Tras el recrudecimiento de la guerra comercial entre China y Estados Unidos, ahora parece que se busca la vuelta a la negociación

Donald Trump anuncia que China quiere volver a las negociaciones comerciales

photo_camera AFP/Paul J. Richards y Ed Jones - Combo de imágenes que muestran al presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de China, Xi Jinping

El presidente estadounidense, Donald Trump, anunció este lunes que su Gobierno ha recibido una comunicación de las autoridades chinas diciendo que están dispuestas a volver a la mesa de negociaciones para discutir un acuerdo comercial. "China llamó la pasada noche a nuestros responsables comerciales y pidieron volver a la mesa... Es un acontecimiento muy positivo para todo el mundo", recalcó Trump durante unas breves declaraciones junto con el presidente egipcio, Abdelfatah al-Sisi, con el que se reunió al margen de la cumbre del G7.

Además, manifestó su "gran respeto" por el presidente chino, Xi Jinping, por dar este paso y señalar que "quieren un acuerdo" que ponga fin a la guerra comercial entre Estados Unidos y China, que dura ya año y medio. Pasos como este muestran "por qué Xi es un gran líder", ya que "comprende cómo funcionan las cosas".

Trump, en un tono muy positivo, recalcó que "empezaremos muy pronto" las conversaciones con Pekín y "veremos qué pasa", pero incidió en que "ellos quieren logran un acuerdo", algo que consideró "muy importante".

Este anuncio llega después de que el pasado viernes Donald Trump escalase dos nuevos peldaños en la guerra comercial con China, y de que Pekín anunciase unos aranceles de represalia contra EEUU.

Ese día, Trump anunció que aumentaría dos rondas de aranceles anunciadas previamente y que aún no han entrado en vigor, y además avanzó que podría invocar la Ley de Emergencia Nacional para ordenar a las empresas estadounidenses que operan en China que abandonen sus actividades en ese país.

El yuan cae a mínimos frente al dólar desde hace 11 años

Por otro lado, el yuan chino ha vuelto a caer este lunes a un nuevo mínimo desde 2008 frente al dólar, en medio del recrudecimiento de la citada pugna comercial entre China y Estados Unidos; esta devaluación, a su vez, provocó fuertes descensos en las bolsas chinas: así, el parqué hongkonés cerró su media sesión con un descenso del 2,79%.

Según el portal de noticias financieras Yicai, cada dólar llegó a intercambiarse por 7,15 yuanes según la tasa 'onshore' -la operada en mercados locales- sobre las 11.50 hora local (03.50 GMT) tras las operaciones de la mañana, lo que supone la cuota más alta desde febrero de 2008.

Que la tasa 'onshore' crezca es una señal de que el renminbi (nombre oficial de la moneda) se está debilitando, ya que para los poseedores de yuanes es más caro comprar dólares. Por su parte, la tasa 'offshore' -la operada en mercados internacionales como Hong Kong- se situó en 7,1355 yuanes por dólar.

Billetes en dólares estadounidenses y yuanes chinos

Aunque ambas tasas suelen moverse en niveles similares, la 'onshore' está controlada por el Banco Popular de China (BPC, central) -que no permite que fluctúe más de un 2% con respecto a la cifra de referencia cada día- y la 'offshore' no. Los inversores o entidades que quieren cambiar dólares por yuanes suelen utilizar la tasa de cambio 'offshore' fijada en el mercado de divisas de Hong Kong.

Como consecuencia, el Hang Seng, índice de referencia de la bolsa de Hong Kong, cerró su media sesión con una bajada del 2,79% que remitió a descensos del 2,95% poco después de su apertura, a las 13.30 hora local (9:30 GMT). Por su parte, la Bolsa de Shanghái retrocedió un 0,95% a media sesión mientras que la de Shenzhen lo hizo un 0,72%.

De acuerdo con Yicai, el BPC ha estado tratando de estabilizar el yuan en las últimas semanas tras permitir una caída repentina a principios de agosto, cuando rompió la barrera psicológica de las 7 unidades por dólar en ambas tasas. Entonces, los analistas interpretaron que la bajada era una represalia o un aviso después de que el presidente estadounidense, Donald Trump, indicase que impondría tasas del 10% a productos chinos valorados en 300.000 millones de dólares a partir del 1 de septiembre.

China prometió contraatacar y este viernes cumplió sus amenazas con la imposición de aranceles a bienes de Estados Unidos por valor de 75.000 millones de dólares, una nueva señal de que Washington y Pekín mantienen aún posiciones alejadas para resolver el conflicto.

Poco después, Trump anunció que en las próximas semanas aumentaría al 30% los aranceles sobre 250.000 millones de dólares en productos chinos, y al 15% los gravámenes sobre otros 300.000 millones en bienes del gigante asiático.

Una de las principales quejas del Gobierno estadounidense en el marco del conflicto comercial es la denuncia de que Pekín supuestamente manipula su divisa para evitar que se aprecie en demasía y que, por tanto, sus exportaciones pierdan competitividad.

La guerra comercial de EEUU y China arrastra a bolsas del Sudeste Asiático

El endurecimiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China también arrastró este lunes a las bolsas del Sudeste Asiático. Los principales mercados de valores de la región cerraron la jornada con pérdidas, especialmente acusadas en los parqués de Singapur y Yakarta, con la excepción del de Manila, que cerró por festividad local.

En Singapur, la bolsa de valores cayó 45,02 puntos, el 1,45%, y el indicador compuesto Straits Times cerró con 3.065,33 enteros. En Indonesia, la plaza de Yakarta retrocedió 41,08 puntos, el 0,66% y el índice JCI acabó con 6.214,51 puntos. En Malasia, la bolsa de Kuala Lumpur perdió 8,80 puntos, el 0,55%, y el selectivo KLCI terminó en 1.600,53 puntos. En Tailandia, el parqué de Bangkok descendió 23,95 puntos, el 1,45%, y el índice SET acabó la jornada con 1.622,73 puntos. Mientras, en Filipinas, la bolsa de Manila cerró por festividad local, y en Vietnam, el índice VN de la bolsa de Ho Chi Minh (antigua Saigón) cerró con 982,88 puntos tras mermar en 9,57 puntos, o el 0,96%.

Más en Economía y Empresas