e incluso Abascal sin representación parlamentaria. La Junta Electoral Central aplicó la ley y no permitió que concurriera VOX.

Sánchez, reconvertido en entrevistador  de Ferraz TV -“un agradaor”-  ya ha presentado a Escrivá y a Planas que se han limitado a decir que “la hucha de las pensiones la desvalijó Rajoy” y que el PSOE-Podemos-ERC-Bildu y Teruel Existe- la llenarán en los próximos años. Si les votan, claro…
Del agujero de la Seguridad Social (unos 50.000 millones anuales) ni se habló. Planas se ruborizó con los elogios presidenciales y llegó a decir que “el campo, la pesca, la sequía… y los incendios”,  se han convertido en temas de Estado desde que llegó nuestro hombre providencial. Los encuentros con Marlasca o Irene Montero romperán las audiencias.

Esperamos que en este ejercicio de transparencia, Sánchez nos cuente la verdad sobre la entrega del Sáhara a Marruecos y del Pegassus;  las muertes de inmigrantes en Melilla del pasado año, los cambios de delegados del gobierno a pocos días de las elecciones, el cese de la directora general de la Guardia Civil y de su familia corrupta; es momento de explicar lo del Tito Berni. Uno de sus discípulos, Manuel Arribas, encabeza la lista por Ávila. El resto de la candidatura ha dimitido por vergüenza. Aún quedan socialistas decentes.

Sánchez ha aplicado su autoritarismo exclusivo para blindarse con sus “95+65 parlamentarios de Ayete” que le guarden el sillón hasta el XLI Congreso Federal o hasta el siguiente, si se exila en Santa Elena.

Los fontaneros de Moncloa tras el intrusismo de Bolaños el 2 de mayo ya no son lo que eran. El 28-M les ha dejado sin ideas. Eso sí, el candidato-presidente, el ministro de la Presidencia, la Portavoz del gobierno y las titulares de Hacienda y de Economía insultan como antes. Feijóo es un cobarde frente a Pedro el Valiente y Abascal un ultraderechista peligroso. Ambos ponen en peligro la recepción de los Fondos Europeos de los que nunca hemos sabido ni cuánto dinero ha llegado ni cuánto se ha repartido ni a quién.

La transparencia seguirá siendo con el oportunismo, el derroche, la irresponsabilidad y la prepotencia, las asignaturas pendientes que quiere aprobar este gobierno en unos exámenes de repesca a la desesperada.

Creen que por adelantar los comicios ante el deterioro con sus socios de coalición y sus compañeros de viaje -ERC y Bildu- nos vamos a olvidar de los indultos a los golpistas, de los etarras en las listas, de la reducción de penas por malversación de fondos públicos, de los Eres, de los Cursos de Formación, del Tito Berni, del embajador Morodo y su familia, de la Ley Sisí, de la ley trans, de la eutanasia, del abandono de los enfermos de ELA; de los estudiantes que pasan de curso sin aprobar, de los miles de alumnos de selectividad a los que se les hinchan las notas para enmascarar el fracaso escolar y engañar el programa PISA en la educación pública y en la privada; del maltrato al campo, -agricultores, ganaderos y cazadores-, a los pescadores, a los autónomos y a los funcionarios de bajo nivel -los currantes- en la Administración Pública (Justicia, Policías, Guardia Civil, Bomberos, agentes forestales). Hay más de un millón de juicios bloqueados hasta noviembre.

Este gobierno hunde casi todo lo que toca. Más de media España se siente dolorosamente harta con un presiente que ha sido incapaz de  “persuadir” a Irene Montero de que rectificara  la ley “guía espiritual progresista del mundo mundial” que ha excarcelado a más de 1.200 agresores sexuales, 130 de los cuales ya están en la calle. El presidente y su millar de asesores no esperaban esos “efectos indeseados”. Y tampoco la ha cesado. Ni a ella ni a Belarra ni a Garzón ni a Yolanda por insultar constantemente a los empresarios.

El propio Sánchez insultó a Galán y a Botín en el Congreso de los Diputados…para recibirla en Valencia con la sonrisa etrusca de “querida Patricia”… Cinismo en estado puro. Como para creerle y votarle aunque nos hayamos  quedado huérfanos de centrismo.

En un lustro, nunca tan pocos han hecho tanto daño a tantos españoles. Ahí dejamos algunas pinceladas de los incumplimientos de estos “mártires” de la incomprensión. “El pueblo ha sido injusto; se ha equivocado al votar”, lloran como plañideras de pago al no haber sabido comunicar todas sus políticas progresistas. Ahora quieren que dos millones de ciudadanos  reseteen sus vivencias, olviden la Memoria histérica y antidemocrática y cambien de voto para seguir colonizando las instituciones, el CIS, RTVE, el TC, el CGPJ, la Fiscalía General del Estado y Correos. Y nos agredan con su apoyo explícito al catalán y al vasco, en contra del castellano, haciendo sentirse extranjeros en su propio país a miles de trabajadores que no pueden optar a una plaza de trabajo en la tercera parte de España.

Desde luego, si continúan en el poder servirán en bandeja la mejor España… a los delincuentes.

Verano Azul

El PP se construyó una playa artificial en Madrid y la llenó de sombrillas. Las sombrillas no votan. Afortunadamente. Borja Semper plagió no sólo el nombre de la serie protagonizada por Chanquete sino hasta la sintonía. RTVE le ha pedido que la retire. La Factoría de Ideas de Génova 13 nunca ha sido muy original. El video del coordinador de campaña ha llegado en plena ola de calor. Semper predica calma tras haber preconizado  la llegada del fin del mundo horas antes del primer acuerdo post-electoral en Valencia.

pp-españa

El eurovisivo Carlos Mazón, ganador de los comicios, neutralizó a Flores y aceptó como vicepresidente a un abogado y matador de toros de prestigio: Vicente Barrera. Mejor en manos de toreros que de pistoleros. El primer acuerdo real PP-VOX se sustenta en 40 puntos de una factura inmejorable. Se acabó la agresión al español tras ocho años de asesinato permanente por Ximo y Baldoví, los protectores de Mónica Oltra, esposa del violador de una menor a la que custodiaba.

Pocas horas después, los votos del PP se regalaban generosamente al PSOE en Vitoria y Durango y se facilitaban cinco más en ayuntamientos al infiel PNV para que no los gobierne Bildu. Al día siguiente, los cuatro escaños populares bendijeron como alcalde al socialista Jaume Colboni que prometió lealtad a la Carta Magna pero nada más llegar al despacho ordenó retirar la bandera de España  como hizo Colau y hubiera hecho Trías.

Reconquistar Valencia y liberarla de  una banda de “catalanistas tintados de corrupción económica familiar y moral, ´-”todos somos Oltra”-  e impedir que Junts, el partido del golpista Puigdemont se quedara sin bastón de mando –“que le den”-  fue la mayor proeza de Feijoó. Se habló de decisiones de un “hombre de Estado”. Y el presidente del PP se lo creyó.

El acuerdo valenciano desconcertó a Moncloa y a la izquierda de la izquierda. Los progresistas reaccionarios se lanzaron a la yugular de la derecha, de la extrema derecha y de la derecha extrema. ¡Que vienen los rusos! Ya no cuela el miedo al dóberman.

En horas 24, las terminales gubernamentales y las redes sociales pronosticaron el final de la civilización mientras los votantes populares y voxistas confirmaron que aquí estaba la nueva mayoría social del país.

Pero los barones del PP comenzaron a acojonarse. En la campaña todos insistieron en obtener mayorías absolutas. Solo Ayuso (CAM)  y Capellán (Rioja) consiguieron el objetivo. El presidente en funciones de Murcia, el pimentonero Fernando López Miras, a dos escaños de la mayoría, después de pactar con unos tránsfugas de VOX y de unos conspiradores de Cs, se plantó y dijo: “Hasta aquí hemos llegado”. Pactó con el PSOE los puestos de la Asamblea Regional y reclamó para sí toda la legitimidad para gobernar en soledad… Y Vox le espera en las próximas horas con las escopetas recortadas.

En Baleares han conseguido un principio de acuerdo cediendo el PP la presidencia de la Cámara Legislativa a los verde-oliva del eurodiputado castrense Jorge Buxadé. Veremos cuál es la respuesta  tras haber sacrificado a Campos Asensi, un luchador por las libertades contra Francina Armengol y su legión de colaboracionistas separatistas de la Gran Cataluya, que asesinaron el español, el balear y el ibicenco.

En Aragón, el ex alcalde de Zaragoza, Jorge Azcón, con 28 escaños obtuvo la victoria sobre Lambán, que cobardeó en tablas frente a  Sánchez y lo pagó caro. Su pentapartido era un nido de víboras desde el PAR a la Chunta pasando por Podemos y el propio PSOE-A.

El buen resultado de Azcón precisa de los siete escaños del partido de Abascal. Ya han conseguido, sin contrapartidas, la presidencia de las Cortes. Azcón recaba apoyos de Teruel Existe –nuevo en esa plaza con tres escaños- y negocia con el PAR del nonagenario Hipólito Gómez de las Roces, cuya frase más famosa en el Congreso de los Diputados se la dedicó a Felipe González: “Usted, señor presidente, es capaz de darle una pensión vitalicia a la viuda del soldado desconocido”. El PAR es hoy un apéndice de los negocios más oscuros de los molinillos que quieren cargarse los Montes Universales.  A esperar con los dedos cruzados el cambio de ciclo a orillas del Pilar.

Lo de Cantabria merece capítulo aparte porque Revilla quiere inmunidad para sus corrupciones infinitas. ¿Ese es el “peaje de honradez” pagado preventivamente por la señora Saénz de Buruaga?
Y, por si el espectáculo no fuera suficiente, el club de la comedia de los actores populares y voxistas, ha encontrado a una artista  postinera: María Guardiola.

Una gentil extremeña cooptada por el inefable Alberto Casero, que votó a favor de la ley Laboral en el Congreso y dio alas a Yolanda Díaz para que asaltara los cielos de la cursilería. Doña María ha hecho toda la campaña contra VOX, no contra Fernández Vara. Tras abrir las urnas quedó segunda. Ganó el médico forense. Y dos días después, la rubia comenzó a atacar a VOX sin piedad. Lo acusó de todo. Los de Abascal radicalizaron su postura. Misión suicida: PP y VOX perdieron el control de la Asamblea Regional. Cuatro puestos para el PSOE y UP, y los otros dos puestos para el PP. Vox se votó a sí mismo –como en Barcelona capital-  intimidando a los de la señora Guardiola. Su órdago agravó la división.

En un alarde de insensatez, la lideresa popular está dispuesta a volver a las urnas en noviembre porque está convencida de que sacará mayoría absoluta. ¡Márchese a casa, doña María! Ni ha desbancado al PSOE ni quiere pactar con VOX.

La crisis se ha agrandado con el silencio dé Feijóo hasta el punto de que don Pedro ha resucitado de entre los muertos del 28M y quiere volver a la carretera. ¡Vuelven a por todas! Las encuestas han hecho retroceder cinco puntos al PP y a VOX y rozan milagrosamente los 176 escaños.

Esta semana será decisiva. Ni siquiera la toma de posesión de Isabel Díaz Ayuso, con su discurso valiente contra Moncloa va a influir en los comicios del 23 de Julio.

pp-feijoo

Falta de liderazgo

Núñez Feijóo no ha entendido que liderar significa mandar. Y en los temas importantes como la unidad de España, la defensa del castellano, la Justicia, la Educación, la Sanidad, la política exterior, la sequía, el PHN, Europa, el Magreb, Hispanoamérica, la OTAN, la invasión de Ucrania, la IA y la digitalización, hay que tener las ideas muy claras. Y actuar con coherencia en todos los territorios.

El decálogo que presentó la pasada semana no ilusiona a nadie. Augura un programa sin ambiciones. Rajoy bis.

Incluso los que hemos votado siempre centrismo (UCD, CDS, UPyD y Ciudadanos) pensábamos que prestábamos el voto para derogar el sanchismo. Admito que mi voto no sirvió para nada. Era una última opción por la coherencia.

Los avatares de los últimos días confirman que Feijóo no controla el partido y que los barones hacen lo que les viene en gana. El presidente del PP sigue columpiándose recitando el mismo   mantra: “quiero una mayoría suficiente”. Y un jamón con dos huevos duros. No hay una sola encuesta pública y privada que le otorgue mayoría absoluta. Ni una. En todos los supuestos dependerá de Santiago Abascal. Su teoría de que gobierne la lista más votada no ha servido de nada; él mismo la transgredió en Toledo y Guadalajara, por ejemplo.

¿Va a abstenerse para que reine augustamente de nuevo Vara en  Mérida? Para colmo de incongruencias, doña Cuca, se explayaba públicamente de esta guisa: “El PP está más cerca del PSOE que de VOX”. Apaga y vámonos. No merece un voto ni en La Rioja.

¿Piensa Génova que el doctor presidente se abstendrá si queda segunda fuerza para facilitar su investidura? No conoce al verdadero Sánchez, el del “no es no”; ¿qué parte del no no ha entendido?

Lo razonable es que tras la llamada de la noche electoral con Santiago Abascal se hubieran reunido con luz y taquígrafos –mismamente en el Congreso-  para acordar políticamente lo que el pueblo español refrendó en las urnas. Una foto para la historia por el nuevo cambio. Y luego, que un equipo de expertos se sentara  a promulgar las bases programáticas de los acuerdos municipales, regionales y del nuevo Ejecutivo, con la referencia del Pacto Mediterráneo.

¿Le ha felicitado don Pedro por regalarle Barcelona, Vitoria y Durango? ¿Le ha agradecido que  el PP votara a favor de la reforma de la ley del “sí es sí” que ni el propio Pedro ni Yolanda ni Belarra ni Montero ni ERC ni Bildu  votaron?  Ni lo hará, señor Feijóo.

Ya conoce Pérez-Castejón su punto débil: nunca toma decisiones arriesgadas; usted es más conservador que Rajoy, cuya frase favorita es bien conocida. ¡Esto es un lío!  No se arrugue. En el riesgo está la esperanza.

Los sorayos y arriolistas han ganado la primera batalla en Génova. Los reinos de Taifas han funcionado y le han hecho un flaco favor a su candidatura a la Presidencia del Gobierno de la Nación.

Esa falta de coraje explotará en campaña de nuevo como ya sucedió insultando al señor Bendodo de judío nazi. La inmortal Amparo Rubiales, presidenta del PSOE sevillano rectificó en lo de judío pero se reafirmó en lo de nazi.  Este es el Partido Socialista de hoy. Ahora va de víctima y siempre juega con las cartas marcadas.

Señor Núñez Feijó: ¿qué dirá usted cuando necesite los escaños de Vox para desalojar democráticamente al señor Sánchez que tantas veces le ha humillado durante su mandato al frente del PP? ¿Va a permitir que los cinco presidentes de las  autonomías del PP retrasen sus investiduras para que llegue virgen al 23 de Julio? La crisis no puede esperar.

El pueblo ha hablado alto y  claro. Pero tiene que refrendar ese voto de castigo a Sánchez. Y con mayor rotundidad. Reúnase cuanto antes con el líder de VOX y hablen de cómo terminar con este infierno de progreso. ¿De verdad ha entendido el mensaje?

abascal-vox

La militarización

El giro de VOX hacia la militarización del partido en el último año ha sido impresionante. Abascal se ha convertido en el Sumo Sacerdote. Se ha rodeado de una cohorte de militantes-soldados donde el partido -todos a una- rinden culto a la personalidad de don Santiago como si se tratara de Lenin o del nuevo Ché. Un caudillismo “a la norcoreana”.

Prohibido hablar o dar ruedas de prensa fuera del partido sin autorización expresa del “soviet”. Prohibida la discusión interna de las decisiones del comité central. Expulsión de los liberales del partido, dogmatismo en cuestiones de fe, moral  y de religión. Pretenden reimplantar el reino de Cristo en la Tierra. Opacidad en las cuentas del partido y una invasión invisible y efectiva de El Yunque mexicano, la nueva fuerza integrista redentora y anónima a la que hay que guardar juramento y fidelidad eternos. Una corriente ultramontana que ya domina el partido.

La intransigencia y la venganza contra el PP, amparándose en que no van a regalar los votos recibidos, marcan su nueva estrategia: el ascenso al poder y al coche oficial. No habrá votos para el “socialismo azul”, desbarra el apuesto caballero de Bilbao.

De momento, el enfrentamiento  PP-VOX es la mejor tapadera para que el presidente haya detenido su caída libre. Hay partido. Si azules y verdes no alcanzar un acuerdo previo a los comicios, tendremos sanchismo hasta la próxima década. Los diputados conservadores siempre han despreciado a sus votantes. Parecía que en esta ocasión el objetivo estaba claro. Pues no. Nos jugamos España.

yolanda-diaz-sumar

La izquierda a la izquierda

Yolanda ha superado la prueba de la defenestración política de Irene Montero, con una frase tardía: “No es nuestro estilo”. La ministra de Trabajo habla a trompicones como Epi y Blas. Se cree que todos tenemos diez años. Ella viene a potenciar el “bienestar de los españoles”. La misma filosofía de VOX. Curiosamente. Prometió un programa en Magariños que nunca llega.  Las ocurrencias las va soltando mientras estrena modelito y peinado. Las sonrisas, enlatadas. Como los aplausos de su tropa. España les está esperando, susurra a sus admiradores.

Ocurrencias: cheque de 20.000 euros a quienes cumplan 18 años… para conocer mundo; rebaja de la jornada semanal de 40 a 32 horas. A los inspectores de su Departamento en huelga desde hace meses, que les den… Ella no dialoga con intransigentes. La patronal que pague las facturas de sus caprichos. Y mucha conciliación y mucho tiempo libre para el amor.

Su carrera de trepa y oportunista la ha recorrido siempre con el carnet del PCE en los dientes aunque ha traicionado a nacionalistas, mareas, IU y ahora desmantela Podemos. Ha metido en el camarote de los Hermanos Max a quince partidos heterogéneos con el único propósito de encabezar una lista repleta de enemigos para entregarle los escaños a su protegido Pedro Sánchez.

Me cuesta entender que sea la actriz con más credibilidad política. Me recuerda el año 2005 cuando el político más valorado era Paulino Rivero de Coalición Canaria que fue nombrado presidente de la Comisión del 11M. Ya se encargaron PSOE y PP de que las conclusiones no sirvieran para aclarar nada.

La vicepresidenta segunda tendrá que espabilar un poco antes de medirse en los debates televisivos. Quiere estar en todos. Ya ha descubierto algo novedoso: la gente tiene problemas para llegar a final de mes. Cierto. La economía española sale del Covid con el consumo de los hogares en plena recesión. Ahora se ha convertido también en banquera. Ofrece un 3,25 % a los militantes y simpatizantes que le adelanten más de 200 euros. ¿Quién garantiza el préstamo? Ella lo vale.

Yolanda aún no ha sido capaz de dar a conocer el número de fijos discontinuos que falsean todas las estadísticas laborales. Todavía los están contando. No vamos a oponernos al SMI ni a la SMV. Pero lo que nos gustaría saber es porqué  encubrió a un colaborador suyo acusado de pornografía infantil y expulsó del partido a las dos personas inocentes que lo denunciaron. ¿Presentará en sociedad a su número 2, embajador todavía en Naciones Unidas, que apoyó el proceso catalán, condenó la “represión” de los golpistas, está en contra de la OTAN, es partidario de la invasión de Ucrania, favorable a la entrega del Sáhara a Marruecos y que amparándose cobardemente en un seudónimo, se posicionó en contra de la Monarquía Parlamentaria? Todo un troskista ejemplar, amigo de Maduro y de Petro.

Otro sí, pregunto: ¿Incluirá la presidenta del Movimiento (Plurinacional) Sumar en su programa la petición de los  Comunes y de Podemos de un Referéndum para la secesión de Cataluña en la próxima legislatura?

La madrastra Yolanda es un bluff y obtendrá menos escaños que UP. Y por supuesto estará por debajo de VOX.

¡Ah!, no se preocupen por las lágrimas de cocodrila de doña Irene Montero. La solidaridad de su muchachada es inversamente proporcional al sueldazo que percibirán como cargo público. Doña Irene será coordinadora de la nada en el Partido con sueldo y pagas extraordinarias; su silencio es garantía de que se le puede rehabilitar para las Europeas de mayo de 2024 en puestos de salida. Ahí sí hay dinero. Y pensión vitalicia con dos mandatos. Diez años de aventura pagada a precio de oro.

Seguirá siendo ministra hasta el 23 de Julio; a partir del 24 continuará “en funciones” hasta que se forme nuevo gobierno. Si populares y voxistas siguen cabalgando en la irresponsabilidad, Sánchez la puede confirmar por su cuota feminista para que no se enfade el padre de sus hijos; si la primera vuelta nos ha revelado el camino del cambio, la ex ministra de Igual-da, a pesar de su nefasta gestión, cobrará como lucro cesante el 80% de su sueldo durante los próximos dos años. Recibirá, además,   cinco mensualidades del Congreso, una por cada año de diputada. Y además, cuando llegue a la edad de jubilación, por sus grandes servicios a la Patria  cobrará la pensión máxima allá por el año 2058.

Votar en defensa propia

Insisto en que estas elecciones generales son las más decisivas de nuestra vida; nos jugamos el cambio que merecemos. Una gran mayoría se ha volcado por el tándem PP-VOX frente al engaño, el populismo y el empobrecimiento de PSOE-Podemos y sus amigos. Tras el mal perder de Trías, el portavoz de Puigdemont en la alcaldía de Barcelona, ahora nos amenaza unir fuerzas con ERC para estrangular al Estado en todos los frentes. Vuelven al monte. Ya prometieron que lo volverían a hacer. Estamos ante una amenaza sería de secesión, sin mecanismos jurídicos para parar a Aragonés, Colau, Podemos, ERC, Otegui, los democratacristianos del PNV y los colaboradores necesarios del PSC.

Illa negocia con los insurgentes, sin complejos, la Diputación de Barcelona -1.200 millones de presupuesto con renovación de  contrato a la mujer del fugado Puigdemont- para que el negocio funcione.

O los demócratas votamos masivamente la Carta Magna, la Transición y la Monarquía Parlamentaria… o volveremos al sanchismo guerracivilista. Qué izquierda y qué derecha, como advierte nuestro admirado Santi González.

españa-rey-presidentes

Esto no es el club de la comedia, que puede convertirse en tragedia, farsa, sainete o entremés. Hablamos de las cosas de comer,  más libertad  y más democracia frente al populismo bolivariano.  Nos jugamos el futuro de nuestros hijos y de los hijos de nuestros hijos. Hará falta una década para olvidar esta tragicomedia de don Pedro y el sanchismo. Y mucho valor para desmontar tanta demagogia.  Ahora más que nunca echamos de menos a doña Inés. Me olvidé de olvidarla. Azules y verdes,  pactos urgentes ya; sin miedos y sin complejos.

Antonio Regalado dirige BAHÍA de ÍTACA en:

aregaladorodriguez.blogspot.com