La Reina elogia al Instituto Cervantes por su labor como difusor del español

Natalia González Velázquez

Pie de foto: La Reina, durante su intervención en el acto inaugural

La Reina Letizia ha inaugurado en Santiago de Compostela la Reunión Anual de Directores del Instituto Cervantes con un discurso en el que ha elogiado a la institución por su labor: “Gracias por llevar la lengua y la cultura en español a tantos lugares, por ser instrumento de convivencia e intercambio de conocimiento y por ser pioneros en la investigación de la enseñanza del español en lengua extranjera”.

Es la primera vez que acude como Reina de España a este cónclave anual, al que había asistido en ediciones anteriores en calidad de Princesa de Asturias, acompañada del entonces Príncipe.

Doña Letizia ha declarado que son días para trabajar y “celebrar” la fuerza del español. “Quinientos millones de personas son muchas personas”, ha dicho, “por eso conviene alegrarnos del hecho grandioso que supone que podamos relacionarnos, convivir, comunicarnos entre todos en una lengua común”.

“Y por eso conviene también –ha añadido- reconocer la labor de los que estáis implicados en la enseñanza del español”, refiriéndose especialmente al Instituto Cervantes, que cumplirá veinticinco años en los próximos meses.

La Reina ha finalizado su intervención animando a los directores a que vuelvan a sus centros en todo el mundo “con un impuso renovado para seguir con la tarea importantísima de promocionar y difundir el español y su cultura, e iniciar a tantos millones de personas en ese misterio del `ser´ y el `estar´”.

Diplomas DELE y certificados SIELE

El director del Instituto, Víctor García de la Concha, ha agradecido “el interés primordial de la Corona” por todo lo relacionado con el español y con el Instituto, y ha recordado dos de los actos que han sido presididos recientemente por los Reyes junto al Instituto Cervantes: la presentación del SIELE (futuro certificado de español que se obtendrá por internet) en México y la sesión con hispanistas franceses en el Cervantes de París.

De la Concha ha señalado las dos prioridades del Instituto relacionadas con la certificación del español, y que están siendo motivo de debate. Por un lado, el  mencionado SIELE que se pondrá en marcha  -en colaboración con la UNAM de México y la Universidad de Salamanca- en 2016, en tres zonas de interés prioritario: Estados Unidos, Brasil y China. Por otro lado, el diploma de español DELE, para el que se prevé una fuerte demanda, ya que las nuevas leyes de nacionalidad española para extranjeros y sefardíes exigen a todos los aspirantes que obtengan dicho diploma oficial que expide el Instituto.

Tras mostrar algunos datos sobre el crecimiento del español en el mundo y su consolidación como segunda lengua de comunicación internacional, García de la Concha ha celebrado que el Cervantes siga extendiéndose en diversos países y ciudades: Corea del Sur, Luxemburgo, El Aaiún etc. Además, ha insistido en que la institución seguirá el proceso de “iberoamericanización”, porque el español “es un patrimonio común de todos los hispanohablantes”, de los cuales solo un 10% vive en España.

“Hay que crear una marca global iberoamericana”

También el secretario de Estado de Cultura ha defendido esta apuesta por Iberoamérica: “Debemos ser cada día más iberoamericanos de hecho, no de palabra”. Hay que crear, ha apuntado José María Lassalle, “una marca global iberoamericana a través de la lengua y la cultura en español”.

El presidente de la Xunta de Galicia ha agradecido al Cervantes su labor de fomentar en todo el mundo la lengua y la cultura gallegas: “mientras que el español nos une con Hispanoamérica, el gallego une a esta comunidad con el mundo lusófono”. No han faltado las alusiones al Camino de Santiago: “En torno a la Ruta Xacobea –ha asegurado Alberto Núñez Feijóo- nace la idea de Europa y la convivencia fraternal de los idiomas”; por eso, el Camino “es una premonición de la globalización de las lenguas”.

Por su parte, el alcalde de Santiago de Compostela, Martiño Noriega, ha recordado que ambas lenguas (castellano y gallego) son de uso general en la ciudad que acoge a los directivos del Cervantes, y ha destacado que Santiago, Ciudad Patrimonio de la Humanidad, es “un símbolo que ha desbordado las fronteras gallegas”.

Tras la ceremonia de inauguración, celebrada en la Ciudad de la Cultura con el patrocinio de la Xunta de Galicia y el Ayuntamiento de la ciudad, continuarán las sesiones de trabajo de los directores del Cervantes en España y en casi 60 ciudades de los cinco continentes, con el objetivo de fijar la estrategia de la institución para los próximos años. 

Más en Cultura